Reseña Better Days de Derek Tsang – Las fibras sensibles que toca el bullying


Por Sandra M Ríos U
Twitter: @sandritamrios




 

“La ventaja de envejecer es que empiezas a olvidar cosas y al final lo olvidas todo. Sin embargo, lo que no te enseñan es cómo ser adulto”. 

 

Esta película comienza con una advertencia: “El bullying es un fenómeno mundial. Podría estar ocurriendo alrededor de cada uno de nosotros. Esperamos que esta película anime y nos una en contra del bullying, abrace y extienda esperanza en aquellos que lo necesitan”. En adelante, que la frase sirva para predisponer al corazón al drama intenso en el que nos sumerge con la historia de dos jovencitos que el destino los une gracias a circunstancias crueles y dolorosas.

Better Days es una de las nominadas al Oscar 2021 en la categoría de Mejor Película Internacional.

Hacer una película de denuncia y en un país como China es el doble de complejo y arriesgado. Better Days está antecedida por su retiro inesperado en la Berlinale 2019, según algunos medios por habérsele aplicado la censura en su país, después de que en 2016 el gobierno incrementara las normas que prohíben contenidos en las películas que atenten “contra la dignidad, el honor y los intereses del país”. El festival famoso de Berlín se lleva a cabo regularmente en febrero y esta producción se estrenó en noviembre de ese año en el mercado local con resultados extraordinarios en taquilla y una aceptación de la crítica casi unánime.

Parece entonces que lo que hizo Derek fue ir venciendo las duras piedras de la censura con una película de ficción que mezcla el melodrama, con el romance y el crimen, además de envolverla en esos relatos característicos de las coming-of-age. Sus dos protagonistas son, además, dos jóvenes estrellas del país asiático, Zhou Dongyu y Jackson Yee. Tras todos estos adornos, la historia aborda un tema serio como lo es el del acoso en los colegios y lo lleva a los niveles más crudos y crueles posibles. El bullying viene siendo un tema de relevancia en China, que desde el 2017 ha adelantado políticas para ponerle freno. 

Nian es una jovencita que hace parte de esos 10 millones de estudiantes que año tras años se preparan y enfrentan las más duras tensiones para pasar el examen que le permitirá adelantar sus estudios universitarios, pero un día el colegio se revoluciona con el suicidio de una de las estudiantes, algo que la toca mucho a ella, porque conoce de base el bullying. A ese trágico evento se le suma las difíciles condiciones de vida que tiene con su madre y el conocer, por accidentes del destino, a un joven delincuente en una riña callejera que le cambiará su vida para siempre. En adelante ambos se sumergen y se acompañan en una espiral de maltratos, violencia y descuidos, mientras van tejiendo unos lazos que se volverán inquebrantables.

 

“¿Alguien sabe la diferencia entre fue y solía ser? Ambos significan que ha pasado, pero la diferencia con solía ser es que conlleva una sensación de pérdida”. 

 

Better Days me recuerda un poco a “Cafarnaúm” de Nadine Labaki en su búsqueda directa de romper el corazón del espectador, de quebrarle la coraza con la que puede observar una película de denuncia social desde la frialdad de una pantalla y el supuesto de su relato ficcionado. Si bien, eso es lo que le pueden criticar a ambas, su propósito se me hace justificado. Muchos son los directores que abordan temas densos – lo acaba de hacer Emerald Fennell, por ejemplo, con Promising Young Woman y su feminismo -, con humor y con ello zanjan y resuelven cualquier incomodidad e incluso debate.

Derek como Labaki no le dan tregua a sus protagonistas, descendiéndolos a niveles trágicos. No recuerdo, de momento, una jovencita en el cine reciente que sufra y llore tanto como lo hace Nian en esta historia. Es en ese descenso que entran los espacios para la reflexión o la indignación o el hastío, porque despeja los juicios morales y pone el dedo en la llaga en el sistema educativo, en los profesores, en los padres, en los vecinos y cualquier otro que opta por ignorar. En un punto de la película, un policía investigador simplifica la problemática con los estudiantes diciendo que todos en algún momento o fuimos acosadores o fuimos los acosados. 

La película se mueve en dos tramas, sin nunca abandonar a esta pareja, así que por un lado vemos todas las acciones de bullying que recaen sobre ella y, por el otro, la relación entre inocente, adorable, de complicidad y trascendental que construye con este joven delincuente que se convierte en su guardaespaldas. Con ambos paralelos en la vida de la frágil y dulce Nian, se tiene una película que es a partes iguales bella y profundamente conmovedora. 

Better Days tiene altibajos porque la película es muchos géneros a la vez y descuida también a personajes como la madre, de quien poca se desarrolla su historia y motivaciones. Sin embargo, cualquier pero que se le encuentre se desvanece con la potencia  y lo bien conducido que está su melodrama, su estética, las actuaciones tan creíbles y llenas de sutilezas de estos dos protagonistas y la habilidad de un director para camuflar una denuncia a un sistema educativo que se cree perfecto. Derek reiteradamente mueve su cámara para mostrar letreros gigantescos con mensajes subliminales que dicen: “Trabajo duro y perseverancia. Somos campeones”. 

Esta historia, adaptación de una novela titulada “In His Youth, In Her Beauty” de Jiu Yuexi,  también es muy disfrutable por su nostálgica musicalización y por hacer homenaje en varias escenas al cine de Wong Kar-wai. Better Days es de esas obras que deberían trascender a las aulas, permitirse llegar a muchos rincones para que no solo estudiantes, sino también profesores y padres la vean.

Esta reseña hace parte del Especial Temporada de Premios 2021. Clic aquí para ver más nominadas.

Ficha Técnica

  • Dirección: Derek Tsang
  • Género: Drama
  • Duración: 135 mininutos
  • Guion: Lam Wing Sum, Li Yuan, Xu Yimeng
  • Productores: Xu Yuexhen
  • Reparto: Zhou Dongyu, Jackson Yee, Huang Jue, Wu Yue, Zhoue Ye, Zhan Xnyi
  • Montaje: Zhang Yibo
  • Música: Varqa Buehrer
  • Cinematografía: Yu Jing-Pin
  • País: China
  • Año: 2019

 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram