Reseña Crítica de Dos días, Una noche. Marion Cotillard en un nuevo gran papel


Por Sandra M Ríos U
Twitter: @sandritamrios




Llega a cartelera otra maravilla de los hermanos belgas Luc y Jean-Pierre Dardenne. Una de las mejores películas de 2014 que ofrece otra extraordinaria actuación de Marion Cotillard.

Quienes han aprovechado la oportunidad de seguir la filmografía de estos grandes cineastas (porque a Colombia han llegado casi todas sus películas) sabrán que ellos hacen dramas sencillos y contundentes en las que sus protagonistas son personas de clase social media.

Esta es una historia brillante, al límite de la ética: una trabajadora de una fábrica de paneles solares regresa de su incapacidad médica y descubre que su permanencia ha quedado en manos de sus compañeros de trabajo, a quien su empleador les ha ofrecido la oportunidad de votar si aceptar de nuevo su compañera, o repartirse sus labores y poder conservar así sus bonos anuales de 1000 euros. El dueño de la compañía vive momentos difíciles por la competencia asiática.


¿Hasta dónde llega la solidaridad humana? A Sandra, interpretada grandemente por Marion Cotillard – los hermanos Dardanne no suelen utilizar actores de gran fama para sus producciones, pero la decisión de optar por la actriz francesa se debe a la compleja naturaleza de esta historia -, le tocará convencer de casa en casa a sus compañeros para que voten a su favor en un último intento desesperado por conservar su puesto. Tragarse su orgullo y pedir la solidaridad de los demás.

El relato es un viaje con muchísimos altibajos emocionales. La situación es muy incómoda para su protagonista y su esposo, como para sus compañeros que ven en riesgo su ingreso anual extra. ¿Es ella o somos nosotros? Esa incomodidad se traslada al espectador: el moralista de entrada dirá que la solidaridad va primero, pero si se detiene a pensar en sus propias necesidades y sus ambiciones, quizá estando en esa situación lo primero que le aflore sea el egoísmo.

¿Sería capaz casi que de humillarse, ir de casa en casa rogando a sus compañeros para que cambien de opinión y así no dejar esfumar ese salario? La posición de Sandra, presionada un poco por su esposo y las necesidades del hogar la ponen en una circunstancia demasiado complicada que la debilitan física y emocionalmente. La construcción del personaje es impecable: Marion Cotillard se mete en la piel de esta mujer a punto de dejarse vencer, pero que aún así sabe que hay que tratar de mantener la calma, de superar el problema por su esposo y sus dos hijos. De callar, entender y tolerar las decisiones de sus compañeros.

Dos días,  una noche es cine cotidiano, sencillo pero inmensamente trascendental, una revisión a nuestra naturaleza humana – a lo bueno y a lo malo -, a nuestra doble moralidad. A ratos resulta esperanzadora, a ratos dolorosa y hasta escalofriante.

Emotiva, reflexiva, intensa (gran ritmo y de justo metraje), compleja y con un contundente mensaje sobre la dignidad, Dos días, una noche es de las mejores películas de 2014 y otra gran joya de los hermanos Dardenne. Desde hoy en cartelera.

La actuación de Marion Cotillard debería ser tenida en cuenta en los Premios Oscar 2015.

Ficha Técnica

  • Director: Luc y Jean-Pierre Dardenne
  • Guion: Luc y Jean-Pierre Dardenne
  • Duración: 95 minutos
  • Género: Drama
  • Reparto: Marion Cotillard, Fabrizio Rongione Olivier Gourmet, Pili Groyne, Simon Caudry, Catherine Salée, Batiste Sornin
  • Montaje: Marie-Hélène Dozo
  • Cinematografía: Alain Marcoen
  • País: Bélgica, Francia Italia
  • Año: 2014

 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram