Reseña Viudas, giro femenino a las películas de crímenes según Steve McQueen (12 años de esclavitud)


Por Sandra M Rios U
Twitter: @sandritamrios


Las mujeres son los nuevos hombres en el cine y el cine es una extensión de nuestra realidad. Vivimos en unos tiempos donde el empoderamiento femenino ha dado pasos gigantescos y aunque falta por terminar de consolidar la participación igualitaria en todos los espacios, su capacidad más que nunca está demostrada.

La nueva película de Steve McQueen, Viudas, elimina cualquier indicio de vulnerabilidad siempre tan asociado a lo femenino y presenta una película de crimen y acción con grandes giros y buenas actuaciones.

Muchos de esos giros retorcidos que tiene la historia, se explican porque detrás del guion estuvo una experta en dramas femeninos donde la mujer asume posiciones agudas, la escritora Gillian Flynn (Gone Girl, Sharp Objects, Dark Places), quien adaptó junto al propio McQueen esta película inspirada en la serie de televisión británica Widows (Viudas) de los años ochenta.

Con un reparto coral que incluye a más de 25 actores, nos centramos en la historia de tres mujeres que acaban de perder a sus esposos. Murieron mientras llevaban a cabo uno de sus robos. En el hecho se ha perdido una cuantiosa suma de dinero que quiere recuperar el jefe Jamal, por ello contacta a Verónica (Viola Davis), la esposa del líder la banda Harry (Liam Neeson), para que los devuelva con los bienes dejados por su esposo. Ese dinero será invertido en su campaña política al concejo para así frenar la carrera de su contendor Jack Mulligan (Colin Farrell). Harry le ha dejado unas pistas a Verónica que la conducen a todos los detalles para la ejecución precisa del próximo robo con el cual se cubriría la deuda ajena cobrada y hasta sobraría para vivir una buena vida. Sin tiempo para digerir el duelo y detenerse a pensar en dramas y consecuencias, decide contactar a las demás viudas del hecho y llevar a cabo el asalto. El grupo lo completan Linda Perelli (Michelle Rodriguez), una mujer emproblemada dueña de un almacén de ropa y Alice Gunner (Elizabeth Debicki), quien tras la muerte de su marido debe resolver cómo mantenerse.



Estas tres mujeres con tres personalidades y vidas completamente distintas se unen en pro de una causa, con la finalidad todas de resolver sus vidas, saldar la cuantiosa deuda heredada y ser ante todo pragmáticas. A ellas se una cuarta mujer que secunda su descabellada misión.

Los personajes masculinos están al servicio de ir incrementando la tensión con una maraña de intereses y traiciones propias del género, mientras el grupo de decididas mujeres evita las confrontaciones y se enfocan en su plan. No obstante, esa tensión latente y las piezas que van dejándose sueltas se van configurando al ritmo acostumbrado de McQueen, con una acción contenida como las emociones limitadas que expresan sus protagonistas.

En esa espiral que mezcla los recuerdos de Verónica hacia su esposo, la ingenuidad y a la vez determinación de sus acciones, McQueen nos habla de temas de gran envergadura como el tráfico de influencias, la corrupción y muestra a los blancos como ejes centrales de esos problemas sociales y políticos. No obstante, la agudeza crítica que le vimos en 12 años de esclavitud y Hunger, y la crudeza en el drama Shame, quedan aquí disminuidas para favorecer el carácter de entretención de la película. En medio de su tono sobrio hay varios momentos ligeros y de comicidad. Una combinación que en ciertos momentos se siente extraña.

Para terminar con los caprichos del cine (esquemas), Steve McQueen también utiliza un reparto protagónico mayoritariamente negro y también le da espacio prioritario a los inmigrantes, representado en el  papel principal Michelle Rodriguez de padres centroamericanos.  Las mujeres que aquí dibuja McQueen están delimitadas por su belleza exterior y su indestructible fuerza interior.  Mujeres que antes no eran viables en el cine, porque siempre han sido caracterizadas por su debilidad y poco control emocional. El cineasta las dibuja sobrepasando esos límites y las lleva a un plano un poco más real donde toman decisiones fuertes y controvertidas. 

Con Flynn en el guion, sabrán que el final tiene su desenlace sorpresivo y es un gusto ver especialmente las actuaciones de Viola Davis, Elizabeth Debicki, Colin Farrell, Robert Duvall y Daniel Kaluuya. De nuevo Hans Zimmer hace un gran trabajo.

Ficha Técnica

  • Dirección: Steve McQueen
  • Género: Crimen
  • Duración: 129 minutos
  • Guion: Gillian Flynn, Steve McQueen
  • Reparto: Viola Davis, Michelle Rodriguez, Elizabeth Debicki, Cynthia Erivo, Colin Farrel, Daniel Kaluuya, Brian Tyree Henry, Liam Neeson, Robert Duvall, Carrie Coon, Jacki Weaver, Garret Dillahunt, Manuel Garcia-Rulfo, Jon Bernthal
  • Cinematografía: Sean Bobbitt
  • Música: Hans Zimmer
  • Montaje: Joe Walker
  • País: Estados Unidos, Reino Unido
  • Año: 2018



 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram