Satanás: Película con Calidad de Exportación


Calificación:
Género: Drama
Dirigida por: Andy Baiz
Reparto: Damián Alcázar (Eliseo), Marcela Mar(Margarita), Blass Jaramillo (Padre Ernesto), Martina García (Natalia), Teresa Gutierrez (Blanca)
País: Colombia – México
Año: 2007

Debo empezar por contarles, tal como lo hace la página oficial, que esta película orgullosamente colombiana ganó premio a Mejor Actor y Mejor Película en “Le Festival International Des Espoirs Du Cinéma” en Monaco. Satanás, está basada en los nefastos hechos ocurridos en la capital de Colombia, Bogotá, en donde fueron asesinados una cantidad significativa de personas en un reconocido restaurante de la ciudad, Pozzeto, el 4 de diciembre de 1986.

Estos hechos inspiraron a Mario Mendoza, un novelista colombiano, que con este libro ha vendido cifras importantes en el país, en España y México, como también ha sido traducida en numerosos idiomas como el italiano, griego, portugués, entre otros. Andy Baiz, el director y escritor de Satanás, hábilmente nos lleva esta historia realmente dramática al cine de la mano del propio Mendoza.

Completas expectativas tenía acerca de esta cinta y mi corazonada acerca de la misma  le anticipaba los mejores augurios. Eso hizo dos cosas: primero que fuera a ver la película el día de su estreno nacional a muy tempranas horas y, segundo, hice que me acompañara una amiga que ya había leído el libro y lo recordaba perfectamente.

Satanás es una película absolutamente trabajada y eso se ve reflejado en cada una de sus escenas, en los detalles minuciosamente bien cuidados. Su fotografía es exquisita y la música esencialmente envolvente. Baiz tiene muchos aciertos en la cinta. Primero, supo llevar al cine una historia atractiva al público con el antecedente de basarse en hechos reales. Segundo, supo resumir y escribir un perfecto guión para la película. Tercero, supo capturar los mejores momentos del libro. Cuarto, supo escoger un reparto ideal y quinto, supo escoger la música perfecta. Todo esto son los ingredientes necesarios que se deben confabular  para que sea perfecto. Y sin duda Satanás es una muy buena adaptación.

Desde 1993 con la película “La Estrategia del Caracol” yo no otorgaba a una película colombiana una calificación tan elevada. De hecho había perdido un poco mis esperanzas y aunque últimamente se han venido haciendo buenas películas, con buena factura y producción, no había algo realmente de resaltar con tanta vehemencia. La película realmente es calidad de exportación por la trama, por la historia, por cómo son mostrados los hechos, por el ritmo y la fotografía.

Ésta debo decirles es una película supremamente inquietante, que te aflige y te hace llorar. Ahonda en la dualidad de todo ser humano. Explora el “satanás” que todos llevamos por dentro. Lo bueno se mezcla con lo malo y te confunde. Se hace inevitable hablar de la cinta y que sus escenas se claven en la memoria una vez sales del teatro. Toda la película, rodada en la capital del país, maneja una crudeza excepcional con la que se consigue angustiar al público, meterlo en la cinta y trabajar su mente. Y toda esta opinión la comparte mi amiga quien, como les dije al principio, ya se había leído el libro. Para ella la cinta es “demasiado” buena. Este considero es un punto importante de percepción, dado a que los mejores críticos de una cinta basada en un libro, o más bien los más duros críticos de este tipo de cine, son aquellos que anteriormente han leído su historia.

Las actuaciones son muy acertadas, la escogencia del actor mexicano Damián Alcázar, quien encarna  a la compleja mente de Eliseo, el asesino de Pozzeto, el restaurante donde se llevó a cabo el hecho, es para mi opinión supremamente importante en la historia. Al igual que los actores colombianos Blass Jaramillo, Marcela Gardeazábal (ahora Marcela Mar), Teresa Gutierrez y Vicky Hernández.

Es un recomendado absoluto que hay que apoyar y disfrutar en pantalla gigante. Yo les anticipo que ésta semana que inicia iré a verla por segunda vez.

Sinopsis

Basada en el libro del escritor colombiano Mario Mendoza, cuenta la historia del hombre que llevó a cabo uno de los asesinatos más atroces en un reconocido restaurante de la capital colombiana.