Standing Tall (La Teté Haute). Emmanuelle Bercot abrió Cannes con solidez






A pesar de sorprender a muchos la decisión de la apertura de Cannes por parte de Emmanuelle Bercot, su nueva película sobre un joven adolescente problemático generó comentarios positivos. Bercot aseguró que su escogencia en el Festival es una manera del evento de  visibilizar una problemática de su país.

Emmanuelle Bercot tiene doble participación este año en el Festival de Cine de Cannes. Ya cumplió la primera al ser la invitada a dar apertura al evento con su última película “Standing Tall” (Con la Frente en Alto/The Haute Teté), y la segunda con “Mon Roi” en la que actúa junto a Vincent Casel, Isild Le Besco y Louis Garrel, una película de su colega Maïwenn que se exhibirá el próximo domingo.

Standing Tall sigue la vida de Malony, un joven que fue abandonado por su madre cuando tenía seis años y ahora no deja de entrar y salir de la corte juvenil. Una familia adoptiva se desarrolla alrededor del problemático Malony: Florence, una magistrada que está cerca al retiro y Yann, un asistente social que también es un sobreviviente de una niñez muy difícil. Todos siguen al joven intentando a toda costa salvarlo, por lo cual, es enviado a un centro educativo estricto, donde conoce a Tess, una jovencita muy especial que le mostrará a Malony que hay razones para tener esperanza.

En la rueda de prensa concedida ayer, Emmanuell Bercot dijo que con en esta película quiso hacer un tributo a aquellos que trabajan bajo la sombra. Por su parte, Catherine Denueve, protagonista de esta historia, en su segunda participación consecutiva con Bercot (después “Ella Se Va”, en cartelera el año pasado), contó que estuvo en las cortes juveniles en París, durante las mañanas, y se sorprendió de la química que hay entre los jueces y este tipo de jóvenes problemáticos, lo comprometidos que están y la pasión con la que los escuchan. También conoció a adolescentes en esas circunstancias, comentando que son personas que, debido a estar en el lado marginal de la sociedad, no son muy abiertos.

El guion conmovió profundamente al reparto, incluido Rod Paradot, quien encarna a Malony y ha hecho un debut muy destacado por los asistentes. Catherine Deneuve expresó que lloró cuando leyó el guion, pues si bien habla de la violencia, Bercot hizo un tratamiento muy generoso de ese conflicto, generando una vasta comprensión hacia el mismo, mostrando a una persona que le cuesta sobreponerse a la violencia y que tiene sus propios dilemas psicológicos, pero que sobre todo habla de la necesidad del cambio usando como herramienta el amor, de la perseverancia y de creer en el otro.

Otro de los temas que interesó a los medios y por el que preguntaron mucho en la rueda de prensa es el tema de la conexión de la sociedad actual con las redes sociales y especialmente con las selfies, aspecto que aprovechó Deneuve para expresar su odio por este recurso de las redes sociales, asegurando que han sido la muerte para las estrellas de cine y expresó lo mucho que le aterra cómo se comparte todo hoy en día, perdiéndose la magia del misterio y aconsejando lo sano que resulta dejar algo para la privacidad,

Reacción de la prensa.

“… Standing Tall nos deja con un mensaje más esperanzador del que uno esperaría de un film de apertura y Bercot es lo suficientemente inteligente como para demonstrar que la solución no está necesariamente en el sistema, o los lazos personales, sino en una incalculable combinación de ambos. Malony es la peor pesadilla de cualquier padre, por no hablar de la prueba viviente de que los franceses no son mejores a nadie en la crianza de sus hijos, sin embargo, el personaje tiene un corazón lo suficientemente grande como para salvarse a sí mismo. Al final, y contra todo pronóstico, el chico podría realmente estar bien”. – Jordan Mintzar para The Hollywood Report.

“La más aterrizada apertura en la memoria que ha hecho el festival hasta ahora. Con Standing Tall, el evento alza su bandera de gran tradición sobre realismo social, y como el título lo sugiere, la película de Emmanuelle Bercot es un drama de redención que termina con una nota muy alta – pero antes, nos lleva por algunos terrenos difíciles en la historia de las experiencias de delincuentes con el sistema de justicia juvenil francés… Standing Tall es una honorable y rara adición a la tradición de las películas francesas sobre infancias problemáticas, aunque no llega a ser “Los 400 Golpes (François Truffaut)“. Jonathan Romney para The Guardian.


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram