Reseña de Home, el país de la ilusión, de Josephine Landertinger Forero – Una mujer estupenda






Por Daniel Andrés Ruiz Sierra (@TatoRuiz)

Resulta bastante preocupante y hasta irónico el tema de fronteras y migración por estos días. Si normalmente los migrantes son blanco de señalamiento y persecuciones, en tiempos de pandemia todo eso se intensificó. Basta con echar una mirada a lo que pasaba cuando el tal coronavirus empezaba a asomar en distintas regiones, la estigmatización caía sobre individuos provenientes de algún país previa y enormemente golpeado por el virus. Ahora el caos es descomunal. Poco menos que alarmante.

Me parece inevitable no pensar en esto al ver Home, el país de la ilusión, documental que aborda temas de nacionalidades, estatus migratorios e identidad, y que está disponible en la plataforma de cine independiente, Mowies.

Se narra aquí parte de la historia de Lilia, una mujer colombiana que ha vivido en ocho países, y a sus casi 70 años, su estatus de migrante le siguen pesando como cruz, pues aún tiene líos con su situación legal en Portugal, país en donde ha pasado sus últimos años. Su hermética y grisácea vida es seguida por su propia hija, Josephine Landertinger Forero, directora del documental. La cámara, como una ganzúa, intenta socavar en temas familiares, íntimos, que suponen un secreto guardado por años, y que atañe directamente a las dos.

Conforme va avanzando la película, te preguntas qué es exactamente lo interesante de esa mujer, que después de haber enviudado pasa sus días encerrada en un apartamento mínimo, entre ejercicios de respiración – lo que supongo es pilates -, una obsesión por mantener su cocina limpia y su trabajo como cuidadora de una mujer que sufre por el Alzheimer. Esto último, enorme paradoja para una mujer que prefiere olvidar su pasado familiar y su nacionalidad. Su embrollo es tal que constantemente está cambiando de idiomas, pasa del inglés al portugués, y luego responde en español. La cámara y las insistentes preguntas de Josephine son las que establecen la tensión entre ambas, y todo eso va revelando el verdadero fondo de la película. En medio de excusas por hablar de identidad y asuntos migratorios, la directora va revelando unos vacíos familiares y comienza a descubrir a una mujer tremendamente solitaria, que busca vivir en medio de una eterna melancolía. (Leer entrevista a la directora)

No hago sino pensar que es pura certidumbre poética lo que esa mujer ha estado buscando. Ignoro completamente la dicha de vivir entre el placer de la quietud y la rutina. Eso sí, me regocijo con los silencios y las miradas de Lilia, que se ve indudablemente atacada por su hija, y me parece que en cualquier momento la puede mandar al carajo.

También deja muchas preguntas sin responder, pero siempre evidencia todo un esfuerzo en su condición de madre, en su condición de mujer. Nunca se ha victimizado con nadie y el tiempo ha evitado que siga autoflagelándose por las decisiones que tomó. Aunque pueda parecer poco simpática, la encuentro valiente. La encuentro una mujer estupenda. Sabrá mandrake si algún día se volverá a reunir con su familia y sus amigos. Por estos días lo veo difícil, y mientras no sea para complicarle más su vida, ojalá se le cumpla. Que sea lo que más le haga feliz.

Ficha Técnica

  • Dirección: Josephine Landertinger Fore
  • Género: Documental
  • Duración: 85 minutos
  • Protagonista: Lilia Forero Arenas
  • Montaje: Gabriel Baudet Vivanco
  • Música: Alejandro Uribe-Holguín
  • Sonido: Andrés Silva, Alejandro Uribe-Holguín
  • País: Colombia
    Año: 2016

 


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram