Reseña Matar a Jesús, historia íntima y vital de reconciliación


Por Sandra M Rios U
Twitter: @sandritamrios


“Uno entre menos sepa más vive”

 

Al Festival de Cine de Cartagena 2018 llegó Matar a Jesús con el antecedente de sumar 12 premios internacionales que en efecto, como ha dicho su directora Laura Mora, validan la universalidad de su segundo largometraje después de “Antes del Fuego” (Leer reseña). 

Tras participar en la Competencia de Cine Colombiano, el largometraje obtuvo en el FICCI el premio del público.

La universalidad de la película proviene del origen que llevó a esta directora a realizarla: la muerte violenta de su padre en 2002, un abogado y profesor de derecho en Medellín. Los sentimientos que habitan la pérdida de un ser amado, sea el entorno que sea, es lo que ha permitido que en el mundo se pueda comprender y reflexionar perfectamente esta historia: el profundo dolor; la ira contenida; los por qué; el desespero ante una injusticia; el deseo incontenible de venganza y  la insoportable ausencia. Su proceso de duelo confluye en esta obra que le tomó cinco años entre la escritura, el rodaje y su estreno en salas colombianas a partir de hoy.

El hilo conductor de Matar a Jesús es Paula, una jovencita de 22 años, estudiante universitaria que presencia la muerte de su padre a manos de dos motorizados. Una de las caras se le queda grabada. Meses después, en época de navidad, se encuentra accidentalmente con el asesino de su padre, un joven de su edad llamado Jesús, y ante la falta de respuestas con la investigación decide sin pensarlo seguirlo de cerca y ser ella quien haga justicia.

Laura Mora se encarga de mostrar todas las aristas de este drama social haciendo de Medellín un protagonista adicional. Los contrastes de sus barrios y sus calles, las luces, el día, la noche, funcionan como reflejo de las grandes diferencias entre víctima y victimario. El ambiente festivo de la época opera igualmente como ironía al dilema moral al que Paula se va enfrentando. Entre más violencia la directora enfrenta a su protagonista (totalmente sola), más esta va despertando la necesidad de hacer un alto y reflexionar sobre lo que está viviendo. 

Matar a Jesús es cine realista, la cámara observa la ciudad tal como lo hacen ellos y observa a Paula con cierta distancia, explicando así su dualidad. Es una película que se toma su tiempo y durante él va incrementando la tensión y trasladando la angustia al espectador. No es fácil adivinar en qué momento su protagonista ejecutará su plan inicial y la vez, y sin pensarlo, comenzamos a temer por la suerte de Jesús, a quien Mora presenta como otra víctima más de la violencia. La delicadeza y respeto con que trata a estos jóvenes y habla de los conflictos profundos del país son una gran cualidad de esta muy interesante directora y este largometraje.



Matar a Jesús es todo lo que Mora tejió alrededor de este drama con tintes de realidad, pero también es sus dos protagonistas (Natasha Jaramillo y Giovanni Rodríguez), dos actores no profesionales a los que no se les dio el guion, logrando así momentos de gran verdad y fuerza. Paula es definitivamente un personaje complejo para un actor natural, de emocionalidad contenida, pues tiene una carga dramática muy alta difícil de sostener y matizar, pero también es un personaje bello, representación de una juventud donde aún hay inocencia, frescura y confusión. Jaramillo entrega la mayor parte del tiempo momentos orgánicos en los que le creemos la inevitable afinidad con Jesús y también su rechazo.  

Hay en Matar a Jesús una gran cantidad de verdad, realidad y vitalidad, así mismo de reflexión y poder de transformación auténtico y personal imposible de ignorar a medida que avanza la película. Seguramente después de verla quedará pensándola por días, como suele pasar con todas las historias íntimas y honestas.

Ficha Técnica

  • Directora: Laura Mora
  • Guion: Laura Mora, Alonso Torres
  • Duración: 99 minutos
  • Género: Drama
  • Reparto: Natasha Jaramillo, Giovanny Rodríguez
  • Cinematografía: James L. Brown
  • Montaje: Leandro Aste
  • Música: Sebastián Escofet
  • Diseño sonoro: Guido Berenblum
  • Dirección de arte: Iris Ocampo
  • País: Colombia
  • Año: 2017



 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram