Reseñas de Alias María de José Luis Rugeles, película de apertura Festival Cine de Cartagena


Por Sandra Milena Ríos y Carolina Morales
info@cinevistablog.com - yoyo_morales@hotmail.com




Así como Timbuktú, la película de Abderrahmane Sissako, es bastante pertinente a propósito del tema que preocupa sobre el fundamentalismo y los extremistas, Alias María, lo es en el contexto de las negociaciones de paz en el país.

Alias María de José Luis Rugueles, es la historia de una guerrillera joven que queda en embarazo, pero debe ocultarlo porque es prohibido, al tiempo, se le encomienda llevar el bebé recién nacido de su comandante a una zona segura.

Con María se vuelve a mirar el conflicto armado desde el corazón de los que están en ella, siendo muchos de ellos otra parte de las víctimas de la violencia. Algunos en este punto dirán que estamos hablando de una película sobre un tema del que el espectador se hastió, pero al verla me ocurrió exactamente lo mismo que cuando vi la buena película “La Pasión de Gabriel” (leer reseña). Ambos largometrajes prueban que no solo es necesario mirar lo que somos en el gran espejo que nos ofrece el cine, sino que si se le da un tratamiento adecuado a este tópico, es absolutamente capaz de producir resultados tan contundentes, como distintos, reveladores, entretenidos y refrescantes.

Alias María es una película bastante redonda, las limitaciones de José Luis Rugeles con la historia de García (leer reseña de su ópera prima), aquí casi que se desvanecen por completo. Su dirección es muy, muy sólida, con unos manejos de cámara excepcionales, varias tomas y ángulos audaces, y un gran trabajo de dirección de actores. Tanto los naturales como los profesionales se destacan. Las interpretaciones son muy creíbles y esto es, en buena parte, el éxito de este largometraje. La otra clave, es la forma como ha sido narrada, con un punto de vista claro, pero sin recaer en excesos de dramatismo, de tortura física, de sobrecarga política. Los hechos están ahí y se recrean sin mayores exageraciones, permitiendo que sea el espectador que le de la carga que considere.

Sobre la protagonista (Karen Torres) – y algunos personajes que la acompañan -, recae el peso de esta historia dramática. Ninguna hace que la historia se decaiga y permiten que la película fluya con naturalidad. El guion está muy bien estructurado, la historia pasa por varios picos que le dan intensidad, emotividad y proponen clara reflexión sobre la guerra. El montaje y la música son muy buenos.

Alias María habla de la guerra desde los más jóvenes que se enfrentan a ella, pero sobre todo desde la mujer, una que, aunque se ve sometida a fuertes pruebas de resistencia, nunca olvida su instinto maternal.

Gran inicio del festival.


Reseña de Carolina Morales (periodista invitada y miembro de CBCine)

Qué difícil hablar de contexto en el conflicto armado colombiano, esperar que entendamos que la guerra tiene dos frentes y que en ambos hay tanto víctimas como victimarios. ‘Alias María’, la película que abrió la edición 55 del FICCI nos habla de ese escenario que ignoramos al decirle no a la paz.

“Si no me lleva la sapeo”, le dice un niño a otro, pero esta no es una amenaza para ir juntos al parque o cuidarse la espalda luego de haber hecho alguna travesura. Se trata de dos niños guerrilleros que juegan lo que parece imposible en un país como el nuestro: salvar sus vidas y ganar la libertad en medio de la guerra.

Conocemos los sonidos de la selva y a los pequeños habitantes de estos lugares que no dejan su condición de paraíso, aun cuando sirven de refugio para la maldad y la violencia. Acompañamos a María en un viaje en el que, al mismo tiempo que va perdiendo su inocencia, va descubriendo sus fortalezas como mujer y su instinto maternal y bondadoso. En esta historia de violencia, el dolor es tan fuerte que es difícil juzgar a quien no se detiene para velar por el otro.

Movimientos de cámara que nos adentran en la selva, suspenso y personajes que encarnan de manera trágica pero verosímil nuestra violencia como colombianos. Alias María es una película que no toma partido más allá de humanizar al otro, esté o no, al lado de las armas.


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram