El concursante de Carlos Osuna – Crítica. La comedia sobre el caso insólito de la olla inalcanzable


Por Sandra M Ríos U
Twitter: @sandritamrios




Después de ser una de las dos películas latinoamericanas en participar en la fundación Atelier de Cannes 2015, que permite a 15 coproducciones internacionales hacer alianzas que posibiliten su finalización, Carlos Osuna estrena en el FICCI 59 su tercer largometraje de ficción.

El concursante es un retrato, a modo de comedia agridulce, sobre la injusticia social, en donde hasta la adquisición de una olla es un bien inalcanzable.


Aunque el detonante de la historia pareciera descabellado, lo cierto es que parte del caso verdadero de una reconocida empresa productora de condimentos que decide en el año 2011 regalar 4000 ollas a presión a cambio de que sus compradores les llevaran 50 envolturas de alguno de sus productos más doce mil pesos. El éxito de la promoción tras la pauta en televisión nacional superó las expectativas de la propia compañía, pues en poco tiempo aparecieron más de 11 mil reclamantes del premio. La logística de la estrategia les falló y las filas de casi un día entero al que sometieron a la gente, terminó causando desórdenes que debieron ser controlados por la policía.

Una de las ciudades donde se presentó este insólito fenómeno fue Cartagena. La idiosincrasia costeña, siempre expresiva, dicharachera, bullosa, machista y alegre, la hicieron un lugar obvio para ambientarla. Osuna, con ligeros cambios en los hechos reales, narra este retrato desde los barrios más populares de la ciudad y con la población más vulnerable. El reparto es un grupo de actores no profesionales que la dan colorido, gracia y realismo.

En El concursante seguimos a Cristóbal, un buen jovencito, un tanto tímido, al que la falta de oportunidades lo tienen sin estudio y trabajo, condenándolo a depender de su madre, quien lo considera una decepción, un vago. Ella lo obliga a reclamar su olla, lo que será para él un día intenso donde conocerá gente, tendrá un interés amoroso, entablará alianzas y se ganará enemigos, todo por cumplir lo encomendado por su desesperada madre.

Tan reducidas son las posibilidades de recibir el premio, como el formato cuadrado al que nos confina el director. Esa decisión formal tiene el efecto de hacernos enfocar en el callado Cristóbal y sus vecinos de fila más cercanos. El sonido es el que nos deja saber que en el ambiente, cada vez más caldeado, hay mucha más gente. Osuna demanda concentración en ese grupo de personas que muestra con una importante suma de planos fijos generales. Todos ellos son en sí mismos un microcosmos que reflejan lo que somos como sociedad producto de una suma asfixiante de injusticias y desigualdades.

A pesar que el caso de la olla inalcanzable tiene por sí solo la suficiente carga cómica, dado su carácter de insólito, Osorio opta por darle más condimento con personajes marcados desde el matiz más cómico posible y así aligerar la crítica social de tintes trágicos. No todas las situaciones graciosas funcionan por completo porque pasan por los estereotipos (las palabras de grueso calibre, los piropos machistas) y parecen buscar la risa fácil sin conseguir plena naturalidad. Puede que esto suceda porque el desafío de los actores no profesionales debía incluir una estricta marcación para mantenerse en el cuadro y generar la acción en ese espacio reducido de su formato. (Lee  puede interesar. Reseña de Sin mover los labios de Carlos Osuna, una historia sobre la vida deprimente).

En todo caso, se trata de una película que no engaña y deja claro que al final esto es una comedia. Además, los personajes tienen mucho carisma, como “la diva”(Helena Díaz), una exvendedora de frutas en las playas de Bocagrande y el joven protagonista, Ronaldo Tejedor Cimarra, que cautiva el corazón con su frescura, ingenuidad  y presencia.

El desenlace igualmente levanta la película cuando cede espacio a la nostalgia y la emotividad, con un mensaje sobre lo importante detrás de ganar o perder.

La película completará funciones en el FICCI 59 el día sábado 9 de marzo (6pm en el centro de convenciones) y el domingo 10 (1pm en Castellana).

Ficha Técnica

  • Dirección: Carlos Osuna
  • Guion: Carlos Osuna, Alejandro Quintero, Juan Mauricio Ruiz
  • Género: Comedia
  • Duración: 83 minutos
  • Reparto: Ronaldo Tejedor Cimarra, Helena Díaz, Kissinger Mirando, Sunami Rodríguez, Daniel Moncada, Rodolfo Arteaga, Braian Villa
  • Cinematografía: Rodrigo García
  • Montaje: Carlos Osuna
  • Arte: José Serna
  • Diseño sonoro: Alejandro Quintero
  • Banda sonora: Kissinger Miranda, Son palenque, DJ Rata, Los mangueras, Charles King
  • País: Colombia
  • Año: 2019

 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram