Prometeo (Prometheus) – Reseña


Por Sandra M Ríos U
Twitter: @sandritamrios




“Creo que quieren que vayamos a encontrarlos”

Ridley Scott retorna a la ciencia ficción después de más de 30 años sin dirigir un film de este género. El anuncio de lo que podría ser una precuela de Alien (cuestión que queda resuelta al ver film), emblemática película que marcó la pauta del género, entusiasmó a los fanáticos del cineasta y no fue para menos. La producción elaboró una de las campañas de expectativa más impresionantes de los últimos años, con adelantos y reportajes muy efectivos que después de ver el film no solo sirven como elemento de marketing sino que también ayudan a completar la historia y entender el desarrollo de los personajes. Varios de estos clips forman parte de escenas que no aparecen finalmente en la película, así que son un complemento útil para antes o después de verla.

Ridley Scott no había hecho más películas dentro de este género porque en todo este tiempo no llegó a encontrar algo diferente y único por el que valiera la pena meterse de lleno en un mundo cargado de imaginación e ingeniería. Partiendo de una escena en su querida Alien, el cineasta llegó a lo que hoy conocemos como Prometheus, un film de estilo y narración clásica que debate temas muy actuales e interesantes como lo son el origen de la creación, la inteligencia artificial y la exopolítica.

El Sitio oficial: http://www.prometeo-lapelicula.com/

En el afán por descubrir el origen científico del hombre se hacen hallazgos en un futuro que demostrarían que los humanos hemos sido creados por una raza superior proveniente del espacio exterior y las pruebas tendrían además las coordenadas para llegar al hogar de nuestros creadores. La misión se prepara y en la nave Prometeo, nombre del dios protector de los humanos en la mitología griega, comienza la expedición. Al llegar se da inicio a la búsqueda desesperada por entrar en contacto con unos seres que no están dispuestos a entablar un contacto amigable sino todo lo contrario.

El panorama visual, es decir, su diseño de producción o estilo plástico son extraordinarios en esta película. Todo ese imaginario visual atrapa e impacta por completo y la historia lentamente nos va introduciendo en un panorama mucho más oscuro y tenebroso llevado de forma dosificada y en un estilo que ya se reconoce en Scott, quien sabe mezclar bastante bien la magia que genera la ciencia ficción con la intriga y angustia que despierta el terror incrementado, como siempre, por una grandiosa banda sonora a cargo del compositor Marc Stretenfeld, quien ya ha trabajado con Scott en varios de sus films. En algunas escenas podrán recordar el estilo de las naves de Avatar  al partir y llegar al nuevo planeta.

Prometo es una película compleja no tanto por la parte visual y las complejidades de llevar a cabo una cinta de su categoría porque claramente Ridley se mueve muy bien en este terreno. El desafío radica en su historia que al abordar temas de planteamientos científicos y filosóficos en debate aún, somete a la película a limitaciones por las múltiples lecturas que pueda dársele o porque a la final Scott no pretende plantear una sola respuesta sobre el tema de la creación y evolución humana.

El mundo no encuentra respuestas claras y contundentes sobre nuestra existencia, así que mucho menos se deben esperar soluciones o algún tipo de luz al respcto en este film. De hecho, hay incluso mucho más preguntas que respuestas. El guión tiene unos cuantos vacíos que nunca se resuelven (al menos no al verse el film una sola vez) y la introducción y un par de escenas con su protagonista y el novio resultan un tanto forzadas. Por eso en este sentido algunos fanáticos que esperen una nueva teoría de la creación o que les gusta encontrar respuestas a lo que un film plantea, podrían salir un poco decepcionados.

Lo interesante de las variables que  Scott maneja de estas teorías está en el supuesto riesgo que podría representar el deseo desmedido de acercarnos a la verdad de nuestro origen o el riesgo que podría representar desafiar a seres superiores. Por supuesto, también aparece la vieja discusión entre la fe y la ciencia que siempre sale a relucir cuando la realidad se queda corta. No estamos hablando, tampoco en este aspecto de novedades pero Ridley Scott sabe como salir bien librado incluso si no propone algo completamente nuevo.

Noomi Rapace es la heroína de este film haciendo un grandioso papel, muy creíble y donde sus facciones son más dulces y atractivas a diferencia de su personaje, por supuesto, de Lisbeth Salander en la adaptación de la saga Millenium e incluso de su participación, un poco desperdiciada, en Sherlock Holmes 2. El resto del reparto es de lujo  y acertado aunque sus apariciones no son tan determinantes como uno se habría imaginado.

Prometeo es una película clásica de ciencia ficción con los componentes que hicieron del género, ya para la década de los ochenta,  algo distinto y vibrante gracias a este cineasta y en donde los fanáticos del cine podrán sentirse plenamente familiarizados con la estética de Alien.

Lo lamentable es que se trata de un film oscuro que se oscurece aún más con el efecto del 3D y que al final me resulta innecesario. Lo otro es que se tomaron tanto tiempo en la introducción y el desarrollo narrando tantas cosas que a la final pareciera que estamos ante un film incompleto que necesita de una secuela para terminar de redondearse. Aún así, confieso, me entretuvo y mucho.


Gana obsequios de la película. Déjanos un comentario contándonos cómo te pareció esta nueva película de ciencia ficción de Ridley Scott.  Las casillas de comentarios por facebook o el formulario de comentarios de la página aparecen al final de cada artículo.

 

Condiciones.
1. Concurso válido para BOGOTA

2. Los participantes deben ser lectores de CineVista y deberán estar inscritos en el club de CineVistaAmigos:http://www.cinevistablog.com/registro-cinevistamigos/

3. El próximo martes 26 de Junio, se anuncian nuevos ganadores de los obsequios.

 


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram