Reseña Spider-Man: De Regreso a Casa, presenta a un verdadero villano en manos de Michael Keaton

Por Camilo Bohórquez
cabobe@msn.com

Facebook Twitter Google
 << 21 veces compartido

VN:F [1.9.22_1171]
¿Ya viste esta película? Califícala
Rating: 4.0/5 (5 votes cast)

SpiderMan, creado por Stan Lee y Steve Ditko, es uno de los más reconocidos y queridos personajes del mundo de los cómics, su primera aparición en el mundo del cine fue en el año 2002 bajo la dirección de Sam Raimi y la actuación de Tobey Maguire y es gracias en parte a esta película junto a “Blade” de Stephen Norrington y “X-Men” de Bryan Singer que Hollywood se dio cuenta del gran potencial de producir películas de superhéroes apoyadas con los grandes avances en efectos especiales, las grandes historias y personajes nacidos en las viñetas.

Sony tiene los derechos cinematográficos de Spider-Man y siendo un personaje tan amado por muchos ha intentado encontrar una fórmula para crear una saga de películas que garanticen una franquicia sólida. Lamentablemente el trabajo de Sam Raimi se vio empañado por una floja tercera parte de Spider-Man que echó abajo toda posibilidad de continuación. Posterior a esto, Sony intentó hacer un reboot contando nuevamente los inicios de Spider-Man, pero dando un tono más cercano a los comics de los últimos tiempos. Este reboot con Andrew Garfield como protagonista tuvo una gran calidad pero su segunda parte fue afectada por la sobresaturación de promoción de la película y no logró cautivar a la audiencia echando también abajo toda posibilidad de expandir el universo arácnido.

Mientras esto pasaba, Marvel Studios iniciaba su exitoso Marvel Cinematic Universe que, aunque no tenía a Spider-Man, logró convertir a IronMan y Los Vengadores en una de las más exitosas franquicias en la historia del cine. Entre el ferviente pedido de los fans de ver a Spider-Man con los vengadores y la situación difícil para Sony con un personaje maravilloso, pero que estaba siendo difícil de llevar en la dirección correcta, en febrero de 2015 Sony y Marvel Studios anunciaron que Spider-Man haría parte oficialmente del Universo Cinematográfico de Marvel y aunque Sony Pictures sigue siendo la dueña de los derechos en el cine de Spidey y sus secuaces, trabajará en conjunto con Marvel Studios para traernos un nuevo Spider-Man esta vez interpretado por el actor Tom Holland y haciendo de nuevo borrón y cuenta nueva del personaje en el cine.



La primera aparición oficial del nuevo Spider-Man fue en la película “Captain America: Civil War”, donde en pocos minutos en pantalla dejó claro el tono juvenil de este nuevo Spidey que aún está en la preparatoria y que lleva poco trabajando como superhéroe, a su vez saltándose todos los eventos de cómo adquirió sus poderes y su motivación para convertirse en quien es (agradecemos que no nos contaran la misma historia una tercera vez). SpiderMan Homecoming sigue la historia de Peter Parker regresando a casa, después de su aventura con los vengadores y con un espectacular traje tecnológico creado por Tony Stark bajo la advertencia de no meterse en grandes batallas y/o problemas. Los días pasan y Peter solo piensa en una cosa: volver a formar equipo con los vengadores. Mientras sigue sus estudios y desecha su vida social por estar siempre disponible ante cualquier posible llamada de IronMan, Peter Parker utiliza su nuevo traje para ayudar a los demás y ser el vecino amigable de todos en Queens, New York, hasta que una noche se encuentra con un grupo de ladrones que utilizan armas desarrolladas con fragmentos de tecnología encontrada en los escombros de la invasión de los Chitauri y Ultron (eventos de Avengers y Avengers: Age of Ultron), Peter siente que esta es su oportunidad de sorprender a Tony Stark, mostrar que no es un niño y pasar a ser un miembro oficial de los vengadores, por lo cual decide actuar por cuenta propia.

Previo al estreno de Spider-Man: De regreso a casa, existen tres elementos que preocupan a los fans; el primero es el tono de la película ya que es ambientada en el colegio y con un Peter Parker de 15 años de edad. Se habló de cierto tono tomado de las películas de John Hughes de corte juvenil. El segundo, es ver qué tantas sorpresas quedan para ver en la sala de cine frente a la alta cantidad de detalles sobre la trama de la película mostrados en numerosos trailers. El último punto que preocupa es IronMan, pues el material promocional muestra muchas escenas con este personaje, por lo que incluso algunos fans tildan a la película, aún sin verla, de una IronMan 4. La gran noticia es que no hay de qué preocuparse al menos por estos tres elementos. El director Jon Watts hace un excelente trabajo manejando una cinta fresca, agradable y entretenida, sin momentos aburridores ni excederse en temas juveniles, aunque están presentes, aún hay sorpresas guardadas para los espectadores en la sala de cine, incluyendo importantes giros inesperados en la trama y IronMan solo tiene muy breves y puntuales apariciones como mentor de SpiderMan quedando como personaje secundario.

Spider-Man Homecoming tiene muy buenas actuaciones destacando en gran parte la labor de Michael Keaton, por fin después de muchas películas de superhéroes con villanos mediocres, sin convicciones y bastante planos, tenemos a Volture – El Buitre, un trabajador que lo pierde todo después de los eventos de la invasión Chitauri y por ello decide apropiarse de la tecnología de los escombros encontrados para obtener dinero. El Buitre es un criminal cruel y calculador que, sin embargo, sigue siendo un ser humano normal y corriente que puede hacer lo impensable con tal de proteger a su familia. Es esta humanidad del personaje, con un excelente e imponente diseño de su traje, más la interpretación de Keaton lo que lo vuelve un gran villano para recordar y un gran reto para Spider-Man en lo que sigue.

Tom Holland hace un gran papel de Spider-Man/Peter Parker, se siente el esfuerzo que ha realizado preparando el personaje, el equipo que establece con el mejor amigo de Peter, Ned, (interpretado por Jacob Batalon) funciona de excelente forma. La parte de comedia usual en las películas de Marvel Studios está presente en Spider-Man Homecoming pero esta vez los chistes o comentarios graciosos no se sienten forzados ni aburren o cansan, sino que son ligeros y están en justa medida, lo cual se agradece muchísimo. Por último el trabajo de Michael Giacchino en la banda sonora es de gran calidad incluyendo acordes de la mítica canción insignia de esta franquicia.

Aunque Spider-Man: De regreso a casa tiene grande virtudes, hay algunas cosas que no funcionan del todo bien, tal vez por lo visto en las películas previas, se echan de menos elementos como un mayor drama o conflictos más serios frente a la evolución de Peter como superhéroe. La película se puede sentir demasiado familiar u orientada a un público joven, también faltan elementos icónicos y emblemáticos como Spider-Man columpiándose entre los rascacielos de New York. Aquí hay buenas escenas de acción, pero algunas se limitan a escenarios más simples como el vecindario de Peter Parker que nos muestran otras facetas incluso cómicas del personaje, pero no sorprenden tanto por culpa de todo el material promocional que hemos visto. Otra cosa que puede no gustar a la audiencia es ver a un Spider-Man demasiado joven y que aún no desarrolla todo su potencial e incluso a veces se torna demasiado inocente, lo cual es entendible desde el punto de vista juvenil, pero no frente a lo que esperamos a estas alturas de este superhéroe en el cine. Esperamos ver más de su real potencial en futuras entregas. Por último, frente a todo el universo cinematográfico  de Marvel, ésta una película que no aporta en nada a todo ese gran universo, aunque tenemos a un aprendiz Peter Parker asumiendo su rol de superhéroe, la película no afecta en nada los sucesos que nos llevan a la próxima producción de los vengadores y el futuro de esta franquicia, del cual solo se hace un guiño en una de las dos escenas poscréditos. Esto afecta ya que Marvel Studios nos ha acostumbrado a siempre incluir referencias a eventos de sus próximas películas.

Spider-Man Homecoming cumple con su función de entretenimiento y de traernos una nueva visión del sorprendente hombre araña más juvenil, inocente y cómica. Es una película muy agradable y bienvenido sea el nuevo Spider-Man, pero queda como una muy buena introducción a la cual le faltó un poco de lo espectacular de sus antecesoras, las cuales, aunque Sony y Marvel Studios quisiera que hiciéramos borrón y cuenta nueva, por ser recientes siguen estando presentes en nuestra memoria, y como puntos de comparación tal vez si fuera la primera o segunda vez que vemos a Spider-Man en cine esta cinta sería la mejor película del arácnido, pero debido a sus cinco antecesoras y muy buenos papeles de Maguire y Garfield, en algunas de sus películas, para unos Spider-Man Homecoming no se siente como la mejor entrega de esta franquicia e incluso se siente algo ligera frente a otras producciones de Marvel como por ejemplo “Doctor Strange”. Esperemos que para próximas secuelas el hombre araña evolucione y madure un poco para que se sienta más acorde al resto de personajes del universo cinematográfico Marvel y las historias que están por venir.

Ficha Técnica

  • Director: Jon Watts
  • Guion: Jonathan Goldstein, Chris McKenna, John Francis Daley, Erik Sommers, Jon Watts
  • Duración: 133 minutos
  • Reparto: Tom holland, Michael Keaton, Jon Favreau, Donald Glover, Robert Downey Jr., Zendaya, Tyne Daly, Marisa Tomei
  • Cinematografía: Salvatore Totino
  • Música: Michael Giacchino
  • Montaje: Dan Lebental, Debbie Berman
  • País: Estados Unidos
  • Año: 2017

Facebook Twitter Google
 << 21 veces compartido


 

Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Facebook