Reseña Esto no es Berlín de Hari Sama. La tediosa escena underground en el México de los ochenta. – Especial Premios Ariel 2020


Por Sandra M Ríos U
Twitter: @sandritamrios




En los últimos tres o cinco años abundan las películas que hablan de esa transición de la adolescencia a la adultez y que de paso sirven como excusa para mostrar las complejidades de las relaciones entre padres e hijos, la nostalgia de una época, la aceptación o rechazo de la identidad, o la crítica social o política de lo mínimo que cambia una sociedad a lo largo de los años. Ha habido en esa larga lista de títulos resultados notables como el caso de “Lady Bird, “Boyhoood“, “Dope” o “Las ventajas de ser invisibles“, pero así también de larga es la lista con aquellas que no pasan de la fórmula.

Sucede bastante con “Esto no es Berlín” del director Hari Sama, una historia que tiene muchos elementos personales y de vivencias del director, pero que sorprende con sus 12 nominaciones en los Premios Ariel 2020.


Si lo prefieres, puedes escuhar la lectura de esta reseña aquí:

“Esto no es Berlín” se ambienta a finales de los años ochenta en México, después del devastador terremoto de 1985 que dejó al país con grietas económicas y sociales, por lo que la sociedad vive momentos de sosobra. Ahí conocemos a Carlos, un chico de 17 años, con una familia un poco disfuncional, que no encaja en ningún lado hasta que es invitado a un mítico club nocturno donde descubre el punk, las drogas y la libertad sexual.

Las exigencias de recursos financieros para ambientar una época como la del México posterremoto hacen que la película bien podría haberse ubicado en cualquier otro espacio o tiempo. Menciones específicas a eventos de dicha década son las que en realidad van contextualizando al espectador. Es una película de casi dos horas de metraje, que durante la primera casi que traslada con efecto negativo el tedio de su protagonista. Lenta, con un desarrollado que no parece ir a ningún punto, mostrando un poco de la rebeldía y la frescura juvenil que conocemos todos y que a veces resulta liberadora, pero que, en este caso, no cumple el deseo de enganchar.

El despertar de Carlos, su descubrimiento de identidad y sobre todo de sentido de pertenencia en la escena underground levantan un tanto la historia, pero los flashes de psicodelia y lo errático del ritmo, no terminan de encajar y de componer la película. Parte de esto, sucede porque hay como una lucha entre explorar caminos narrativos distintos y de provocar, que terminan fusionándose de mala forma con lo clásico. Se siente un poco forzada. Hay muchos momentos donde no hay actuaciones naturales, donde hay demasiada puesta en escena y donde se puede pensar  que se está viendo más bien una serie para televisión. Las actuaciones, adicionalmente, tampoco permiten que uno se conecte.

Esto no es Berlín tiene algunas reflexiones atemporales como la necesidad de que las nuevas generaciones sean las que abanderen la lucha contra las convulsiones políticas, pero su ejecución tiembla tanto que hacer que ese mensaje sea perdurable al paso del tiempo es casi imposible. Sama además de dirigirla, la ha coescrito y también ha participado en el reparto, el montaje y hasta la música. Quizá ahí esté el problema.

* Esta reseña hace parte del Especial sobre las Nominadas a los Premios Ariel.

Número de nominaciones: Doce

  • Mejor Película
  • Mejor Dirección
  • Mejor Guion original
  • Mejor Actor
  • Mejor Coactuación Femenina
  • Mejor Fotografía
  • Mejor Montaje
  • Mejor Diseño de Arte
  • Mejores Efectos visuales
  • Mejor Maquillaje
  • Mejor Sonido
  • Mejor Vestuario

Ficha Técnica

  • Dirección: Hari Sama
  • Guion: Hari Sama, Rodrigo Ordóñez, Max Zunino
  • Duración: 115 minutos
  • Género: Drama
  • Reparto: Xabiani Ponce de León, Hari Sama, José Antonio Toledano, Marina de Tavira, Lumi Cavazos
  • Fotografía: Alfredo Altamirano
  • Música: Paulina Márquez, Haria Sama
  • Montaje: Hari Sama, Rodrigo Ríos, Ximena Cuevas
  • País: México
  • Año: 2019

 

 


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram