Reseña Documental Hombres Solos, de Francisco Schmitt García


Por Sandra M Ríos U
Twitter: @sandritamrios




Publicado originalmente el 17 de marzo en el Diario FICCI # 6.  

Documental Hombres Solos de Francisco Schmitt García, exhibido en la Competencia Oficial de Cine Colombiano en el Festival de Cine de Cartagena.

Cuatro hombres solos no le pueden traer a uno otra cosa a la memoria que no sea una especie de particular monasterio. Uno en donde no hay puertas que cerrar, que nos dirijan a unos espacios tranquilos donde apaciguar la mente, donde meditar, reflexionar o elevar el espíritu. Tenemos aquí a cuatro hombres adultos mayores que literalmente viven y permanecen en solitario. ¿Quiénes son? ¿Por qué no tienen hijos, o por lo menos una compañera? ¿Qué los motiva?

A estos cuatro personajes, hombres de la ribera del río Magdalena, lo único que los acompaña con rigurosa fidelidad es el alcohol, claro está, el guarapo, “la bebida de los pobres”, según ellos, y que sin duda, hace parte de su rutina diaria. Definitivamente vivir borrachos es común y las mujeres prácticamente no existen en los espacios que ellos habitan.

La monotonía de estos cuatros hombres, que se las arreglan para asear y comer en su espacio, nos conduce a un terreno bastante estéril, en donde con incertidumbre, para algunos, o melancolía, para otros, vemos como sus vidas están casi que confinadas a la soledad, y ellos en su aceptación parecen haber optado por ahogarlas bebiendo incesantemente. Las respuestas a cualquiera de la preguntas quedan inútiles, la comparación con el monasterio muy pronto se desvanece.

La pobreza ha jugado en estos personajes otro factor para su cruel destino: “Mi papá era pobre y yo salí extra pobre”, dice uno de ellos ante la cámara. Tampoco se vislumbra de ninguno la intención de producir un cambio, y si se mira el entorno, pues el panorama termina siendo igual de desolador.

El imponente río Magdalena, que a veces podemos escuchar o ver en el largometraje, supone como una especie de recuerdo acerca de todo lo que a su paso arrebata con su impecable corriente – incluso hasta el alma de algunos ribereños. La cámara del realizador está ahí, aguardando a que se produzca algo distinto en sus vidas, algo de movimiento, de chispa, pero en realidad, nunca logra registrar una situación distinta para ellos.

Así es como Francisco Schmitt García ha mostrado otra realidad del país con su largometraje documental HOMBRES SOLOS, de un poco más de una hora. El realizador, nacido en Honda, Tolima, hace parte de una compañía compuesta por tres jóvenes realizadores más, que permanece en la búsqueda de historias singulares, que muestren realidades que no hayan sido contadas y que nos permiten acceder a lugares y terrenos desconocidos.

En esa interesante búsqueda de material, de contenido o historias, no cabe duda que habrá mucho por descubrir, sorpresas que nos revelen “otro país” ajeno para la mayoría, que nos entreguen otro tipo de realidades capaces de hacernos refrescar la memoria, que nos inviten a reflexionar sobre el pasado, a reconocer a nuestra propia gente y especialmente confrontarnos con la historia. En otras, nos llevará a espacios, momentos y realidades mucho menos reveladores, como en este caso, pero que finalmente retratan a nuestra gente, a personas marcadas por destinos complejos, devastadores o desesperanzadores.

El director documenta el diario vivir de los cuatro hombres sin intervenir demasiado para permitir ver la realidad de estos personajes sin mayores condicionamientos o intervención. El espectador finalmente es testigo de una historia de cuatro hombres que podrían definirse todos bajo una misma y temida palabra: resignación.

Francisco Schimitt es comunicador social especializado en producción audiovisual y este es su primer largometraje documental.


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram