Reseña El baile de los 41 de David Pablos – Hicieron falta 120 años…. (Netflix)




Por Daniel Andrés Ruiz Sierra (@Tato Ruiz)

 

Cada vez es más usual la representación y la encarnación de personajes de la comunidad LGBTQ+ en el mundo audiovisual. Que si unos proyectos son más dignos, honestos o más pertinentes que otros no viene al cuento. Que sea para posar o para buscar más público y morbo no debería importar. Por lo menos no en este par de párrafos. “La visibilidad lo es todo”, diría el brillante periodista y guionista español Paco Tomás.

Y visibilidad es lo que busca dar la tercera película del mexicano David Pablos. Visibilidad a un hecho que no es solo hecho y anécdota sino toda la génesis (o parte importante de la génesis) de una enorme huella homofóbica en México. “El baile de los 41” no es nada excepcional. Narrativamente no tiene nada demasiado especial, pero es muy digna. Es, digamos, muy fértil. Y tremendamente necesaria.

Lo que se nos cuenta nos lleva a comienzos del siglo pasado: 1901. En una ilegal redada policial, un grupo de 42 hombres que andaban de fiesta fueron puestos en la palestra pública. ¿Cómo se les ocurría bailar entre hombres? ¿Por qué llevaban ropas de mujer? El asunto se hizo público porque la mayoría eran hombres de “la vida acomodada” y, gracias a los periódicos, el hecho estuvo en boca de todos. Y a todas estas, la prensa de aquel entonces lanzaba frases como “el insólito y repugnante baile de puros hombres”, o “…no daremos a nuestros lectores más detalles por ser en sumo asqueroso”. Y claro que entiendo que eran otras épocas. No me interesa ponerme en plan de revisionismo. Lo que me parece increíble es que 120 años después, cierta prensa y ciertos periodistas no estén muy lejos de ese plan: reproduciendo estereotipos, poniéndose exclusivamente del lado del opresor o contando sin control alguno y completa irresponsabilidad, lo primero que se les viene a la cabeza.

Pero no me voy a ir por las ramas. El otro asunto en aquella redada es que – se dice – o hace parte de la leyenda urbana, que ‘uno de los hombres que iba vestido de mujer’ era el yerno del entonces presidente de México, Porfirio Díaz, que se hizo el de la vista gorda y en vez de contar 42, contó 41. ¿Cómo iba a ensuciar la dignidad de los caballeros de su grupo asumiendo que hay un maricón entre ellos? No, no, no, déjense de pendejadas. El castigo pa’ los otros. Lo del maricón lo arreglamos en casa, pudo haber dicho.

Y esto es a grandísimos rasgos lo que cuenta David Pablos en su película, escrita por Monika Revilla (La casa de las flores, Alguien tiene que morir). Hay en ella una estructura narrativa de amor y desamor y en medio dos tipos que están más buenos que el pan: Alfonso Herrera (Ignacio de la torre, el yerno) y Emiliano Zurita (Evaristo Rivas, uno de los 42 y el tercero en discordia). David Pablos no escatima en darle realismo a la época retratada. Se engorila mostrando unos decorados espléndidos, con un diseño de vestuario muy especial. Es un diseño de producción con mucha mística y un trabajo consciente. Por el lado actoral, Alfonso Herrera es verosímil. Es un personaje algo ambiguo, se nota profundidad en él y se nota que su director se encariñó en contar su historia. El resto del casting me da la impresión que solo buscaba acompañarle. ¿Y el argumento? Salvo el lado biográfico y la búsqueda por contar la anécdota histórica, es más de lo mismo cuando de contar los conflictos de pareja se trata y hay una mujer en medio sufriendo con asuntos amorosos.

“El baile de los 41” es muy conveniente para un supermercado como Netflix. Tiene esa estética, fluidez y ligereza que el público en general busca para ver algo el domingo o cuando le plazca y aún así no deja de ser una propuesta valiosa que podría generar un debate inaplazable y urgente sobre la concepción de la figura homosexual en la cultura latinoamericana.

Que 120 años después de un suceso tan peculiar nos invite a seguir cuestionando el significado de lo homoerótico y la cultura sexual es, por lo menos, de promocionar. Me gustaría ver otros intentos de ahondar el acontecimiento y, sobre todo, ese ejercicio de memoria. Sé de un simposio hecho en 2001 por un académico de nombre Robert McKee Irwin, pero ojalá la cultura pop se siga interesando en tremenda historia. Esta película es un buen intento. Para comenzar está bien. Que haya hecho falta 120 años para contar algo así dice mucho de esta cultura.

Los invitamos a leer nuestra publicación “En el mes del Orgullo conoce a varias mentes creativas LGBTQ de Netflix, detrás de sus producciones más populares”. 

Ficha Técnica

  • Dirección: David Pablos
  • Guion: Monika Revilla
  • Duración: 109 minutos
  • Género: Biopic, LGBT, histórico
  • Productores: Charles Barghe, Giula Cardomone, Pablo Cruz, Isabel Lopez Planco, Marta Núñez Puerto, Monika Revilla, Arturo Sampson, Diego Suárez,
  • Reparto: Alfonso Herrera, Mabel Cadena, Emiliano Zurita, fernando Becerril, Paulina Álvarez, Alan Downie
  • Cinematografía: Carolina Costa
  • Música: Carlo Ayhllon, Andrea Balency
  • Montaje: Soledad Salfate
  • País: México
  • Año: 2020

Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram




Estrenos recientes



Free Guy: Tomando el control


Viejos


Shang-Chi y la Leyenda de los Diez Anillos


El Escuadrón Suicida


Atrapa la Bala (Catch the Bullet)


G.I. Joe: Snake Eyes


BAC Nord Brigada Anticriminal


Kate


SAS: El ascenso del cisne negro


Jungle Cruise


Cacería Jurásica (Jurassic Hunt)


Rápidos y Furiosos 9


Paw Patrol: La Película


Escape Room 2: Reto mortal


Luca


Un jefe en pañales 2: Negocios de familia


Space Jam: Una nueva era


Maligno


La Guerra del Mañana


No respires 2



Próximos estrenos



Venom: Carnage Liberado


Hotel Transylvania: Transformanía


Halloween Kills


The Addams Family 2


The Last Duel


Ron's Gone Wrong


Roe v. Wade


Last Night in Soho


Old Henry


Night Teeth


Val


Mediterráneo


Witch Hunt


The Jesus Music


长津湖


Runt


Joy Womack: The White Swan


Dead in the Water


Freakscene: The Story of Dinosaur Jr.


Doblemente Embarazada


Nitram