The Salesman (Forushande), lo nuevo de Asghar Farhadi






Otra de las películas que compitió en Cannes por el Palma de Oro ha sido The Salesman, la nueva producción del gran cineasta iraní Asghar Farhadi, ganador del Oscar por “Una separación”.

The Salesman es el drama de una pareja (Emad y Rana) cuya vida cambia dramáticamente después que se ven forzados a cambiar de su viejo apartamento en Teherán a uno nuevo por daños en su estructura. Sus conflictos se dan por incidentes con su anterior tenedor.

Farhadi ha expresado que le cuesta trabajo definir o resumir su nueva película, asegurando que depende mucho de quien la ve, de sus preocupaciones particulares o posturas. Asegura que algunos lo verán como un comentario social, mientras que para otros se tratará de una especie de cuento moral. Lo importante para él es que su película una vez más “lidia con las complejidades de las relaciones humanas, y especialmente en el ámbito familiar”.

Esta película comenzó a gestarse justo después de terminar “El pasado” (2013). El cineasta escribió una guion sin diálogos y ubicado en España, pero las condiciones no se dieron y terminó rodándose en Irán. Ese guion resultó de un compendio de notas que Farhadi había estado recolectando a lo largo de varios años. Fue también su oportunidad de incluir el mundo del teatro que significó mucho para él cuando era joven. De hecho, el título hace referencia a “La muerte de un vendedor”, clásico del teatro de Arthur Miller.

Ese mundo del teatro lo incluyó en sus dos personajes, una pareja que se mueve en el ambiente cultural pues trabajan en el. “Emad y Rana son una pareja iraní de clase media. No podemos decir que representan la mayoría de las parejas de esta clase, tanto por su relación o como individuos… Es una pareja ordinaria con sus propias características. Ambos están en la esfera cultural y actúan en teatro, y ambas se encuentran en una situación que revela aspectos inesperados de sus personalidades”.

En esta historia como en anteriores películas, Asghar Farhadi hace una reflexión sobre su ciudad y el crecimiento desmedido que termina afectando a las personas. “Teherán es muy cercana a Nueva York en la forma como es descrita por Miller. Es una ciudad cuya cara está cambiando a un ritmo vertiginoso, destruyendo todo lo que es viejo, huertos y jardines, para ser reemplazados por torres. Es un paralelo entre la película y la obra teatral. Teherán está cambiando de una forma irracional, frenética y anárquica. Cuando una película cuanta la historia de una familia, la casa, obviamente, tiene un papel importante. De nuevo, como en mis películas pasadas, la casa y la ciudad juegan un rol central.

Recepción de la prensa en Cannes

Justamente la web FirstShowing.Net la ha visto como un cuento de moralidad y venganza. “Es un cuento moral que prueba una vez más cuan talentoso es como guionista y director Asghar Farhadi. Hay tantas capas en esta película, con preguntas por hacer acerca de cada situación y sobre cómo usted actuaría si estuviera en ella. Las actuaciones son impresionantes y se mueven en un ritmo constante que no descansa”. Por su parte, The Hollywood Reporter anota que Farhadi vuelve a su “exploración del lado oscuro del alma, utilizando un asalto traumático que desencadena la sed incontrolable de venganza de un joven esposo. El gran final deja a la audiencia tensa y sin respiración”.


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram