Escenas destacadas del Cine: The Running Man. Homóloga de Los Juegos del Hambre


Por Sandra M Ríos U
Twitter: @sandritamrios


No soy la única que cuando escuchó hablar del libro y posterior adaptación cinematográfica de Los Juegos del Hambre, recordó el clásico de la ciencia ficción, The Running Man, y es que es clara la referencia hacia este film. En ambas, el mundo ha colapsado y Estados Unidos ya no es lo que conocemos de el. En ambas una fuerza oscura se ha alzado en el poder para controlar el mundo, en ambas la forma de infundir miedo a la población es trasmitiendo un reality show en donde gente del común debe luchar a muerte mientras son vistos en pantalla por centenares de espectadores. Ambas tienen un presentador muy carismático que se encarga de avivar al espectador deseoso de acción y sangre. En ambas, hay un luchador que se ofrece como participante a cambio de algún familiar o compañero.

¡Y las comparaciones siguen! En ambas, el campo de batalla es manipulado por un mando de control que envía pruebas cada vez más letales a sus participantes. En la una y en la otra, la gente es escalofriantemente entusiasta y apuestan por sus favoritos. En ambas, finalmente, el protagonista encuentra la forma de retar a la mente detrás de ese juego perverso, así que ambas recrean en un futuro lejano los combates de los gladiadores de la antigua Roma.

Esta película se estrenó en 1987 y ese personaje central fue protagonizado por Arnold Schwarzenegger quien interpretaba a Ben Richards, un piloto militar que es encarcelado por un delito que no cometió pero al que se le da una segunda oportunidad si logra salir con vida del programa televisivo. En realidad, el guión original contaba con un protagonista más del común de las gentes, uno muy parecido a Katniss (la protagonista de Los Juegos del Hambre).Un hombre de hogar que se sacrifica por su hija (Katniss lo hace por su hermana) agonizante de neumonía.

Esta adaptación, al igual que como ocurrió con Los Juegos del Hambre, se distanció de la obra literaria en que se basó al entrar Arnold a protagonizarla. Es de recordar que el estreno de este filme ocurre en su época de gloria donde el actor austriaco vendió una imagen de hombre fuerte, recio y de apuntes cómicos increíblemente tontos.

The Running Man se basó en un bestseller de Stephen King que plantó esta sociedad distópica en el año 2025, en donde unos padres dan todo por salvar a su hija enferma. El padre audiciona para el reality más visto de la televisión. Una bárbara lucha a muerte por la que puede obtener miles de dólares, mientras que su madre se prostituye.

Curiosamente el atractivo de esta película fue Arnold, sus chistes y su lucha con los gladiadores aquí llamados los cazadores puesto que los efectos visuales aunque decentes no fueron los más cuidados y extraordinarios. El otro ingrediente que le dio resonancia a la película, fue la participación de la actriz cubana Maria Conchita Alonso que para aquella época despertaba el mismo interés en Hollywood que hoy día lo hacen Salma Hayek y Penélope Cruz.

Su personaje era el de Amber Mendez, una empleada del canal que trasmitía el reality show pero que descubre la cruel realidad de los mismos y es enviada a la zona de juego como castigo. De estos dos protagonistas se recuerda la escena en la que ambos cruzan miradas mientras que al personaje de Arnold le están leyendo su contrato. O cuando ella es salvada por Richard de los dos malvados guerreros Buzzsaw y Dynamo, este último uno de los cazadores más recordados, cantante de ópera y con un disparador de un mortal rayo.

La película, como ocurre con la literatura distópica, se convierte en una sátira social que pecó por sus excesos en los diálogos, no solo por los comentarios flojos de Schwarzenegger y algunos diálogos acartonados, sino también a la ambientación de ese futuro lejano. Mucho se ha hablado de los trajes de látex que usaron sus protagonistas. The Running Man a pesar de su historia no se tomó tan en serio ese discurso. Algo que sí hace la novela de Stephen King y que si intentó hacer la adaptación de Los Juegos del Hambre aunque también se quedó bastante lejos de la versión original escrita por Suzanne Collins.

Otra de las escenas recordadas ocurre cuando Richard tiene la oportunidad de acabar con Dynamo, mientras la gente enardecida se lo pide, pero este no lo hace y les trasmite por televisión un mensaje tan de cliché pero heroico que deja a la gente estupefacta:  “no mataré a un ser humano, ni siquiera a un ser tan sádico como tú” Richard se gana los desprecios del público observador. Esta escena quedó marcada en la crítica por la aparente bondad que despertó el personaje después de que en realidad acabó con medio mundo y se convirtió en la película más violenta que el “governator” ha rodado hasta la fecha.

La película termina con un tosco abrazo de Arnold Schwarzenegger a Maria Conchita Alonso que antecede un beso que da paso a los créditos finales. El director de esta obra fue Paul Michael Glaser, quien estrenó 5 películas bajo su dirección. Esta la más conocido. El resto de su carrera la ha hecho la actuación.

Amber conoce a Richard

Dynamo y Amber Enviada en el campo de batalla





 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram