Reseña Avengers: Infinity War. ¡Thanos por fin ha llegado!


Por Camilo Bohórquez
Twitter: @cabobe


El camino que ha recorrido Marvel Studios a través de 10 años y 18 películas converge en la nueva película Avengers: Infinity War, que busca dar conclusión al gran arco argumental que rodeó las historias del Universo Cinematográfico de Marvel. Todos los personajes principales, vengadores y guardianes de la galaxia, deberán enfrentarse ante el más temido villano de la galaxia, Thanos, quien busca dar equilibrio a la vida ya que en palabras de él, el universo no es infinito, los recursos se agotan y muchos saben la solución, pero nadie a excepción de él es capaz de tomar cartas en el asunto.

Infinity War realmente no es una película sobre cómo IronMan y Cap solucionan sus diferencias después de lo ocurrido en Captain America: Civil War o cómo han evolucionado los guardianes de la galaxia luego de años de aventuras, o qué es la vida de cada personaje después de las últimas batallas o el trasfondo, origen y motivación de alguno de los más de 24 personajes del equipo de superhéroes que protegen al mundo. ¡Nada de eso! Aquí la estrella principal es Thanos. La película gira totalmente en Thanos, en sus convicciones, en sus lazos y en su forma de moldear el universo a su antojo. El centro de atención es él y bien que lo vale, aunque puede que sea bastante difícil para alguien que nunca ha visto alguna película del universo cinematográfico de Marvel o incluso que haya perdido el hilo con las últimas películas, sin embargo, vale aclarar que la profundidad, razón de ser y empatía con el público de cada personaje como IronMan, Thor o Captain America, son temas que ya se han trabajado durante estos 10 años de películas y esta producción parte de esa premisa.

Eliminando el temor de muchos dada las fallas de carácter e importancia del tema de los villanos en el MCU, les podemos decir que Thanos es el más grande y mejor villano del universo cinematográfico de Marvel a la fecha y, me atrevo a decir, en lo que respecta a las películas de superhéroes no hay puntos de comparación; su voz y caracterización a través de captura de movimiento por el actor Josh Brolin es imponente. Thanos no tiene tiempo para risas o para humor, sino para tomar decisiones importantes y difíciles incluso para él. Es un ser que cree en sus convicciones y eso lo hace implacable, es fuerte tanto física como intelectualmente, está un paso más adelante de todos y busca cumplir su objetivo a toda costa, obtener a como dé lugar las gemas del infinito y dar balance al universo, de hecho está tan bien definido que incluso en algunos momentos genera en el público cierto nivel de empatía, aunque entendamos que es un ser malvado y sus actos son crueles, un villano temible y formidable que cumple las expectativas.



Dada la cantidad de personajes y la importancia de Thanos en esta película hay personajes cuyas líneas de diálogo no superan más de cuatro frases durante las 2 horas y media que dura, la más larga del MCU hasta la fecha, y esto puede que no agrade a algunos fans de personajes puntuales, pero los hermanos Russo lograron dar su momento de gloria a cada personaje, lo logran no solo con escenas de acción muy bien ejecutadas sino dividiendo el enfrentamiento universal contra Thanos en tres frentes: Thor y un equipo buscarán (si es que existe) encontrar el arma definitiva contra Thanos; IronMan junto a otro equipo buscarán llevar la pelea directamente contra Thanos; y finalmente, Cap junto a otro equipo buscarán defender a la Tierra de una gran invasión que se avecina.

Mientras el arco de IronMan y Cap mantiene un ritmo trepidante y tenso para la audiencia, centrado principalmente en batallas que deben enfrentar contra los hijos de Thanos y su ejército de criaturas llamado outriders, el arco de Thor tiene un comienzo dramático que da beneplácito a quienes se quejaron del humor de Thor: Ragnarok (leer reseña), incluso dando explicación a ese comportamiento optimista del personaje ante todo lo que pasó en esa película, pero después su viaje continúa algo desaprovechado frente a las batallas que IronMan y Cap enfrentan, aunque tiene escenas que ayudan a mostrar la valía de este personaje. Otro punto ligeramente negativo es que no se cumplen algunas promesas de escenas o situaciones dadas en declaraciones por algunos actores en etapas de producción, por lo cual mejor olvidarlas antes de entrar a la sala de cine.

Pasan tantas cosas en Infinity War respecto a batallas y acciones de Thanos que la comedia – que las hay como ya nos tiene acostumbrados Marvel Studios – pasa en muchos momentos a segundo plano, los personajes tendrán momentos de humor principalmente Star-Lord (a veces algo extralimitado) y sus compañeros guardianes de la galaxia se encargan bastante de ello, pero la imponencia y amenaza de Thanos es tal que la audiencia pasa en segundos de risas a un estado de tensión y preocupación por las decisiones de este villano, o ante el peligro de muerte para algún personaje, o también de asombro frente a escenas de batalla épicas.

Otra de las cosas para aplaudir es que el guion, así como en su momento lo hizo “The Last Jedi” (leer reseña), no busca complacer al fanboy o a los creadores de teorías conspirativas en youtube y redes sociales, muchas, por no decir casi todas, de las hipótesis y teorías (algunas muy locas) sobre temas como cameos o la ubicación de la gema del alma o la verdadera motivación de Thanos, que se desechan completamente. Otro de los aciertos es que no hay miedo a decisiones drásticas y con esto nos referimos a muertes de personajes. Las reglas dadas por Thanos en los primeros minutos de metraje, así como lo han comentado los hermanos Russo son claras, aquí en Infinity War no hay espacio para resurrecciones, esto, que muchos esperaban para el final de la película y sucede desde las primeras escenas, mantiene en vilo y tensión al espectador durante toda la película apostando sobre el destino que tendrá cada superhéroe en acción. No son muertes prescindibles, son en realidad muertes que dejan la sala de cine en silencio.

En la parte técnica, la calidad a la que nos tiene acostumbrados Disney con sus franquicias nuevamente es de calidad, aunque hay tres o cuatro momentos que faltó por pulir. La banda sonora de Alan Silvestri está hecha a la medida, acompañando los momentos dramáticos con la misma fuerza que las escenas más espectaculares. Los efectos especiales y fotografía también roban el aliento con escenas de lucha a plena luz del día o escenas donde los superhéroes muestran al máximo sus habilidades y Thanos, como personaje CGI, está muy bien. Es bastante disfrutable en 2d o en un 3d, pero donde la imagen sea clara y de calidad. Cabe aclarar que la recomendación es Imax ya que esta es la primera película filmada completamente con cámaras Imax.

Avengers: Infinity War es épica, pero como punto de convergencia, es decir, como película individual se siente incompleta al ser nudo y desenlace de este gran arco argumental, el cual contempla que el público recuerda todas las historias o ha hecho un repaso de los principales eventos asociados a las gemas del infinito, esto dado la necesidad de la película de centrar sus focos en Thanos. Si se entiende como continuación de todo este universo, cuya historia lleva 10 años en desarrollo, cumple con las difíciles expectativas que hay sobre ella. Los hermanos Russo no se limitaron a solo escenas asombrosas y fan service que da incluso respuestas a dudas de otras películas, sino que también logran una sólida introducción a Thanos, tan solida que logra que amemos, odiemos y temamos al tiempo al titán loco, del cual aún tenemos una pieza faltante en este tablero, cuya pista está en la única escena poscréditos de la película.

Ficha Técnica

  • Directores: Antonhy y Joe Russo
  • Género: Cómics, superhéroes
  • Duración: 149 minutos
  • Guion: Christopher Markus, Stephen McFeely
  • Reparto: Robert Downey Jr, Mark Ruffalo, Chris Evans, Chris Hemsworth, Josh Brolin, Scarlett Johansson, Chris Pratt, Benedict Cumberbatch, Letitia Wright, Dave Bautista, Elizabeth Olsen, Don Cheadle, Tom Holland, Zoe Saldana, Chadwick Boseman, Paul Bettany, Danai Guurira, Sebastian Stan, Anthony Macki
  • Cinematografía: Trent Opaloch
  • Montaje: Jeffrey Ford, Matthew Schmidt
  • Música: Alan Silvestri
  • País: Estados Unidos
  • Año: 2018



 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram