Reseña The Farewell de Lulu Wang – Una mentira gratificante


Por Sandra M Ríos U
Twitter: @sandritamrios




“En Oriente la vida de una persona es parte de un todo”.

 

La cultura asiática tiene tradiciones familiares arraigadas muy específicas y particulares que atraen a los occidentales y por supuesto los rituales sobre la muerte son uno de ellos. Desde Okuribito (Violines en el cielo) del cineasta japonés Yöjiro Takita de 2008, no veía una película que tuviera una mirada tan fresca y edificante entorno al tema. Ambas coinciden en su naturalidad y singularidades.

The Farewell es el segundo largometraje de Lulu Wang, quien también lo escribió.


Si lo prefieres, puedes escuchar esta reseña aquí:

Mientras Violines en el cielo se centra en un personaje que tras perder su empleo como violinista en una banda, retorna a su pueblo natal donde encuentra un trabajo como arreglador de cadáveres, asumiendo con dignidad el cargo y tratando con el mismo respeto y delicadeza a los difuntos, como lo hacía con su instrumento, en un armonioso último adiós, la de Lulu Wang, entre tanto, también está llena de una serie de sutilezas y humor detrás de los cuales se enmarcan una serie de dilemas.

El tono de la historia es advertido desde un inicio cuando se nos aclara que la película está basada en “una mentira”. A la matriarca de la familia le diagnostican un cáncer de pulmón terminal, pero siguiendo las tradiciones chinas, el parte médico lo recibe de primera mano su hermana y por costumbre se dicta que para no exacerbar la condición se le debe ocultar al paciente y dejar que sean los familiares quienes soporten la pena de la enfermedad y dolor de su despedida. El problema es que una de sus nietas, Billi, creció desde los siete años en Estados Unidos y le cuesta aceptar que su “nai nai” (abuela) desconozca su realidad y que ella debe ser parte del juego de las apariencias. Uno de los nietos se va a casar y esa es la excusa perfecta para que todos se reúnan por última vez.

Ese es el fondo de esta película; ese choque cultural que pone en aprietos los lazos familiares, ese conflicto lógico entre lo tradicional y lo moderno, entre los derechos individuales, esos dilemas morales, sin que se de el momento de explosión como ocurre en el cine francés e historias como las que nos ha contado Arnaud Desplechin, por citar a uno, y que también se mueven entre el drama y la comedia. La propuesta de Lulu Wang no apuesta a eso, sino a todo lo contrario, lo encamina hacia ese nivel de aceptación universal que todos sentimos en determinadas complejidades que involucran a la familia y que nos hacen tolerar, ante todo, lo radicalmente opuesto a nuestras propias convicciones con tal de mantener una armonía en la convivencia.

La película tampoco va por el camino casi obvio de los juicios, especialmente por su intención de mostrar la brecha cultural entre orientales y occidentales, o de los prejuicios morales. The Farewell es una película luminosa y conmovedora, con la misma fuerza en que es divertida y para ello se vale indiscutiblemente de su fantástica protagonista, la actriz y cantante Awkwafina, quien llena de matices emocionales y corporales esta historia. Es ella quien guía al espectador en los dos tonos que la mueven. Ella en sí misma representa la dualidad del propio ser al mantenerse como joven libre y familiar que guarda obediencia dentro del grupo . Y aunque Awkwafina eclipsa con su actuación, el reparto que la acompaña es muy destacado entre ellos la propia tía abuela de la directora. La química entre la protagonista y su nai nai, la actriz Zhao Shu-zhen se siente profunda y real.

Las decisiones estéticas y formales de Lulu Wang para contar esta historia sencilla son extraordinarias. Opta por seguir con cámara, a veces en mano, las miradas de sus protagonistas, esas que producen ternura y melancolía porque en el fondo sabemos que arrojan sin mediar palabra una inevitable despedida. La que nunca estamos preparados para afrontar, por mucha cátedra que tengamos encima sobre el particular.

The Farewell también se cuenta a través del color, con mucha fluorescencia, un elemento con el que la directora también quiere reflejar parte de la tradición china, pues el exceso de luz es símbolo de riqueza en dicha cultura y sirve para marcar la diferencia entre lo externo y lo interno. Entre lo incómodo de la situación y el intimismo y las emociones cálidas de este núcleo familiar. Por su puesto, también sirve para bajar su tono dramático.

The Farewell es el cine de despedidas, pero en este caso ofrece algo mágico que por doloroso que sea, deja una gratificante sensación. Al fin de cuentas no hay familias, ni decisiones idóneas, sino seres humanos intentando hacer lo mejor.

La película fue considerada por los Independent Spirit Awards como la mejor del año 2019 y para muchos fue una olvidada de los Oscars que no la tuvo presente en ninguna categoría. Es una verdadera lástima que esta película no haya sido estrenada en salas de cine. 

Ficha Técnica

  • Dirección: Lulu Wang
  • Guion: Lulu Wang
  • Duración: 100 minutos
  • Género: Drama, comedia
  • Reparto: Awkwafina, Tzi Ma, Diana Lin, Zhao Shu-zhen, Lu Hong, Jian Youbgoo, Aoi Mizhuhara, Zhang Jing, Li Xiang, Jim Liu
  • Cinematografía: Anna Franquesa Solano
  • Montaje: Michael Taylor, Mathew Friedman
  • Música: Alex Weston
  • País: Estados Unidos
  • Año: 2019

 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram