Película Yo, También – Reseñas


Facebook Twitter Google
 << 19 veces compartido

“Todo es un clamor anhelante bien argumentado, para asegurar que en Yo, también, Daniel desea “también” ser amado, tener una pareja y traspasar las barreras creadas”. – José Ubillus

“Las dificultades y los dilemas por los que atraviesan las personas con éste síndrome son puestos en la cinta en un nivel superior, vistas desde una perspectiva menos incómoda, dándole un giro a lo nostálgico para ahondar en la fel|icidad que producen las oportunidades. Así entonces Yo, También es ante todo una película motivacional”. – Sandra M. Ríos U.


Reseña por José Ubillus
Para comentar esta película española, es necesario escribir sobre su protagonista, el psicopedagogo Pablo Pineda, nacido en 1974 en Málaga con síndrome de Down. Pese a ello, desde niño con ayuda de su madre practicó el diálogo, la lectura y otros idiomas, llegando a graduarse en estudios superiores, logra ser trabajador social en el área de discapacitados y recorre la península Ibérica como ponente y conferencista.

En la rueda de prensa que ofreció en Bogotá se apreció su inteligencia y sus apropiadas y fluidas respuestas, demostrando en la cinta Yo, también que además de exitoso profesional y hablar catalán, castellano, italiano e inglés, es buen actor.

Con Lola Dueñas son la fortaleza de la película, sus actuaciones son meritorias y conducen a sensibilizar al público sobre la problemática social que genera la intolerancia por las relaciones afectivas entre una persona del común denominador y quien padece el mencionado síndrome, e inclusive entre jóvenes con discapacidad cognitiva.

Al parecer familia y sociedad levantan un muro impidiendo ese tipo de nexos. El valor de la cinta se centra en este enfoque donde Daniel se siente atraído por su compañera de trabajo Laura y con su ternura innata le aporta a ella verdaderas pinceladas de vida, con instantes llenos de simpatía, confianza e hilaridad consecuencia de cualquier relación amistosa.

Todo es un clamor anhelante bien argumentado, para asegurar que en Yo, también, Daniel desea “también” ser amado, tener una pareja y traspasar las barreras creadas.

Reseña crítica por Sandra M. Ríos U.


“La sociedad tiene que tratarnos como personas y darse cuenta de que como personas que somos tenemos las mismas necesidades”. – Pablo Pineda al recibir el Concha de Oro en el Festival de Cine de San Sebastián 2009.

Alrededor de la historia personal y ejemplo de vida de Pablo Pineda, los directores de esta historia, Álvaro Pastor y Antonio Naharro construyeron un drama de ficción que nos habla de la inclusión, de la igualidad, de la diferencia y la intolerencia pero no con dolor y exceso de dramatismo. Las dificultades y los dilemas por los que atraviesan las personas con éste síndrome son puestos en la cinta en un nivel superior, vistas desde una perspectiva menos incómoda, dándole un giro a lo nostálgico para ahondar en la fel|icidad que producen las oportunidades. Así entonces Yo, También es ante todo una película motivacional.

La exquisita y moderna selección de temas musicales a lo largo de toda la cinta se encargan de enriquecer el espíritu que posee esta historia inspiradora. La compenetración entre la experimentada y una de las preferidas de Almodovar, Lola Dueñas, y el talento innato de Pablo Pineda hacen de Yo, También un film creíble que no deja al público indiferente sobre todo en el tabú sembrado acerca de las limitaciones en las experiencias sentimentales y sexuales por las que atraviesan éste tipo de personas. Un aspecto que desde lo moral más que de lo formal, les ha impedido amar con absoluta libertad.



Para lograr esa indiscutible atmósfera motivacional que posee, ambos directores le pusieron a Pineda, Daniel en este film, una persona totalmente opuesta a él. Laura (Lola Dueñas) es una mujer en buenas condiciones físicas, pero con muchos problemas emocionales. Esa brecha entre estos dos personajes es la que explotan los realizadores para acercarnos al mundo de estas personas con deficiencia cognitiva que por su condición enternecen por muy adultos que ya sean.

Es muy fácil conectarse con el drama de cualquiera de estos dos protagonistas – por lejana que la situación parezca a uno mismo – gracias adicionalmente a la coherencia de su historia, la sencillez de su lenguaje, no solo por la simplicidad en los diálogos (situación por demás entendible), sino también por el resto del lenguaje cinematográfico como la inmensa utilización de escenarios naturales y sacando el máximo provecho a la luz natural.

Pero no solo Pineda aparece en la película, una buena cantidad de personas que comparten su estado son protagonistas de la cinta, entre ellos la hermana del realizador Antonio Naharro. Es esta vivencia tan cercana a su realidad la que muy posiblemente le permitió regalarnos una película honesta, muy humana y altamente sensible. Estos otros protagonistas tiene su propio espacio con historias paralelas que convergen en la misma premisa sobre el derecho a que se les trate con normalidad y a reinvindicar que sus necesidades son exactamente iguales al resto de la comunidad, algo claramente definido en su título: Yo, También.

Calificación:

Ficha Técnica
Director: Antonio Naharro, Alvaro Pastor
Género: Drama
Clasificación: 12 años
Duración: 1Hr 43Min
Reparto: Lola Dueñas, Pablo Pineda, Antonio Naharro, Pedro Álvarez, María Bravo, Catalian Lladó, Daniel Parejo. consuelo Trujillo
País: España
Año: 2009

Sinopsis
Daniel, un joven sevillano de 34 años, es el primer europeo con síndrome de Down que ha obtenido un título universitario. Comienza su vida laboral en la administración pública donde conoce a Laura, una compañera de trabajo. Ambos inician una relación de amistad que pronto llama la atención de su entorno laboral y familiar. Esta relación se convierte en un problema para Laura cuando Daniel se enamora de ella. Sin embargo esta mujer solitaria que rechaza las normas encontrará en él la amistad y el amor que nunca recibió a lo largo de su vida.


Facebook Twitter Google
 << 19 veces compartido


 

Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Facebook