Entrevista a Ginna Ortega, codirectora de “Toro”, el documental que presenta al “fotográfo de la cárcel” Hernando Toro Botero


Por Sandra M Ríos U
Twitter: @sandritamrios

“La película celebra esos lugares marginales, rescata esas pequeñas luciérnagas, celebran esas oscuridades. Toro es esa luciérnaga que es desconocida”. 

 

Cinco años de realización, tres de rodaje contínuo, tomó a Ginna Ortega y Adriana Bernal finalizar “Toro”, el documental que presenta la genial historia de Hernando Toro Botero, un fotógrafo empírico que desarrolló su carrera en la cárcel Modelo de Barcelona, donde estuvo recluido por varios años, en los noventa, pagando una condena por narcotráfico. 

Desde ese impensado espacio, símbolo de la represión franquista que ahora es un museo, logró internacionalizar su nombre, al convertir su celda en un estudio fotográfico donde retrataba a sus compañeros con una luz, verdad y sensibilidad especial. Más de 40 exposiciones, reconocimientos  y hasta la aparición en el libro “150 años de la fotografía española” hacen parte de sus logros alcanzados.

A su regreso al país las directoras colombianas lo conocen y visitan, estableciendo los primeros contactos que las llevaron a pensar en la posibilidad de realizar un cortometraje documental, pero pronto descubren que detrás del conocido como el “fotógrafo de la cárcel” había mucho más; se escondía un personaje fascinante, complejo, un tanto irreverente y que en sí mismo encerraba varias lecciones o mensajes metafóricos, como el de las luciérnagas, un símbolo que flota en esta historia como representación de un ser despojado de prejuicios que retrata y da brillo a personas anónimas, a gente marginal, y elimina la barrera de los estereotipos. 

Ginna y Adriana tuvieron la fortuna de conocer y acceder a su obra trasgresora completa de forma sorpresiva, a fotografías inéditas que sumaron un material de archivo análogo con más de 21 mil piezas que, además, fueron digitalizadas por el propio Toro para la película. Eso hizo de esta producción todo un reto que las llevó a ser muy creativas a la hora de mostrar y explotar dicho material, haciendo uso de animaciones, graficaciones y varios collages presentados cada vez de forma distinta y que le dan dinamismo a la historia. “Nos hizo pensar que nos tocaba arriesgarnos a explorar el archivo, de ver otras maneras de explorar el archivo, que no se trata de poner solamente una foto y ya, sino que vale la pena intervenirlo, vale la pena yuxtaponer imágenes y jugar.  No se trata solamente de ese purismo de la imagen, sino que nosotras estamos interpretando esas imágenes en la película”, nos comentó en una larga conversación, a finales de la semana pasada, Ginna Ortega. Con el uso de los collages, las directoras logran darle una importancia a los documentos de archivo que dan cuenta de la vida al interior de un centro penitenciario que fue cerrado en 2017, tras 119 años de funcionamiento. (Leer reseñas de Toro).

El documental usa la narración con voz en off como hilo entre el personaje y la experiencia reveladora que fueron teniendo las realizadores a medida que iban profundizando en la vida y obra de este artista, un recurso al que le temían y les costó más de un año sacar adelante. “Nunca pensamos hacer la película con una voz en off… es un recurso al que yo le tengo mucho respeto, es muy difícil. De lo más difícil de hacer la película fue la voz en off, fue un proceso muy arduo que apareció cuando nos dimos cuenta que la peli de Toro by Toro, de él solamente hablando, no era tan interesante, porque habían muchas cosas que él no mostraba, que no decía y que nosotras sabíamos. Hicimos muchos ejercicios, muchos experimentos y encontramos que podía ser un correlato en la película, porque una cosa es Toro y toda su puesta en escena y carácter, y otra cosa somos nosotras detrás de la cámara… Fue un proceso muy complejo, nos demoramos un año escribiendo esa voz, grabando, regrabando y pensando”, nos confesó Ortega. 

Detrás de este personaje de carácter fuerte, dominante y sincero hay otra serie de mensajes – los de las segundas oportunidades, la resiliencia y la empatía -,  que enriquecen a la película y dan razón a que “Toro” sea un largo y su personaje digno de ser llevado a la pantalla. El próximo 18 de mayo, la película finalmente se estrena en salas de cine, tras un recorrido por festivales nacionales y extranjeros. Será esta la oportunidad para que Ginna y Adriana se encuentren con Toro, quien vuelve al país desde España para la promoción de la película, y a quien no ven desde 2019.  Será además el momento para que el fotógrafo vea la producción, por primera vez, en una pantalla grande. 

La conversación completa:

Síguenos en TikTok

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram




Estrenos recientes



Dune: Parte dos


Kung Fu Panda 4


Godzilla y Kong: El nuevo imperio


El salario del miedo


Madame Web


Migración. Un viaje patas arriba


Fabricante de lágrimas


El corazón del cazador


Dune


Baghead


Civil War


Imaginary


Atrapados en el abismo


Breathe


Oppenheimer


El Pájaro Loco ¡Lío en el campamento!


Misión hostil


La primera profecía


Cazafantasmas: Imperio helado


Megamind contra el sindicato del mal



Próximos estrenos



El reino del planeta de los simios


El especialista


Amigos imaginarios


Garfield: La película


범죄도시 4


Tarot


Sin edulcorar


九龍城寨·圍城


The Strangers: Chapter 1


Unsung Hero


鬼天廈


Stress Positions


We Grown Now


Cash Out


I Saw the TV Glow


Arap Kadri


City Hunter


Little Empty Boxes


Jericho Ridge


Huling Tikim


忐忑電梯


Hasta el fin del mundo