Click en el banner para más información


Click en el banner para más información

Entrevista a John Carroll Lynch, actor que debutó en la dirección de la entrañable Lucky


Por Sandra M Rios U
Twitter: @sandritamrios


Al actor estadounidense John Carroll Lynch muchos lo recordarán por su personaje de Norm Gunderson del clásico “Fargo” de los hermanos Coen y otros por su también extensa participación en televisión en series como American Horror Story. 

23 años después de iniciada su carrera en el cine, se encajaron las piezas para poder dirigir su primera película y aunque no imaginaba que fuera con una historia tan trascendental como la de Lucky, terminó haciendo un espléndido debut que resultó ser además la despedida de la leyenda Harry Dean Stanton, quien murió en septiembre de 2017, a los pocos meses de terminada. 

Lucky es una película entrañable, profunda, honesta, nostálgica y graciosa a partes iguales, que no solo representa a un personaje ateo y de 90 años debatiéndose entre la vejez, la soledad y la muerte, sino a un actor que en realidad estaba conviviendo con esas situaciones y pensamientos, y que puso mucho de su vida personal en ella. Aclamada por la crítica, el actor no solo tuvo la oportunidad de dirigir a Dean Stanton en el mismo set, sino también al venerado cineasta David Lynch, amigo personal del fallecido actor.

A propósito del estreno de Lucky (leer reseña) en cartelera a partir de hoy, conversamos sobre esta experiencia en su carrera:

  • Has dicho que nunca imaginaste hacer tu debut en la dirección con una película como esta. ¿Cómo lo habías imaginado inicialmente?

Regularmente los actores consiguen dirigir cuando escriben un guion o cuando adaptan uno para actuarlo ellos mismos, si son lo suficientemente famosos, o cuando trabajan en un programa de TV y logran este propósito presionando a los directores ejecutivos. Cuando un amigo me ofreció un guion como este, con un actor como Harry Dean Stanton, fue para mi un generoso regalo.

  • En las primeras etapas del proyecto estuviste involucrado como actor, pero Drago Sumona y Logan Sparks (los guionistas) te ofrecieron dirigirla. ¿Cómo fue esta historia? ¿Cuál fue el argumento clave que te hizo asumir el reto?

Drago sabía que yo estaba a la espera de dirigir algo. Logan y Drago querían un actor para dirigirla, entonces cuando me llamaron conversamos sobre lo que la película requería desde la dirección. Acordamos cómo se suponía sería el estilo, el diseño de producción y el tono. La razón específica por la que terminé aceptando fue porque amé el guion y el poder ver a Harry haciéndolo. Había la confianza en que yo podía construir la película desde que supe de su realización. Este proyecto estaba justo a mi medida y ambición.

  • Cuando los actores deciden dirigir actores la experiencia es, supuestamente, muy gratificante la mayoría de las veces puesto que saben como tratar a sus colegas de una forma más agradable, pero con leyendas como Harry Dean Stanton (q.e.p.d.) y el cineasta David Lynch, uno imagina que los retos son mayores. ¿Cómo fue esa experiencia con dos grandísimas leyendas?

Harry era un actor experto. Dirigirlo a él con un material tan personal fue todo un reto, especialmente dado las limitaciones de energía que él tenía día tras día. Debíamos ser económicos en todos los sentidos. David (Lynch) fue muy respetuoso conmigo y el proyecto, de tal manera que su estatus de leyenda nunca fue un obstáculo. Él fue, en realidad, un gran apoyo.

  • Lucky es una película muy personal y cuando se ve uno siente que Dean Stanton está ahí no haciendo un rol sino que es él mismo. Hace pocas semanas leía una publicación fantástica en su homenaje y confirmé eso. ¿Cómo fue lidiar con el hermoso personaje que él interpreta?

Harry nunca quiso ser grabado actuando. Él necesitaba que todo fuera real incluido algunos tequilas y sus cocteles bloody Mary. La película fue muy personal, lo que la hacía más difícil dado que la perspectiva que Harry tenía de su propia vida era diferente a la que Lucky tenía de él, sin embargo, eran muy cercanas en algunos momentos. Fue difícil para nosotros encontrar el tono específico, pero lo hicimos. Él lo hizo.

  • Lucky es una película nostálgica pero a la vez es adorable, emotiva y graciosa. ¿Cómo describes el acercamiento para hacer una drama tan efectivo sobre la vejez, la soledad y la muerte?

Es una película transparente. Ver la fragilidad de la vida y su significado o el sinsentido de la misma de una forma sincera, sin aditivos. A mi me gusta eso.

  • Desde que vi la película en 2017 – en el Festival The Classics organizado por Juan Carvajal – tengo grabados intacto, en mi mente, algunos momentos que me han conmovido profundamente (como la celebración del cumpleaños). ¿Tienes algunos momentos favoritos de Lucky?

En realidad, los primeros 128 minutos (risas).



  • En Latinoamérica los directores a menudo están involucrados en todas las etapas de un proyecto: la preproducción, la producción y la post, así que usualmente quedan muy satisfechos con el trabajo final, puesto que están en control de todos los aspectos. En Hollywood sucede que al terminar de rodar, la etapa de rodaje la asumen otros, incluso en algunas películas de tipo indie. ¿Pudiste participar de la etapa de montaje? ¿Cómo fue esta etapa?

Yo por fortuna estuve involucrado desde el inicio hasta el final. Desde las fases iniciales del rodaje hasta su entrega. Siento que lo que dices es una realidad de los cineastas con que he trabajado. El corte final es reservado, a menudo, pero en las películas indie no tanto desde mi experiencia.

  • Cuéntanos sobre las decisiones de tipo formal que tomaste para encarar este debut.

Cada decisión estuvo enmarcada por el vaivén entre la vitalidad y la fragilidad de la vida en el guion. Yo quería que la audiencia estuviera en el cuarto con Lucky, nunca alejado. Nunca distante.

  • ¿Ya estás trabajando algún nuevo proyecto como director? Admiro tu trabajo como actor, pero después de esta inmensa película, creo que somos muchos los que anhelamos verte en otra, dirigiendo.

Ahora mismo estoy mirando y escribiendo. Me emociona esa idea, pero sé el compromiso que representa. Que me digas que hay gente que anhela verme dirigir otra película lo agradezco mucho. ¡Me ayuda!

  • ¿Y qué hay de nuevos proyectos como actor?

Viene “The Highwaymen”, una película de Netflix y “One Dollar”, una serie que está terminando su primera temporada. Y también la última temporada de “Veep”.




 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram