Reseña El Olivo de Icíar Bollaín


Por Sandra M Ríos U
Twitter: @sandritamrios




“A veces te tienes que lanzar de cabeza… y la gente te ayuda… por el camino”

Así como acá la violencia, el narcotráfico y la corrupción son fuente de inspiración para el cine nuestro, en España la crisis financiera ha dejado huella en su cinematografía con varias películas que directa o indirectamente han hablado sobre ella.

La película de Icíar Bollaín ambienta la historia en el desespero por el dinero, que muchas ocasiones hace que lo que se atesora como valor sentimental cobre un precio, se deje ir de las manos y con él la historia, raíces y recuerdos.

Ese elemento de valor sentimental en este largometraje es El Olivo, uno de tantos que la familia de Alma tenía cosechado, pero que hace 12 años decidieron vender por una gran cifra, a pesar del rotundo rechazo del abuelo. Los olivos son árboles milenarios, preciados por sus dotes curativos y valor simbólico que se transmite de generación en generación. Con el dinero, montaron un negocio que con la crisis se vino a pique. Para el abuelo el árbol era esa conexión familiar que desaparecida hizo que perdiera sentido seguir viviendo. Desde entonces ha dejado de hablar y ahora último ha decidido dejar de comer.

Alma es la nieta y la única que parece entender el dolor profundo de su abuelo. El árbol  ha mantenido enfrentado a hermanos, tíos y nietos, así que decide trazar un plan para encontrarlo y devolverlo, convencida que con ello logrará que a su abuelo le vuelva la chispa, esa misma que ella ha heredado.

El Olivo es una película de conexión y reconciliación, además que demanda dejarse llevar por ella, porque de lo que puede verse con ligereza como un drama de lágrima fácil, se transforma en una road-movie intensa, con momentos divertidos y otros que rayan en la incredulidad, pero que, a la final, no desentonan. Hay un componente fresco, juvenil y de rebeldía en esta historia que resulta inspirador.

La historia de El Olivo es muy sencilla y depende de varios momentos en donde las actuaciones son el todo. Es una historia con gracia y con personajes encantadores, que desde sus errores o heroicidad te logran emocionar. La música es bellísima.

Anna Castillo interpreta a Alma, un papel excepcional, interpretando a una jovencita centrada, que pone a su familia a pensar. En ella y en el abuelo – un actor natural, un verdadero cultivador de olivos -, recae el peso de esta película. Su personaje es el de la heroína en esta especie de cuento, la que invita a despertar, a tener esperanza, a la libertad.

Sabe esconder Bollaín la crítica social detrás esta película al hablar de cómo estos árboles sagrados son negociados por gusto o creencias de coleccionistas y son arrancados de su entorno y llevados a jardines particulares. La historia de El Olivo escrita por Paul Laverty partió de una publicación que leyó al respecto y resultó el punto de partida para mencionar sobre el boom inmobiliario que tanto los afectó desde 2008.

Ficha Técnica

  • Directora: Icíar Bollaín
  • Guion: Paul Laverty
  • Duración: 110 minutos
  • Género: Drama
  • Reparto: Anna Castillo, Javier Gutiérrez, Pep Ambrós, Manuel Cucuala
  • Fotografía: Sergi Gallardo
  • Arte: Laia Colet, Anja Fromm
  • Música: Pascal Gaigne
  • País: España
  • Año: 2016

 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram