Reseña La mujer de los 7 nombres, la historia de una excombatiente multifacética capaz de reinventarse


Por Sandra M Rios U
Twitter: @sandritamrios


“Esta fue mi pijama, el vestido de los domingos… fue mi vestido de cumpleaños”

 

Por supuesto que la firma de la paz con las Farc dará muchas historias que contar y que sin duda merecen ser contadas, porque el país necesita digerir largas décadas de violencia. El cine es un gran instrumento para traer estas historias que posiblemente se quedarían en el anonimato, formando parte de una fría cifra que no nos ayuda a comprender todo el prisma de esta problemática, ni a reconocer a sus actores.

La mujer de los 7 nombres es una historia a la que no hay que temerle. Es necesaria y bella, un caso de éxito que vale la pena descubrir.

En coproducción entre Colombia y Argentina, la película presenta la historia de vida de Yineth Trujillo Verján, una mujer campesina que fue reclutada de manera forzada por la guerrilla de las FARC a los 12 años de edad, donde militó por varios años y debió sufrir la crueldad de la guerra hasta que logró escapar. Ese pasado que la habita no solo tiene ese rol que cumplió no por elección propia, sino otros tantos más en la lucha por sobrevivir y encajar en una sociedad a la que se le dificulta aceptar a los reinsertados. Yineth ha cumplido varios de esos roles con nombres distintos.

Daniela Castro y Nicolás Ordóñez dirigieron este documental después que Daniela le hablara a Nicolás de la historia de Yineth cuando era la asistente de dirección del largometraje de José Luis Rugeles “Alias María”. Ella fue la última entrevistada de un grupo de 30 mujeres excombatientes. Daniela sintió que su historia tenía toda la fuerza para contarla en una película y a finales de 2013 arrancó el proyecto.

La mujer de los siete nombres se centra exclusivamente en su personaje, en su triste pero a la vez atrayente historia de vida. Los directores más allá de recurrir a dos o tres hechos políticos con imágenes de archivo, hablan de un país violento y un proceso de paz anhelado a través de las siete ellas que encarna Yineth, a quien constantemente vemos en pantalla en primeros planos. Ella es una mujer que atrapa, porque en todo caso es una fiel representación del género mismo, de la mujer multitarea, multifacética, capaz de reinventarse y crear las versiones de sí misma necesarias para cumplir sus objetivos. Si bien ha ejercicio diversos roles por necesidad,  también pueden leerse como una virtud  innata y un gusto por el cambio. En sus siete vidas y en sus ansias sinceras de transformar su pasado están las buenas sensaciones que deja el documental.



La mujer de los 7 nombres no busca las reflexiones desde el cine netamente político y de militancia, sino más bien desde la conexión con el público  y por eso se sostiene en la sencillez, en diálogos muy humanos y sinceros, sin recurrir a los golpes bajos del drama excedido. La historia de Yineth contiene un círculo de violencia desde las bases de su hogar, inevitable en su caso de vida y que ella misma confronta frente a cámara – finalmente esta es la historia de su pasado y presente -, pero aún así lo que se destaca en todo momento es su fortaleza.

Su historia representa igualmente esa capacidad inimaginable de resistencia y adaptabilidad que poseemos, de ser buenos seres humanos a pesar de las dificultades y la lucha diaria por cumplir con las obligaciones y exigencias de vivir en la gran ciudad.  Su destino, al menos el de ahora, es la compensación a años de dolor  y a su vez una buena retribución para los que se den la oportunidad ir a ver la película.

Ficha Técnica

  • Directores: Daniela Castro, Nicolás Ordóñez
  • Género: documental
  • Duración: 71 minutos
  • Personaje: Yaneth Trujillo Verján
  • Fotografía: Nicolás Ordóñez, Mauricio Vidal
  • Sonido: Juan Manuel López
  • Montaje: Alejo Santos
  • Música: Alejandro Kauderer
  • País: Colombia, Argentina
  • Año: 2018



 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram