Reseñas de “Rebelión” de José Luis Rugeles, el retrato no convencional del Joe Arroyo




Por Daniel Andrés Ruiz Sierra (@TatoRuiz)

Trastocar al ícono

El Joe Arroyo es sin lugar a dudas uno de los personajes más significativos e icónicos del país. Y por icónico, su imagen quizás y responde a una sola: la del hombre genio, exitoso, y echado pa’lante; su legado cultural y folclórico: la causa de una vehemente algarabía de carácter celebrativo. De eso debe saber mucho el periodista y escritor Mauricio Silva, el que más sabe del hombre y el ícono, no en vano sus dos investigaciones convertidas en libros: “El centurión de la noche” (2008) y “¿Quién mató al Joe?” (2012), este último inspiró la tercera película de José Luis Rugeles, “Rebelión”, que no se limita a ser un biopic a la usanza.

Sin mucho sustento o prueba alguna, igual podría adivinar que “Rebelión” causará enojo o críticas álgidas entre el público general, ese de la vehemente algarabía y cegada idolatría. Aquí, en “Rebelión”, vemos a Álvaro y no al Joe. Vemos al ser humano lidiando y queriendo escapar del ídolo. A un hombre enfrentándose a la presión, al miedo, a las adicciones y a la soledad, aquí reforzada entre habitaciones de hoteles, hospitales y momentos claves de su vida que aparecen en el relato cual viñetas. En “Rebelión” Rugeles pone el ojo en el Álvaro que busca en sí mismo para intentar responderse lo que también se preguntaban periodistas nacionales e internacionales para usar como premisa y escribir sus artículos periodísticos: ¿Quién es el Joe Arroyo?

La propuesta de esta película se erige con un tono melancólico, donde hay una constante sensación de claustrofobia y conmoción. “Rebelión” es una propuesta en la que se quiere explorar un poco en el cine de géneros como el terror y la fantasía, es posible notar esto por el tono, su puesta en escena y la fotografía, además en su impecable voluntad narrativa y estética. Los delirios mentales de su protagonista y el recuerdo de lo vivido y lo construido en su carrera se erige a través de un tratamiento en el que la mirada es perturbadora, por decir lo menos, y de vez en cuando se mezcla con las inevitables secuencias de un proceso creativo que no solo habla de la genialidad del artista, también de la ansiedad y un anhelo desesperado por encumbrarse.

Con su película, José Luis Rugeles se desmarca casi por completo de lo que es habitual en el biopic como género. Evade las mieles del triunfo de su protagonista y profundiza en las sombras del mismo. En “Rebelión” queda en evidencia lo que quizás nunca vimos ni se asumió del personaje público: la emoción y la fragilidad de un hombre que fue y es, la representación del macho caribeño, ese que tenía luz verde para encamarse con la que quisiera, y que posterior disfrutaba crear conflicto entre las mujeres que lo compartían, una situación propia de la cultura machista, esa que levantaba la figura de un hombre que a su vez enarbolaba – y quizás siga haciéndolo – las banderas de la falocracia.

La oscuridad del protagonista se equilibra con las luces que parece le daba la que sin duda fue su musa más importante: Mary, que en esta propuesta es presentada como una suerte de fantasma en su vida, incluidos – según esta propuesta – los últimos momentos de su vida. Mary es aquí un ser al que el Joe Arroyo se aferraba, y con el que encontraba – al parecer – auténtica inspiración. La mujer es interpretada aquí por una poderosa y soberbia Angie Cepeda, que aún y en sus limitadas apariciones (nunca mejor dicho) logra crear auténtico magnetismo.

“Rebelión” es, de nuevo, una propuesta que no busca gustar a todo el público. Tiene voluntad de incomodar por trastocar al ícono, aquí interpretado por Jhon Narváez, que antes le habíamos visto en “Pájaros de verano” de Ciro Guerra y Cristina Gallego. Narváez, que a simple vista tiene bastante encanto y carisma, nunca busca caricaturizar a su personaje ni imitarlo al 100%. Podría haber sido la historia de otro cantante cualquiera, pero no tendría el poder de reunión que llega a tener el relato.

Quizás y en los poco más de 100 minutos que dura la película la propuesta termine agotándose, a veces volviéndose un tanto repetitiva. Quizás y sea porque hace en falta ver al personaje carismático y lleno de alegría que estamos acostumbradas a ver. No lo sé. En cualquier caso, “Rebelión” es una de esas propuestas que da gusto encontrarse de vez en cuando, sobre todo para dar un respirito entre una gran mayoría de películas que ya parecen repetitivas en su estilo y en sus intenciones.


Por Sandra Ríos

Decontruyendo a la leyenda

No sé cuántos lograron ver la nueva película de José Luis Rugeles (“García”, “Alias María”), “Rebelión”, en el marco del Bogotá International Film Festival (BIFF) 2022, ni cuántos salieron convencidos o conmocionados por esta historia que toca a uno de los cantantes más célebres de Colombia, con un legado innegable en los géneros musicales de la salsa y el tropical, al introducir, como solo él lograba hacerlo, sonidos africanos.

A 11 años de la muerte del “Centurión de la noche” aparece este largometraje de ficción que no es un biopic y quizás tampoco deba nombrarse como un homenaje. Es, para mí, una historia íntima de un ídolo, de una figura pública, pero, sobre todo, es el retrato de un ser humano con luces y sombras, de un cantante con métodos de composición no tradicionales y un hombre en una atropellada búsqueda del yo. 

Podría decirse que el acercamiento de Rugeles al Joe, cobra sentido con el título escogido, “Rebelión”, su canción más reconocida internacionalmente que tras su ritmo pegajoso y bailable, narra la historia oscura de lo que fue la esclavitud en el país. El paralelo entonces está servido. Detrás de la leyenda está el hombre melancólico, solitario, con salud inestable, con conflictos y agonías, pérdidas familiares y amores perdidos.

Decide Rugeles no irse por los caminos fáciles del biopic – usualmente cuidadoso de la forma, del personaje, de la familia – o del drama convencional, pues opta por darle un tono oscuro cercano a los universos góticos, con una narración elíptica, fragmentada, que muestra una atmósfera sofocante y decadente. Y probablemente sea con esta decisión, que el director presenta al hombre que estuvo más allá del bien y del mal, del compositor sin igual que con su genialidad rompió la barrera de lo real y lo irreal y encarna con esto, el significado de lo que es una verdadera leyenda.

De ahí la cercanía de este retrato, en forma, a un cómic, algo que se hace más evidente con el brillante personaje de Angie Cepeda, que aparece y desaparece de esta historia, que tiene una especie de omnipresencia. Por otra parte, Jhon Narváez, es quien encarna al Joe y se mete en la piel del hombre desconocido, atormentado (el trabajo con la mirada es bien importante) y se acerca al cantante que conocemos, en un destacado trabajo entre el actor y el departamento de maquillaje que hizo una buena labor y transformó a Narváez, que debió incluir caracterización con prótesis. A Joe el hombre y el cantante los interpreta con convicción y credibilidad.

Probablemente causará rechazo esta versión de un “personaje intocable” y haya polémica por este retrato original, delirante, poco visto en nuestro cinematografía y para (celebrar) nada complaciente. Desde el 3 noviembre se podrá ver en cartelera.

Ficha Técnica

  • Dirección: José Luis Rugeles
  • Guion: Chucky García, MartínMauregui, José Luis Rugeles
  • Duración: 105 minutos
  • Reparto: Jhon Narváez, Angie Cepeda, Martin Seefeld
  • Género: Ficción, Drama
  • País: Colombia
  • Año: 2022

Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram




Estrenos recientes



Black Adam


La mujer rey


Paradise City


R.I.P.D 2: La rebelión de los condenados


Black Panther: Wakanda Forever


The Minute You Wake Up Dead


Lilo, mi amigo el cocodrilo


Smile


Robo Entre Ladrones


Medieval


Emily la estafadora


Fall


Terrifier 2


La peli del fútbol


Tadeo Jones 3: La Tabla Esmeralda


Secuestro en directo


Jeepers Creepers: Reborn


Sin novedad en el frente


La guarida


Enola Holmes 2



Próximos estrenos



Avatar: El sentido del agua


El Cuartel Secreto


El gato con botas: El último deseo


Babylon


The Whale


El peor vecino del mundo


The Mean One


Call Me Papi


I Wanna Dance with Somebody


Matrimillas


Reposo absoluto


크리스마스 캐럴


La (Très) grande évasion


Nos frangins


Los crímenes de la academia


Archipel


Entre las higueras


Il nous reste la colère


The Wizard Hunter: The Hunt for Evangelion Crowley


Kanun, la loi du sang


To the End


Falcon Lake


Commune Commune


Soutien de famille


Maestro(s)


Must Love Christmas


Mourir à Ibiza (un film en trois étés)