Las Películas de James Bond – 50 años de historia del Agente 007






En febrero de 1952 nace James Bond uno de los personajes de la ficción más recordados de todos los tiempos, creación del escritor británico Ian Fleming quien a través de este, una especie de alter ego si se tiene en cuenta que el autor prestó sus servicios en la División de Inteligencia Naval Británica, transformó el mundo de la literatura y el cine que desde entonces lo adoptó como el prototipo para describir y caracterizar al clásico agente encubierto con “licencia para matar”.

Fleming escribió doce novelas y nueve cuentos que han sido llevados por completo al cine en 22 ocasiones (próxima a estrenarse una más). La primera novela que se adaptó para cine fue El Agente 007 contra el Doctor No en el año 1962 basado en el sexto libro publicado por el escritor.

Hoy se llega a 50 años de historia de esta exitosa y talentosa franquicia cinematográfica, por eso hoy ha sido escogido como el Día Mundial de James Bond, el único personaje que ha sido llevado al cine en 23 ocasiones con la última secuela que se estrena el próximo mes en Colombia, Skyfall.

La fiesta de Bond incluye varias celebraciones en el mundo como la exhibición del documental EVERYTHING OR NOTHING: THE UNTOLD STORY, fiestas temáticas, una subasta con los objetos de James Bond y una restrospectiva que se llevará acabo en el Museo de Arte Moderno de Nueva York. A esto se suma la presentación oficial del tema principal de la película 23 de James Bond interpretada por la cantante británica del momento, Adele.

En 50 años de historia cinematográfica – que no solo ha dado para las versiones oficiales sino las no oficiales que incluyen una parodia – han sido siete los galanes que se han encargado de dar vida al Agente 007  y de sus voces hemos podido escuchar la famosa presentación: Yo soy Bond, James Bond. El actor británico Roger Moore es el que más lo encarnó (siete ocasiones) seguido por Sean Connery (6), Pierce Brosnan (4), Timothy Dalton (2), Daniel Craig (3), el más reciente y George Lazenby (1).

Ranking por Iván Mauricio Marmolejo.

22. Los Diamantes son Eternos (Diamonds Are Forever – 1971)
La película más floja de la saga encuentra a un Sean Connery volviendo a representar a Bond como alguien obligado a hacerlo. A Connery se le nota lo inconforme de volver a encarnar el rol, después de una breve pausa en la cual George Lazenby se hizo con el papel y lo abandonó ante la presión de público y crítica.

Connery representa a un Bond que se aprecia mucho más maduro físicamente pero no convincente en sus parlamentos. La trama no ayuda de mucho, pues Bond se enfrenta (nuevamente) a S.P.E.C.T.R.E. y a su jefe Ernst Blofeld, en un complot que involucra casinos de Las Vegas y plataformas petroleras.


21. El Hombre de la Pistola de Oro (The Man With The Golden Gun- 1974)

El hombre de la pistola de Oro es representado nada más y nada menos que por Christopher Lee (Saruman en la saga del Señor de los Anillos) quien siempre quiso participar de la saga desde la época de Dr. No. Aunque su villano (Scaramanga) es una versión megalomaniaca de James Bond, no consigue salvar una película, que salvo su tema musical, resulta completamente monótona y aburrida. Roger Moore representa por segunda oportunidad a Bond a quien no se le asignan ninguna misión, sino que debe encarar el desafío propuesto por Scaramanga de demostrar quien es el mejor en su oficio. El resultado es: Bond en vacaciones perseguido por una asesino a sueldo. Lamentable.


20. Muere otro día (Die Another Day – 2002)
Es una lastima que la salida de Pierce Brosnan como Bond (uno de los mejores en mi humilde opinión) se haya tenido que dar en la forma de esta película tan descabellada e inverosímil. Su director (Lee Tamahori) diseño una película que no sigue la tradición del personaje sino que lo convierte en un clon del agente XXX de Vin Diesel.

Así como Roger Moore tuvo su Moonraker, Brosnan realiza una cuarta película en donde Bond utiliza carros invisibles, rayos lasers y surfing con paracaídas. ¿Necesito decir más?. Halle Berry y un palacio de hielo en Islandia no ayudan de mucho.


19. Misión Espacial (Moonraker – 1979)
Moonraker fue la primera película que vi de James Bond, tenia como 5 años y era de las primeras experiencias cinematográficas a las que tenia acceso. Moonraker se pego del éxito de Star Wars (1977) para lanzar literalmente a Bond al espacio.

Posee un soundtrack de lujo cortesía de John Barry, pero la escena final con los curiosos sonidos de disparos láser y el caricaturesco personaje de Jaws (Mandibula en países hispanos) arruinan la que hubiese podido ser una buena película de Bond sino hubiese tenido que recurrir a la fórmula patentada en el filme anterior (La Espía que Me Amó-1977) de bases submarinas/espaciales que capturan buques/transbordadores.


18. En la mira de los Asesinos (A View To A Kill-1985)
La primera vez que vi En La Mira De Los Asesinos, pensé que era la mejor película de Bond que había visto en mi vida. Esto duró hasta que tuve la oportunidad de ver las primeras películas protagonizadas por Connery y en especial Goldfinger de la cual esta película bien podría ser un remake o adaptación. Si sustituimos el oro de la entrega del 64 por los microchips de la película del 85, y cambiamos al antagonista de Auric Goldfinger a Max Zorin tendremos en esencia el mismo filme. Los productores de Bond apuestan siempre por lo seguro y decidieron hacer la misma película en otra década. Salvo el brillante tema musical de Duran Duran y unos créditos de lujo, ya no encuentro mucho rescatable en el filme e incluso me parece ridículo ver a Roger Moore (con 58 abriles para ese entonces) seduciendo a la protagonista femenina cuando bien podría ser su padre.


17. Solo se vive 2 veces (You Only Live twice – 1967)
Esta película tiene un buen arranque con la muerte fingida de Bond, pero en el camino se va perdiendo porque ya para ese entonces (1967) Connery estaba hastiado del personaje que le trajo fama y reconocimiento. Durante toda la filmación en Japón se quejo del trato de los fanáticos orientales para los cuales era difícil separar la ficción de la realidad llamando a Connery como Bond y pidiéndole que se comportara como tal. El resultado fue que Connery jurara no volver a representarlo (curiosamente lo hizo en 2 ocasiones más) y su falta de compromiso se nota a lo largo del filme en donde no se aprecia la presencia escénica mostrada por Connery en películas anteriores. El diseño de producción  de Ken Adam es destacable, en especial con un majestuoso set que recrea la guarida de Blofeld dentro de un volcán.


16. El Mundo no es Suficiente (The World Is Not Enough – 1999)
Una buena película de Brosnan como Bond, con algunos aspectos poco creíbles como que Denise Richards sea una licenciada en física nuclear y al mismo tiempo Chica Bond.

Pero exceptuando estos planteamientos traídos de los cabellos, el filme cuenta con una trama ajustada al contexto de la lucha por el petróleo en países asiáticos y con acertadas interpretaciones de la francesa Sophie Marceau como Elektra King y Robert Carlyle como Renard, uno de los mas “humanos” villanos de Bond, sin manos mecánicas ni dientes de metal.


15. Licencia para Matar (License To Kill – 1989)
Antes que nada quiero dejar en claro que Timothy Dalton es uno de los mejores James Bond que han existido. Las 2 películas que realizó como Bond, son mejor que gran parte de las que protagonizaran Roger Moore y Pierce Brosnan. ¿Sí es así porqué la mayoría de las personas culpan a Dalton de la caída del personaje a finales de los 80´s? Es sencillo, Dalton prefirió construir un Bond más fiel al creado en el medio literario por Ian Fleming, en donde Bond es un agente alcohólico que mata por placer y tortura a quien se atraviese. Lo que ha desarrollado con tanto éxito Daniel Craig en las ultimas películas, Dalton ya lo venia realizando desde mediados de los 80´s cuando encarno al agente 007.

Esta película muestra a un Bond vengativo que renuncia a su licencia para matar por la muerte de la esposa de su amigo de la CIA Félix Leiter a manos de un narcotraficante colombiano. Es lo más cercano a ver una película de Bond con guión de Quentin Tarantino. Hay incluso una escena en donde un tiburón se le come las piernas a Leiter.


14. Octopussy y las Chicas Mortales  (Octopussy  – 1983)
Octopussy es la película de Bond que emula a la saga de Indiana Jones. En 1983 los productores decidieron tratar de conseguir el mismo éxito logrado por Steven Spielberg en la primera película sobre Indy (Cazadores del Arca Perdida-1981) y situaron la historia de esta entrega en la India. La película muestra a un Bond más aventurero que espía el cual se da el lujo  hasta de emitir el grito de Tarzán en algunas vergonzosas escenas.

Aun así, el filme resulta entretenido en su mayor parte y la presencia de la KGB en el argumento principal, la salvan un poco de terminar de caer en el ridículo, pues hasta Bond sale vestido de payaso en una de las secuencias más importantes que transcurre en un circo.


13. El Mañana nunca Muere (Tomorrow Never Dies – 1997)
La segunda película de Bond protagonizada por Pierce Brosnan, lo muestran un poco más afianzado y seguro en el papel. Sin embargo a diferencia de la estupenda Goldeneye (1995) en esta ocasión Bond tiene que detener al director de un conglomerado de medios masivos de comunicación, quien quiere poner en enfrentamiento a Oriente con Occidente y obtener los beneficios del despliegue informativo. Este punto es el que precisamente mas se discute en relación al filme, pues muchos encontraron algo banal el hecho de poner a Bond a luchar con un directivo empresarial clon de Bill Gates o Steve Jobs. Por otro lado y aunque Michelle Yeoh no es la típica chica Bond, no resulta creíble su rol a la hora de representar un interés romántico para 007, y por el contrario se convierte en una Jackie Chan femenina que da patadas y puños a la par con Bond.

Recomiendo el tema musical en los créditos finales interpretado por K.D Lang Tomorrow Never Dies (Surrender) que me parece aún mejor que el del reparto inicial que realizo Sheryl Crow.


12. Solo para tus Ojos (For Your Eyes Only – 1981)
Después de la fantasiosa Moonraker, Roger Moore volvió a poner los pies sobre la tierra y realizó su mejor interpretación desde Viva y Deje Morir (1973). Un 007 frío y despiadado (como en la escena del automóvil en el barranco) devolvió al personaje a sus raíces y le recuperó algo de la credibilidad perdida en la entrega anterior en donde corría el riesgo de ver a Bond convertido en una tira cómica. Es de las mejores películas de Roger Moore, mi única queja es que la música del oscarizado Bill Conti (con elementos de Disco) no me resulta del todo acertada en la mayoría de secuencias importantes de la película.

La secuencia que precede a los créditos, ve nuevamente enfrentados a Bond y Blofeld-el líder de S.P.E.C.T.R.E, en un ultimo duelo definitivo.


11. Viva y Deje Morir (Live And Let Die – 1973)
Viva y Deje Morir es una de las pocas películas de Bond fieles a la obra de Ian Fleming. El agente 007 se enfrenta aun grupo criminal de traficantes de opio quienes buscan interferir en la economía mundial mediante el control del estupefaciente. Roger Moore realizó una acertada interpretación para ser su primera vez y se convirtió rápidamente en uno de los Bonds más recordados al distanciarse notoriamente del personificado con rudeza por Sean Connery y otorgándole al agente 007 un carisma y un humor muy particulares. Jane Seymour interpretó a Solitaire, una vidente y practicante de lectura de cartas, que resultó apropiada como contraparte del incrédulo agente. La secuencia de persecución en lanchas es una de las mas recordadas por la apropiada coordinación de dobles de acción en ella.


10. Quantum Of Solace – 2008
La segunda película esterilizada por Daniel Craig, tiene un estilo artístico no muy común en la cinematografía de James Bond y esto se debió a que el director Marc Foster había trabajado previamente en películas no tan convencionales como Cometas en el Cielo (2007) y para la saga Bond trajo consigo toda su experiencia para darle continuidad a lo sucesos de Casino Royale, en donde se replanteó completamente al personaje, con más dramatismo y seriedad en donde debe ser puntualizado. Es la mas corta de las películas de Bond con escasos 82 min.

Recomiendo mirar esta película en conjunto con la anterior porque Quantum son una sola historia en donde priman la decepción y el engaño, los principales temas que dieron origen al personaje cuando Ian Fleming decidió crearlo por allá en los años 50´s en plena Guerra Fría.


9. El Satánico Dr No ( Dr. No –  1962)
Dr. No no es solo la primera película de la exitosa serie, sino que es la introducción de Sean Connery como James Bond a quien curiosamente los productores (Harry Saltzman y Albert R Broccoli) y el escritor Ian Fleming no querían para el papel, sino a alguien con mayor experiencia frente a las cámaras, como Clark Gable y David Niven. Fue finalmente el director Terence Young quien convencio a todos de que Connery era la persona con la que debían firmar, al darle a Bond un mayor aire de sofistificacion y refinamiento, algo ausente en los libros en donde predomina la violencia y rudeza del personaje como un espía sin remordimientos. Esta primera película se siente muy real en gran parte porque las locaciones jamaiquinas en donde transcurre la mayoría del filme, son verdaderas y no se requirió de elaborados sets en la producción. Es una buena adaptación de una novela de espionaje en un entorno tropical.


8. Desde Rusia con Amor – (From Russia With Love – 1963)
Sean Connery siempre ha manifestado que Desde Rusia Con Amor es su película favorita de la saga Bond. La verdad es que esta película tiene todos los elementos característicos de las novelas de espías y de la guerra fría. En este film descubrimos por primera vez que existe un organismo terrorista denominado S.P.E.C.T.R.E. que busca extorsionar a las potencias estadounidenses y británicas con elaborados complots en donde buscan dominar los principales recursos económicos a nivel mundial.

Es una de las mejores cintas pues Connery aparece en plan detective y utiliza muy pocos artilugios (gadgets) para salir avante en su misión. La pelea en un compartimiento de tren con el espía Red Grant (Robert Shaw) es uno de los momentos mas recordados en la serie, por su violencia y crudeza.



7. Goldeneye: El Regreso del Agente 007 (Goldeneye – 1995)
Cuando muchos anunciaban que nunca más se vería una película de James Bond y tras un largo receso de 6 años, los productores de Bond seleccionan a Pierce Brosnan como el sucesor de Timothy Dalton y con la ayuda del realizador Martin Campbell, traen de vuelta a Bond con lo mejor de las características apreciadas en las interpretaciones de Moore y Connery: humor, elegancia y tenacidad. La acertada decisión de colocar a Judi Dench como M– la exigente jefe de Bond, mostraron a un Bond mas adaptado a los años noventa, en donde es considerado como una “reliquia de la guerra fría” y un “dinosaurio misógino y prepotente” que vive rodeado de muerte y peligro constamente. Este “regreso” gusto entre los fans quienes acudieron a las salas a recobrar el tiempo perdido sin películas del agente 007.


6. Casino Royale – 2006
Nuevamente Martin Campbell repite en la silla del director 11 años después de Goldeneye en esta intensa cinta que vuelve a introducir, a manera de reboot, a Bond a las audiencias del nuevo milenio en la figura de Daniel Craig. Nadie daba un peso por su interpretación comentándose incluso banalmente que Bond no había sido concebido como rubio. Lo que es cierto es que Craig consiguió callarles la boca a más de uno que no creía posible que el actor pudiere encarnar a 007 y contar sus orígenes de manera convincente. El éxito conseguido por Matt Damon con las películas de Jason Bourne y la reinterpretación de Chris Nolan en Batman Inicia obligó a los productores a retornar a las raíces más puras del personaje, despojándolo de artilugios y “humanizándolo” hasta el punto que llega a renunciar al MI6-Servicio Secreto Británico, al encontrar en la enigmática Vesper Lynd (Eva Green) una compañía sentimental en apariencia permanente. Un ritmo trepidante y unas secuencias de acción deslumbrantes le han dado a la saga una nueva proyección en los años venideros.


5. La Espía que me Amó (The Spy Who Loved Me – 1977)
Tal vez el aspecto más atractivo de La Espía Que Me Amó recae sobre la interpretación de Roger Moore como Bond. En sus 2 primeras experiencias con el personaje aún no se percibía cómodo con él. Solamente hasta 1977 (año en que salió esta película) es que pudo demostrar que su Bond, era muy diferente al de Connery, con más tendencia hacia el humor. Con esta película el productor Albert R Broccoli en solitario (su otro socio Harry Saltzman se retiraría antes del comienzo del rodaje) fundó el estudio más grande de Europa, el Pinewood 007 Studio, casa de producción fílmica de muchos filmes hasta el día de hoy, por su gran magnitud. Es tal vez esta escala la que me hace pensar que este filme se merece esta posición, pues la trama involucra el robo de unos submarinos nucleares y la confrontación inminente entre Occidente y Oeste en la supremacía armamentista.

Un genial antagonista en Stromberg (Carl Jurgens), la primera aparición de Jaws (Richard Kiel) y la agente rusa XXX (si, así se llama) representada por Bárbara Bach complementan un reparto que junto a Moore produjeron un gran impacto en la saga y un punto a superar en las siguientes entregas ante la buena recepción de critica y público.


4. Operación Trueno (Thunderball – 1965)
Operación Trueno tuvo la difícil tarea de no ser menos que su exitosa antecesora Goldfinger, la película del agente 007 que más había recaudado hasta ese momento. El filme consiguió ser aún más taquillero que la película de 1963, al volver a enfrentar a Bond con S.P.E.C.T.R.E en un complot internacional que involucraba el robo de ojivas nucleares y amenazas a potencias capitalistas para cumplir las demandas de millones de dólares de la organización terrorista. Connery interpretaría con gusto el personaje, pues a partir de la película siguiente comenzó a despotricar del mismo, argumentando que las acciones de Bond iban en contra de sus creencias personales (familia, trabajo duro, fidelidad, honor, etc.). La acción del film transcurre en gran parte en las Bahamas en donde Bond hace usó de su recursividad para sobrevivir a los ataques de Emilio Largo, No. 2 de S.P.E.C.T.R.E quien logra ser un adversario para no ser tomado a la ligera.

Es el único film de Bond que ha tenido una adaptación (remake) en la forma de “Nunca Digas Nunca Jamás” (Never Say Never Again-1983) en donde Connery repitió el rol del agente 007 casi 20 años después de jurar NUNCA volver a encarnarlo (de ahí el titulo del filme). El tema musical principal de Operación Trueno lo realiza Tom Jones quien como anécdota cinematográfica se desmayó en la parte final de la interpretación al alcanzar un registro alto de varios segundos de duración.


3. Su Nombre es Peligro (The Living Daylights – 1987)
La primera película de Timothy Dalton como el agente 007 es una de las mejores de la saga. Tuvo una buena recepción en ese año (1987) tanto en taquilla como en público, superando incluso a películas como Arma Mortal y Duro de Matar. La preparación de Dalton para interpretar el rol tanto física como mentalmente fue extenuante (realizó la mayoría de escenas de riesgo y leyó todas las novelas de Ian Fleming sobre Bond). El resultado es un 007 rudo, determinado, que muy pocas veces ríe y que mata primero y hace las preguntas después. La dirección del veterano John Glen, quien había estado encargado de las entregas de Bond desde Solo Para Tus Ojos es impecable, en donde se destaca la secuencia principal en un avión Hércules. Con locaciones en Viena y Afganistán, Bond debe hacer frente a un grupo de mercenarios y compradores de armas que trafican con Opio en coordinación con un Exjefe de la KGB.

Es una lastima que la propuesta de Dalton de un Bond más agresivo no haya cautivado a muchos más fanáticos en su momento, cuando muchos piensan que Daniel Craig fue el primero en hacerlo con Casino Royale. Su Nombre Es Peligro quedará para la posteridad como un primer intento de llevar a la saga a terrenos más realistas. Absolutamente recomendable.


2.  Al Servicio Secreto de su Majestad (On Her Majesty´s Secret Service  – 1969)

Varios actores como Pierce Brosnan y directores de la talla de Quentin Tarantino han manifestado su deseo de volver a realizar este filme a manera de remake, que en su momento fue un rotundo fracaso de taquilla, pero que ha sido recuperado unánimemente por el público y la critica desde la aparición del formato VHS y posteriormente con el DVD, como una de las mejores películas sobre el agente 007. Con 140 minutos de duración y un final totalmente sorprendente, este filme de Bond esta magistralmente dirigido por Peter Hunt, con secuencias revolucionarias de filmación para la época sobre helicópteros y la nieve. Cuenta además con el reconocido actor Telly Savallas (Kojak) en el papel de Blofeld y con Diana Rigg (de la erie de TV, Los Vengadores) en el papel de la única esposa que ha tenido Bond: Tracy de Viccenzo.

¿En dónde recae entonces la falla de esta película?. Nada más y nada menos que precisamente en James Bond, interpretado por el acartonado actor australiano George Lazenby quien procedía del mundo del modelaje y los comerciales. Lazenby no desarrollo su propio Bond, sino que decidió ser una representación burda de Sean Connery, imitando descaradamente su forma de caminar, su acento y llegando hasta el punto de visitar su sastre personal y peluquero. Lazenby no soportó la presión de los críticos y después del estreno internacional del filme abandonaría el papel (decisión que lamentaría tiempo después) argumentando que no veía futuro para Bond en los años setenta. Sin embargo nos queda esta joya cinematográfica que muchos afirman es la película más realista de la saga Bond (no utiliza ningún tipo de artilugio como ayuda) y con un desenlace fatalista que se recuperó con aceptación para Casino Royale (2006).


1. 007 Contra Goldfinger (Goldfinger – 1964)
Goldfinger es simplemente la mejor película de James Bond, no solo porque es la única que logra poner de acuerdo a críticos y cinéfilos por igual, sino que también marcó en su momento un hito en la industria del cine pues demostró que se podía desarrollar historias de acción y suspenso con recaudaciones astronómicas. Mucho antes de los blockbuster de George Lucas y Steven Spielberg en los años setenta, Goldfinger presentó a un Bond aventurero y sofisticado que debe impedir un complot de un megalómano personaje (Auric Goldfinger) para hacerse con la reserva mundial de Oro.

Destaco esta película sobre las demás porque fue la primera aparición del Aston Martin DB5, denominado el carro Bond por excelencia, por contar en su reparto con Harold Sakata luchador oriental en el papel del mortal secuaz Oddjob, porque la chica Bond es una tácita lesbiana con un nombre ridículo cargado de insinuación sexual (Pussy Galore) y porque el desarrollo temático, lleva al espectador a creer que el tal Goldfinger quiere robar el Fuerte Knox en Kentucky-USA cuando lo que realmente desea es monopolizar la distribución del valioso mineral.

Este villano además se destaca por ser el único que realmente quiere deshacerse de Bond desde que se topa con él, la escena del rayo láser es de antología y se aparta de las demás películas en las que Connery solo enfrenta a S.P.E.C.T.R.E. al mostrar un villano más interesado en sus planes personales que en ponerse a invitar a James Bond a cenar. Este filme lo tiene todo, si uno quiere saber a fondo quien es el personaje, esta es la película a ver.


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram