La escritora Sally Rooney conversa sobre la serie “Normal People” basada en su exitosa novela






Sally Rooney es una joven escritora irlandesa (29 años) que debutó en 2017 con la novela “Conversations With Friends” que fue vendida en 12 países. Un año después publicó su segunda novela, “Normal People”, convertida en un best-seller en Estados Unidos con más de 64 mil copias vendidas y ganador del premio a Mejor Novela de 2018 en los Costa Book Awards de su país. En 2019, Hulu y BBC Three adquieren los derechos y anuncian la adaptación para una serie. Ahora es conocida como la voz de la literatura de los millenials. 

De 12 episodios y buena aceptación en Estados Unidos tras su lanzamiento el pasado mes de abril, Normal People estará disponible en Latinoamérica a partir de este jueves 16 de julio en la plataforma de Starz Play.


Si lo prefieres, puedes escuchar esta publicación aquí:

Bajo la dirección de Hettie Macdonald y Lenny Abrahamson, fue la propia Sally quien hizo parte del equipo que escribió la serie que sigue la relación tanto tierna como tensa de Marianne y Connell al final de sus días escolares en un pequeño pueblo del oeste de Irlanda y hasta sus años de pregrado en el Trinity College. Ambos se conocen y reconocen una conexión extraña e imborrable que deciden ocultar. Tiempo después se reencuentran estudiando en el mismo lugar con rumbos que parecen distintos.

Sobre la experiencia de llevar su libro a la pantalla chica, Rooney ha dicho que “el mayor reto de adaptar el libro fue tratar de hacer visible la vida interna de los personajes a través de sus acciones externas. De alguna manera, “Normal People” es una novela que se trata de las diferencias entre el ser externo y el ser interno de los personajes, así que tuvimos que buscar nuevas formas de dramatizar estas diferencias en la pantalla”. La escritora trabajó con la coguionista Alice Birch.

La novela ha despertado toda clase de comentarios positivos con una historia llena de complejos matices donde lo dulce y lo amargo de las relaciones es una constante y fundamentan la amistad y el amor que definen a sus dos protagonistas. De ella la directora Isabel Coixet decía que: “Marianne y Connell se acercan, se alejan, se aman, dudan, cada uno piensa que al otro no le importa lo bastante, se deprimen, sufren, gozan y el vals que nos narra Sally Rooney termina siendo una historia de amor cercana, honesta, pura y bellísima”.

A la autora también le permitieron hacer parte del proceso de casting que tuvo la suerte de encontrar a Paul Mescal, actor irlandés con experiencia en teatro, a quien le encargaron el personaje de Connell Waldron, un buen estudiante y muy talentoso cuya madre trabaja como empleada doméstica en la familia de Marianne, el otro personaje principal, que fue más buscado hasta encontrar a la británica Daisy Jessica Edgar-Jones. Marianne, es una estudiante de una familia acomodada y es ella quien le sugiere a Connell mantener en secreto su relación.

Sally reconoce un cambio en la forma en que ahora ve a sus protagonistas tras la adaptación para la serie: “Creo que probablemente me ayudó a desapegarme de los personajes, de una manera productiva. Mientras escribía la novela, estaba completamente sola con Marianne y Connell y en ocasiones se sentían como proyecciones de mí misma. Escribir la serie fue una experiencia diferente que me permitió ver a los personajes de una manera nueva, como si fuera desde afuera. Sentí pena por ellos, lo cual no creo haber sentido nunca cuando estaba escribiendo el libro”.

La serie, al igual que la historia original, está ambientada en Irlanda, teniendo como lugar central una pequeña ciudad ficticia en el condado de Sligo, pero también incluía algunos lugares específicos en Dublín. Que se conservaran los escenarios fue algo que desde un principio no fue negociable para Rooney. “Ninguno de nosotros realmente creía que esos lugares fueran genéricos o intercambiables. Estábamos comprometidos a lograr el entorno adecuado así como en hacer justicia al entorno específico de la historia, y creo que se ha convertido en una parte importante del espectáculo”. Ella visitó un par de veces el set experimentando como cualquier lector lo que era ver convertida su imaginación en espacios reales muy decorados. “Fue muy extraño caminar a través de las distintas habitaciones de la casa de Marianne, extraño cuando parecía coincidir exactamente con lo que había imaginado y, por supuesto, extraño también cuando no era así”.

La autora es clara en asegurar que ni la obra original ni la adaptación ofrecen al lector/espectador algún tipo de lección o moraleja y que por tanto si “la realidad de estos personajes es convincente, entonces tal vez demuestre que es posible cierto tipo de relación entre dos personas. Pero nada más que eso”.

Sally Rooney para finalizar comenta que definitivamente sus escenas favoritas son en las que los protagonistas aparecen juntos hablando a solas. “Creo que desde el principio Lenny y yo tuvimos la misma percepción de qué escenas eran las más importantes, por lo que sabía que podía estar segura de que ambos queríamos lo mismo de la adaptación. Siempre me emocionó ver cómo él hizo que esos momentos cobraran vida en la pantalla”.

Normal People está compuesta de 12 episodios de 30 minutos cada uno.


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram