Ruth Caudeli conversa sobre su segunda película Segunda estrella a la derecha






 “Tenemos muchas historias por contar y necesitamos llegar a una equidad en la participación cinematográfica femenina, para que las personas que están detrás de las historias puedan retratar y generar un nuevo imaginario acerca de la mujer real”. 

 

Después de exhibirse por primera vez en Colombia en el Festival de Cine de Jardín dirigido por Víctor Gaviria en 2019, la directora Ruth Caudeli se alista a estrenar su segundo largometraje en cartelera.

Se trata de “Segunda estrella a la derecha”, una comedia rodada en un aparente blanco y negro que cuenta la historia de Emilia, una bisexual treintañera que se rehúsa a madurar aun cuando todas sus amigas ya lo hicieron. Mientras Angélica, una de sus amigas, se va a casar, ella todavía vive con su madre y tiene una relación amorosa conflictiva con Mariana. Todo cambia cuando Emilia es despedida de su trabajo como profesora en una academia de actuación, y esto la obliga a vivir una vida que ella no considera suya.

La película en escenarios internacionales ha sido vista en el Festival de Cine de San Sebastián, donde fue candidata al Premio Sebastiane (que premia el cine LGBTI) y en el Palm Springs International Film Festival de 2020.

Caudeli mientras espera el lanzamiento de este largometraje en salas de cine a partir del 12 de marzo y que realizó y creó junto a su pareja la actriz y protagonista de esta historia Silvia Varón, ya tiene rodada su tercera película titulada “Leading Ladies”, que actualmente se encuentra en etapa de posproducción y este año rodarán la cuarta, “Tres dinosaurios tomando cerveza” .  Leading Ladies, cuenta la historia de cinco amigas que se reúnen para hacerle la bienvenida a una de ellas que había estado por fuera durante un tiempo. En esta, Caudeli explora sobre los secretos que todas las mujeres guardamos y lo difícil que es para todas ser protagonistas de nuestras propias vidas. Por su parte, Tres dinosaurios tomando cerveza está presupuestada para ser rodada a finales de año y es una historia sobre el poliamor y las relaciones no convencionales.

  • Segunda estrella a la derecha es una película queer, en blanco y negro y musical. Al iniciar con esta producción ¿tenías en mente entregar algo totalmente distinto a lo visto previamente en el cine colombiano?

Se trata de una historia personal con la que pueden empatizar muchas personas, pues el sentirse ‘diferente’ o el ‘no encajar’, puede llegar a ser un sentimiento universal. No concebimos la película para romper con el cine colombiano, si no que tratamos de ser fieles a nosotras mismas, a los personajes femeninos que queremos representar y a contar esta historia de la manera más humana y honesta posible. Esta es la película que salió, sin tratar de encajar en una etiqueta específica.

  • ¿Cuáles fueron sus principales referencias cinematográficas para hacer Segunda estrella a la derecha?

Teníamos varias referencias como ‘Frances Ha’ de Noah Baumbach, ‘Appropiate Behaviour’ de Desiree Akhavan o la serie ‘Girls’ de Lena Dunhan.

  • ¿Se podría considerar la película una película del género Mumblecore, como las que solía hacer Greta Gerwig?

Nos gustaría pensar que sí, pues el mumblecore fue un referente clave para la realización de nuestra película, desde las películas de Greta Gerwig, pasando por las de los Hermanos Duplass o las de Joe Swanberg.

  • La película profundiza en el universo femenino de una manera valiente y audaz. ¿Consideras que el cine sería mejor si vemos y escuchamos mejor a las mujeres y lo que tienen por decirnos?

Por supuesto que sí. Las mujeres no están representadas de manera veraz en la cinematografía. El cine, en su mayoría, se ha contado desde la perspectiva masculina y las mujeres han sido representadas por hombres. Las mujeres podemos y debemos representarnos a nosotras mismas como somos: con nuestros aciertos, con nuestros fallos… como mujeres reales. Tenemos muchas historias por contar y necesitamos llegar a una equidad en la participación cinematográfica femenina, para que las personas que están detrás de las historias puedan retratar y generar un nuevo imaginario acerca de la mujer real. Es hora de narrar nuestras historias.

  • ¿Qué opinas de la desigualdad de género en la industria de cine? ¿Se puede revertir esta desigualdad produciendo, viendo y creando más películas para y por mujeres?

Sí, si logramos la equidad en la participación, podremos combatir la desigualdad. Hay que producir y crear más. Como mujeres, tenemos la responsabilidad de contar nuestras historias. Estamos muy lejos de lograr esta equidad, y si no trabajamos juntas no podremos lograrlo. El patriarcado nos lleva años de ventaja en el cine y en el mundo en general.

  • ¿De dónde sale la inspiración o llega el riesgo para hacer un segmento musical en la película?

Muchas veces he sentido que hay momentos de mi vida que van con banda sonora o que una canción podría describir perfectamente lo que estoy sintiendo. Y son justamente esos momentos los que quisimos representar en la película.

  • ¿Por qué la decisión de hacerla en blanco y negro?

Realmente no hay blanco y negro en la película, si no una amplia escala de grises. Pretendíamos que la gente pensase que se trata de blanco y negro, pues tendemos a etiquetar todo como ‘blanco’ o ‘negro’. Pero somos mucho más que eso, tenemos una gran variedad de grises en nosotras mismas. Como Emilia, nuestra protagonista, que no es blanco ni negro, ella no se enmarca bajo esos parámetros, si no que explora en su extensa gama de grises.

  • Luego de ¿Cómo te llamas? Eva y Candela ¿De dónde surge y por qué la necesidad de contar una historia tan radical y potente como Segunda estrella a la derecha?

Siempre me han interesado las historias de personajes femeninos fuertes y arriesgados, y creo que estoy encaminando mi filmografía hacia este tipo de historias. ‘Segunda estrella a la derecha’ es continuar mi exploración por ese lado. Quisiera retratar mujeres reales y después de ‘¿Cómo te llamas?’ quise dar un paso un poco más arriesgado en cuanto a la dirección. ‘Segunda estrella a la derecha’ es un poco más radical en cuanto a lenguaje de cámara, pero, sobre todo, a la concepción de la historia, pues trabajamos desde la improvisación actoral con un elenco formidable. Redujimos también el equipo técnico y nos demostramos que es posible hacer buen cine con poco, tan sólo hay que tener una historia por contar y meter toda la pasión en el proyecto.


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram