Reseña El Depredador, cuarta secuela del clásico ochentero y la tercera desperdiciada de la franquicia


Por Sandra M Rios U
Twitter: @sandritamrios


La última vez que nos encontramos con los depredadores fue en 2010 cuando un grupo de mercenarios y delincuentes fueron abducidos y llevados a un planeta alienígena para ser parte de una cacería orquestada por los depredadores.

En esta secuela estos extraterrestres regresan a la Tierra en un aparente plan de crear una raza híbrida, pero sus planes no solo intentan ser interrumpidos por los humanos sino por una disputa entre dos especies de ellos.

El depredador inicia con una nueva irrupción en la Tierra de estos mortales cazadores tras estrellarse en una zona boscosa donde es perseguido por Quinn McKenna (Boyd Holbrook), el héroe de esta secuela junto a su hijo Rory. Su osadía lo conduce a una especie de Área 51 donde tienen al depredador, pues es requerido por una de las científicas para que le cuente de su encuentro, pero algo sale mal y la criatura acaba con medio cuerpo de investigación antes de escapar. Coincidencialmente de camino a la instalación Quinn estaba acompañado en un bus lleno de exconvictos. Las circunstancias del momento los llevan a unirse para combatir al depredador fugitivo, que a su vez está peleando con otro mucho más grande no visto hasta el momento en la franquicia.

Hasta el accidente tipo Roswell y el ataque violento del depredador en la instalación científica, es decir, no más de 20 minutos, El Depredador tiene el tono de las clásicas películas de acción y extraterrestres ochenteras. Sangre y misterio combinadas y generadas por el suspenso de tener a uno seres con alta tecnología y acaba humanos entre nosotros. Pero toda vez que el “grupo de cazadores” se arma el tono cambia por completo y pasamos a la abundancia de chistes tontos, por los que el espectador terminará riéndose en ese camino de dejarse llevar por la boleta ya pagada, pero que lo ponen de preaviso que poco puede esperar de sustancia. Ese grupo sacado de la manga, como la buena o mala magia según el gusto, de momentos confunde haciendo pensar que estamos más bien frente a una nueva  película de “Los magníficos” (The A-Team).



Entonces ante la devolución desbordada de chistes y burlas entre este grupo y hacia las criaturas, los mensajes que pretende la película medioambientales, de preservación de nuestra existencia, de un contacto extraterrestre con intercambio tecnológico y avance evolutivo y hasta de conspiraciones (lobotomía) quedan en tercer plano. Ni la aparición preponderante de un personaje femenino fuerte y decidido (Olivia Munn) y el de un niño (Jacob Tremblay) que teje una relación con su padre y es el enlace anónimo y no intencional con los extraterrestres, permiten darle sentido. El problema no fueron los actores, se les nota el esfuerzo e incluso se puede decir que hacen mucho con lo poco que tenían de trasfondo.

Puede que uno termine cediendo y genere simpatía por sus personajes, pero a la final se trata de un historia pobre, con personajes demasiado ligeros y escenas de acción completamente vacías. Muy poderosa fue aquella versión de 1987 para que se desprendieran tantos reboots y/o secuelas que no han logrado satisfacer a los espectadores deseosos de revivir la intensidad y tensión de esos encuentros con los depredadores que, en esta secuela, no han evolucionado más allá de crecer en tamaño (¡increíble!).

Shane Black, director de esta entrega, actuó en la historia original (el papel que recordarán de Rick Hawkins, el lector de cómics y contador de chistes sexuales) y conocía de primera mano la energía de esa película protagonizada por Arnold Schwarzenegger, sin embargo, no supo hacer que esta nueva versión trajera ese espíritu de regreso.

Más de 30 años de historia de esta franquicia, cuatro entregas, un solo buen resultado y una nueva posibilidad abierta de seguir intentando con los depredadores por lo menos con dos películas más.

Ficha Técnica

  • Director: Shane Black
  • Guion: Fred Dekker, Shane Black
  • Duración: 107 minutos
  • Género: ciencia ficción, acción
  • Reparto: Boyd Holbrook, Trevante Rhodes, Jacob Tremblay, Keegan-Michael Key, Olivia Munn, Thomas Jane, Sterling K. Brown, Alfie Allen
  • Música: Henry Jackman
  • Cinematografía: Larry Fong
  • Montaje: Harry B. Miller III, Billy Webber
  • País: Estados Unidos
  • Año: 2018



 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram