Focus Features destaca 5 razones que convierten a Paul Thomas Anderson en un director legendario – Phantom Thread




La filmografía del director estadounidense Paul Thomas Anderson no alcanza la decena, pero definitivamente no es la cantidad sino la calidad de su cine, su estilo y aproximaciones a temas como la familia, la soledad, el destino, el arrepentimiento, la negación, el poder o la alineación, las que lo han consagrado prontamente.

Phantom Thread (El Hilo Fantasma), su última producción, ha recibido seis nominaciones en los Oscars, entre ellos el de mejor director, mejor película y por supuesto mejor actor, en otra aclamada interpretación de Daniel Day-Lewis, quien se despide con esta participación de la actuación.

En la campaña de la distribuidora y productora Focus Features camino a los Oscars, han publicado cinco razones que convierten a Paul Thomas Anderson en un director legendario, a propósito de su última película considerada una obra maestra y que confirma que el californiano está en el  “panteón” de los directores esenciales del cine estadounidense moderno.

Las cinco razones que lo explican:

1. Personajes más grandes que la vida

Escrita por el propio Anderson, como ha ocurrido en toda su carrera, Focus Features destacada que el personaje Reynolds Woodcock (Daniel Day-Lewis) vuelve a romper todas las expectativas, al crear un personaje grandemente diseñado descrito como “brillante, carismático, imposible e imparable”, y en donde prueba una vez más su capacidad para diseccionar los “sueños y la ambición” de hombres poderosos como ya también ha permitido verlos en The Master y There Will Be Blood. Para la productora el diseñador Reynolds Woodcock es su personaje más refinado.

2. Un estilo cinematográfico para encajar la historia

Desde sus primeras películas, como Boogie Nights, donde hace un seguimiento y deambula con un joven que entra en el negocio del cine pornográfico en los años setenta, hasta las grandes tomas panorámicas en Petróleo Sangriento, Anderson ha creado, según, Focus Features, su propio “vocabulario visual” logrando darle autenticidad a cada universo que crea.

3. Una armoniosa unión entre la historia y la música



Sin duda Paul Thomas Anderson es un gran escritor de historias, pero igualmente ha sabido integrar la música en sus obras. En este aspecto, la productora destaca cómo el cineasta selecciona las piezas de forma delicada para acompañar cada película, sean estas los sonidos más exquisitos o los más disonantes. Precisamente El Hilo Fantasma está nominada en los Oscars  2018, cuya ceremonia se celebrará el domingo 4 de marzo, a Mejor Banda Sonora, en un nueva colaboración, la cuarta, del músico inglés John Greeenwood con el director.

4. Un director de actores

Suma Focus Features que ya son siete nominaciones las alcanzadas por este cineasta para sus actores, por lo que cualquiera de ellos estaría complacido de ser dirigido por él. Daniel Day-Lewis y el desaparecido Philip Seymour Hoffman tuvieron el privilegio de participar en sus películas a las que les pone mucho cuidado a este aspecto: “Lo único que realmente veo en las películas son los actores”.

5. Haciendo la historia tangible

Otra de las características esenciales de Anderson es la habilidad de recrear distintas épocas dándole autenticidad a sus historias. Focus Features  en esta publicación finalmente describe su gran destreza para “condensar el gran panorama de la historia y la textura de la experiencia vivida en una experiencia única cinematográfica”.

Phathom Thread está nominado adicionalmente a mejor actor protagónico y de reparto y mejor diseñado de vestuario. La historia se ambienta en Londres, en los años cincuenta, donde conocemos a Reynolds Woodcock, un diseñador de modas de la realeza y la alta sociedad británica, donde muchas son las mujeres que lo inspiran, más allá de su propia esposa, pero su vida planificada meticulosamente se descontrolada con la llegada de Alma, una mujer que se convierte en su musa y amante.

La despedida de Daniel Day-Lewis

Con más de 30 años de carrera artística, seis nominaciones al Oscar y tres premios, al término del rodaje de El Hilo Fantasma, anunció su retiro en junio de 2017. Esta película tuvo mucho que ver en su decisión, pues posteriormente del comunicado escueto donde avisó su retiro y agradeció a los fanáticos que lo han seguido a lo largo de su carrera, aseguró que el fantasma de su padre volvió a aparecerse, el poeta Cecil Day-Lewis, lo que produjo en él, una enorme sensación de tristeza.

Esta situación ya había ocurrido en 1989 cuando interpretaba para el Teatro Nacional de Londres a Hamlet. En una de las funciones enmudeció, lloró y debió retirarse al ver la presencia de su padre fallecido cuando el actor tenía 15 años y con quien se ha dicho tuvo una relación compleja. Desde ese momento crítico en su carrera abandonó las tablas para jamás volver.

Después de ese momento Daniel Day-Lewis respondió en el cine con Mi pie izquierdo, El último mohicano, La edad de la inocencia, En el nombre del padre, Gángsteres de Nueva York, Petróleo Sangriento, Nine, Lincoln y esta última, Phantom Thread.

Lea la publicación completa de Focus Features aquí




 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram