Reseña Las niñas de Pilar Palomero – Una ópera prima inolvidable




Por Daniel Andrés Ruiz Sierra (@Tato Ruiz)

Inicia con una hilera de niñas en un salón de clases que atienden las indicaciones de una maestra que les pide mover los labios como si estuvieran vocalizando. Ellas están en completo silencio mientras hacen una suerte de lipsync. La maestra es insistente en que sus alumnas sepan hacer tal fonomímica. Luego descubrimos que lo que busca es que, al ritmo de una melodía de piano, las niñas que no canten puedan parecer que lo hacen, y acompañan así a quienes sí saben hacerlo. Básicamente para que la armonía no sea un desastre y el espectáculo para el que ensayan, salga lo suficientemente limpio.

Lo anterior sabe sintetizar lo que busca contarnos Pilar Palomero con Las niñas, su ópera prima. Una película ambientada en la España de inicios de los 90 y que pone como eje narrativo a Celia, una preadolescente que asiste a una escuela de monjas y vive con una madre soltera a quien su trabajo la obliga a trabajar por las noches. Salvo por los juegos junto a sus compañeras en el patio de recreo, la vida de Celia es bastante aburrida. Pasa del colegio a la pequeña sala de su apartamento, entre revistas con crucigramas, telebasura y la obligación de tener que ayudar a su madre con algunas responsabilidades, porque entonces quién. La vida de Celia da un giro cuando al colegio se incorpora una chica de nombre Brisa, y quien despierta un interés en Celia. Una situación que coincide con la entrada a la pubertad.

 

 

Y “Las niñas” es precisamente eso; un viaje al inicio de la pubertad y todos sabemos lo que aquello se siente. “Las niñas” tiene un abanico de temas que su directora ha sabido dosificar y desarrollar con sutileza, buen ritmo y, aunque parezca un poco rebuscado, un tono agridulce. Porque así es la vida cuando uno es adolescente (en general) Es decir, llena de baches, mucha diversión, amistades, dudas por doquier y demasiada incertidumbre (esto último, algo que los adultos sabemos reconocer, pero de niños no tenemos ni puta idea y se siente bien).

 

A Celia la maleducan en ese colegio con respecto a todo, pero especialmente, con respecto al sexo. Allí (como a muchas de nosotras) le exigen cumplir con una moral que haga sentido con lo que dicta la biblia católica y con un rol relacionado a su género, pero las abandonan cuando se trata de “inocentes” juegos en el patio del recreo que le cantan al machismo. Pilar Palomero subraya con precisión esos espacios muertos en los que las manos de acción correctiva no alcanzan o no quieren llegar, dejando a sus niñas en espacios de completa libertad. Espacios donde sus protagonistas encuentran un auténtico oasis de autonomía que saben contrastar con la dictadura ejercida por unas mujeres que las silencian y las encasillan.

 

La llegada de Brisa a la vida de Celia se convierte en tabla de salvación y estimula una inimaginable apertura en ella y, para nosotros, su público, un viaje al pasado en el que logramos rememorar primeros amores, primeras canciones y charlas sin sentido pero que tenían, valga la redundancia, todo el sentido del mundo. Las niñas de esta película encuentran rápidamente una necesidad por emanciparse del mundo de los adultos, mundo al que ansían llegar, pero con sus propias reglas, y para ello tiran por la borda todo lo que les inculcan, y ya han identificado como algo que no quieren, y probablemente ni necesitan. Pasean en motos con desconocidos, coquetean con niños en una ‘chiquiteca’ (el solo hecho de escribir la palabra me ha llevado a rebobinar demasiados años atrás), hablan de sexo mientras husmean las intimidades de sus padres, y fuman y beben alcohol a escondidas, convencidas que eso les da un look fenomenal y algo de especial.

Y como ya dije, no todo es diversión. También está ese halo de preguntas sin respuestas, eso que no saben a ciencia cierta qué es, pero les produce mucho sufrimiento y un torbellino emocional. El inicio de la pubertad es también el inicio a un mundo que se asoma negro y complejo, y aunque sin saberlo del todo, suponen que en algún momento hay que ponerse algo serias. Ese viaje tan atroz y claustrofóbico, Pilar Palomero nos los entrega con suficiente sobriedad y casi perfección. “Las niñas” es una película inolvidable por la honestidad que destila, por su minimalismo y esa búsqueda de realismo que obliga a armar complicidad con nosotros, su público.

Cuando vemos a Celia en ese camino suyo tan vigilado y tan controlado, no podemos sino pensar que en algún momento todo cambiará para bien. Y Palomero nos da algo esperanza en esos últimos minutos, en plena presentación musical, esa que ensayaban al inicio y tenía que salir tan bien. No voy a contar qué final tiene, pero si voy a decir que esos últimos minutos son tremendamente fascinantes. Un cierre más que digno, y como confesión, me sacó unas cuantas lágrimas.

Ojalá la llegaran a estrenar en cines, o haya algún festival que la lleve al lugar desde donde nos ven.

* Esta reseña hace parte del Especial sobre las Nominadas a los Premios Platino del Cine Iberoamericano 2021

Nominaciones: 5

  • Mejor Película Iberoamericana de Ficción
  • Mejor Guion
  • Mejor Ópera Prima
  • Mejor Montaje
  • Mejor Fotografía

Ficha Técnica

  • Dirección: Pilar Palomero
  • Guion: Pilar Palomero
  • Duración: 97 minutos
  • Género: Drama
  • Reparto: Andrea Fandos, Natalia de MOlna, Zoe Arano, Julia Sierra, Francesca Piñón, Ainara Neito, Elisa Martínez, Carlota Guerpegui
  • Música: Juan Carlos Naya
  • Cinematografía: Daniela Cajías
  • Montaje: Sofia Escudé
  • País: España
  • Año: 2020

Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram




Estrenos recientes



Hotel Transilvania: Transformanía


Spider-Man: No Way Home


¡Canta! 2


Encanto


Cazafantasmas: Más allá


Resident Evil: Bienvenidos a Raccoon City


Matrix Resurrections


Antlers: Criatura oscura


Clifford, el gran perro rojo


Fortress


Scream


Heredero


No mires arriba


Sin tiempo para morir


Wild Indian


My Hero Academia: Misión mundial de héroes


Apex


La familia Addams 2: La gran escapada


Zeros and Ones


The King's Man: La primera misión



Próximos estrenos



Uncharted


Moonfall


Cásate conmigo


Jackass Forever


La abuela


The Black Phone


Muerte en el Nilo


Soy Georgina


The Tiger Rising


Hacker: Trust No One


해적: 도깨비 깃발


The Beatles: Get Back - The Rooftop Concert


Clean


Blacklight


Superwho


Fireheart


The Requin


Непослушник


Damon's Revenge


Inexorable


킹메이커