“Al otro lado del Mar” – Entrevista a los directores Eloy Domínguez y Samuel Moreno Álvarez


Por Daniel Andrés Ruiz Sierra (@TatoRuiz)

Todo comienza con un relato sobre la llegada del invierno en Galicia y sobre la aversión a la lluvia. Quien narra es el director de cine español Eloy Domínguez Serén (Hamada, No Cow on the Ice). En el relato Eloy habla sobre algunos recuerdos de su abuela, quien también odiaba la lluvia. “Mi abuela murió bastante joven, con apenas 67 años. De cáncer”, cuenta Eloy y es inevitable no sentir la melancolía cuando lo dice. Ahí no para el relato, que no es más que una carta, pero leída. En ella va virando a otras experiencias relacionadas al invierno y a la nieve, un fenómeno que, según cuenta Eloy, su receptor no conoce. Ese receptor es Samuel Moreno Álvarez, colombiano. Director y productor de cine documental, un receptor que también se vuelve emisor. A diferencia de Eloy, Samuel solo escoge escribir y en silencio.

Las correspondencias entre ambos van y vienen, atravesando el atlántico. En ella cada uno narra sus peripecias previas y durante el encierro de la pandemia, quizás una de las tantas causas para que la susceptibilidad, la reflexión y las heridas, presentes y del pasado, queden expuestas y pasen a ser examinadas. La honestidad en su más explícita versión.

Entrevista a los directores Eloy Domínguez y Samuel Moreno Álvarez de “Al otro lado del mar”

De eso va “Al otro lado del mar”. De escucharse y sincerarse con auténtica bondad. De compartirse en cartas audiovisuales reflexiones varias sobre la identidad, sobre la familia y la importancia de las relaciones sociales; un pedazo de vida. Eloy (mayoritariamente) desde España y Samuel desde Colombia. Podría incluso surgir la pregunta: ¿Qué tiene de especial y excepcional una comunicación entre dos personas a las que no conocemos para ir a ver al cine? La respuesta para cualquier católico, para quien asume que el cine es meramente entretenimiento, sería nada. Para quienes sabemos lo urgente que puede llegar a ser el lenguaje del cine para narrarnos desde nuestras particularidades como individuos y saber ser conscientes de los cambios sociales que nos atraviesa, esta película es completamente inaplazable, especial y excepcional. “Yo creo que forma parte de una manera de ver el mundo y cuestionarnos”, decía Eloy en una entrevista que tuvimos en Cinevista.

Eloy y Samuel se conocieron en un festival de cine en Buenos Aires, Argentina, y el encantamiento fue mutuo. No son homosexuales. Ese encantamiento tiene el amor por el cine y la narración en medio, o, mejor, como testigo y complemento. “Estábamos en una sesión de pitch, de presentación del proyecto ante un jurado y ante un público, y literalmente nos estaban masacrando, no lográbamos hacer entender la propuesta que queríamos”,  nos cuenta Samuel con relación a la génesis de su amistad con el español. “Eloy, que no lo conocíamos, pero estaba en el público (…) él salió, pidió la palabra, y salió a la defensa de nosotros, hablando de las cualidades del proyecto y que él sí lo entendía”. Ambos siguieron conversando pospitch y rápidamente hicieron migas.

Antes de que la pandemia por el Covid nos obligara a encerrarnos, este par decidió seguir conociéndose sin sentir que la distancia fuera una excusa para no hacerlo. En vez de excusa quizás y estar separados por el océano atlántico fue un detonante que los animó a enviarse cartas audiovisuales. “Un ejercicio también de mantenernos activos, lo que nos gusta es filmar, es montar. Para mí también era maravilloso poder mirar lo que me rodea”, dice Eloy.

En 2015 Eloy Domínguez lanzó su primera película, “No Cow on the Ice” y en la que él mismo es protagonista. Es un diario que cuenta su experiencia como migrante en Suecia, luego de la crisis económica de su país. Allí, en medio de trabajos precarios, Eloy comienza a emprender su carrera cinematográfica retratándose en esa nueva experiencia, con la dificultad de adaptación que trae vivir en un país con paisajes distintos y un idioma que no es el suyo. Luego vinieron otros proyectos menos espontáneos. “Viendo el trabajo de Samuel, me llevó a aquella manera tan inocente, hermosa, urgente y pura en la que yo había hecho mi primera película (…) me reconocí en el trabajo de Samuel”, comenta Eloy en la entrevista. Luego de haberse conocido, haber compartido un número de cartas y reunirlas todas juntas, ambos vieron que ahí podía haber una película.

Para mí, como espectador y buscador de historias que me conmuevan, “Al otro lado del mar” es un ejercicio que me sorprende y me estimula, y con la que conecto en la medida en que allí hay temas o asuntos que me parecen importantes a la hora de usar el cine como un instrumento para tomar el pulso de la realidad y los contextos en los que ahora mismo estamos como sociedad. En esta película a cuatro manos me conmueve que dos hombres heterosexuales decidan abrirse el uno frente al otro. En una cultura machista y conservadora, lo único que parece que tienen los hombres para mostrarse especialmente conmovidos es el fútbol. Para los heterosexuales, y también para quienes abusan de un afán por mostrarse especialmente ‘machos’ como parte de la extensión de esa cultura en la que han sido criados, son ínfimas las oportunidades para mostrarse susceptibles. Samuel y Eloy han escogido el cine no para demostrar hombría. Han escogido el cine para observarse con sus aflicciones y sus alegrías. Para desnudarse de maneras físicas y emocionales entre ellos, y eso es precisamente o, por lo menos para mí, una de los grandes aciertos de esta película, que además habla de lo grande y significativa que es la amistad. Ya no solo como amistad entre hombres.

 

Con Eloy y Samuel tuve la oportunidad de conversar porque entre otras tenía esa necesidad. No es fácil encontrar obras cinematográficas con esa voluntad para enternecer y que hable de ese otro lado de la masculinidad. Si quieren, pueden afirmar que se trata de una película que habla de ‘nuevas masculinidades’, quizás y los apoye un poco con ello. Dudo de esa frase, pero puedo entender su propósito. Aquí la entrevista.

Síguenos en TikTok

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram




Estrenos recientes



Dune: Parte dos


Kung Fu Panda 4


Godzilla y Kong: El nuevo imperio


El salario del miedo


Road House (De profesión: duro)


Madame Web


Fabricante de lágrimas


El corazón del cazador


Migración. Un viaje patas arriba


Imaginary


Damsel


Atrapados en el abismo


Baghead


Pobres criaturas


La primera profecía


Misión hostil


Oppenheimer


Cómo conquistar a Billy Walsh


Megamind contra el sindicato del mal


Cazafantasmas: Imperio helado



Próximos estrenos



El reino del planeta de los simios


Abigail


Garfield: La película


El especialista


Rivales


Tarot


Sin edulcorar


10 lives


범죄도시 4


Dayo


I Saw the TV Glow


Liga de la Justicia: Crisis en Tierras Infinitas, parte 2


劇場版ブルーロック -EPISODE 凪-


City Hunter


九龍城寨·圍城


La promesa de Irene


The Hopeful


忐忑電梯


Unsung Hero


九龍城寨·圍城


Hard Miles


Jericho Ridge


أحلام العصر


Hasta el fin del mundo


The Feeling That the Time for Doing Something Has Passed


Stress Positions


Turtles All the Way Down