Un Reino Bajo La Luna (Moonrise Kingdom) – Reseña






Contar una historia de jovencitos que atrape en todo su alcance la esencia de esa etapa que vista en retrospectiva causa un mar de emociones ha quedado perfectamente retratado en este extraordinario filme del cineasta Wes Anderson.

Un Reino bajo la luna (título con el que entra a la cartelera de Colombia) parece una historia convencional, y digamos que en parte lo es, pero el cineasta toca elementos comunes y los llena de un aura singular. Sí, su película es única.

La película ya ganó el premio a Mejor Película en los Premios Gotham de Nueva York y ha sido nominada dentro de la categoría de Mejor Musical o Comedia en los Globo de Oro 2013, lo que le abre las posibilidades en los Premios Oscars.

Este filme independiente con un reparto extraordinario que encabezan Bruce Willis, Bill Murray, Frances McDormand y Edward Norton, secundan las bellísimas actuaciones de los dos jovencitas protagonistas, Jared Gilman encarnando al boy scout Sam y Kara Hayward como su primer amor, Suzy.

La película destapa todo su potencial con una maravillosa secuencia de apertura donde vemos una casa de muñecas manejada por una pequeña mientras la cámara hace un barrido de bienvenida por los rincones de esa familia presentando de paso a sus miembros.

Moonrise Kingdom es divertida, nostálgica, adorable pero especialmente sencilla y muy honesta. Es un vivo ejemplo de cómo se debe narrar una historia.

La premisa de la película es la de dos jovencitos enamorados que se escapan y una comunidad entera que emprende su búsqueda en las más divertidas y auténticas situaciones.

Wes Anderson, quien co-escribió esta historia junto a Roman Coppola, hace ver fácil contar esta premisa y sumergir al espectador en un mundo alterno tan lleno de inocencia y picardía.

Ambientada en mitades de los sesentas, la película se centra en la historia de Sam, un boy scout que se enamora de su vecina Suzy con quien planea una fuga. Habitantes de una lejana y remota isla, New Penzance, la búsqueda de estos dos jovencitas involucra a todo un pelotón compañeritos de la unidad de scouts, los padres de Suzy y el único policía del sector, quienes se toman muy en serio este reto.

El reparto es cómplice absoluto de esta deliciosa historia que no cae en meloserías, en excesos infantiles o ridiculeces. Es un cuento….un cuento adorable que te deja una extraordinaria sensación de felicidad.

Desde hoy se puede ver en las salas de cine de Cinemanía, Cinemark y Procinal Bogotá.


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram