Carnage (¿Sábes quién viene?), el último film de Roman Polanski – Reseña


Por Sandra M Ríos U
Twitter: @sandritamrios




“Yo creo en un Dios salvaje, uno cuyas reglas no han sido cuestionadas”

Mientras Roman Polanski cumplía el arresto domiciliario en Suiza en 2009 por exigencias del gobierno de Estados Unidos por el caso aún pendiente de la adolescente Samantha Geimer en el 73, el cineasta invita a la creadora de una exitosa pieza teatral, Yasmina Reza, para que le ayuda a adaptarla al cine. Su obra “Un Dios Salvaje” que ha recibido varios premios, ha sido adaptada en varias lenguas y se ha hecho una adaptación en Broadway, fue la que entretuvo a Polanski durante ese nuevo capítulo de su vida.

Carnage, su título original, es la historia de dos parejas que se ven enfrentadas a una incómoda situación: uno de los hijos de estos dos matrimonios golpea al otro causándole una herida. Ambas parejas de costumbres y pensamientos marcadamente distintos intentarán reconciliar el problema a través del diálogo civilizado.

El Sitio Oficial: http://www.sonyclassics.com/carnage/

La historia es simple a simple vista, pero al paso de la situación todo se torna muchísimo más complejo. Ambas parejas vienen de mundos muy diferentes, hay cierta indignación por lo sucedido y hay prejuicios que entorpecen el diálogo. La pareja del niño agresor asiste donde los padres del niño agredido. Es en un solo espacio donde se desenvuelve esta película. Es la sala, en un barrio de Brooklyn, donde estos cuatro personajes nos mostrarán el lado salvaje de la naturaleza humana de la que no se salva el más estudiado, el de más poderoso o el más culto.

Mostrar el lado oscuro de una persona o la dualidad de la misma es del gusto del controvertido cineasta pero lo que más lo atrajo fue la idea de poder llevarla al cine en tiempo real. Es la primera vez que lo hace y consigue la efectividad de este recurso gracias a su precisa dirección y las soberbias actuaciones de Kate Winslet, Jodie Foster y Christoph Waltz.

La cámara es un testigo silencioso e imparcial que registra cada movimiento de las dos parejas. Los planos cerrados hacen que se sienta la latente tensión entre ellos, hacen que se perciba la incomodidad de estar ahí viviendo una situación inesperada. A su vez, el exquisito diálogo con extraordinarios toques de humor negro le dan el sentido a esta película. Su título no podía ser mejor y más descriptivo (hablo del título original).

Estas cuatro personas asisten a una situación salvaje donde sus formas de ser, sus prejuicios, sus fallas, sus frustraciones son las verdaderas protagonistas. El incidente con sus hijos es solo el detonante para que su personalidad oscura y vergonzosa salga a flote. Hasta ellos mismos llegan a sorprenderse de lo desbordado que se torna el momento, de “lo bajo” a lo que han caído.

El personaje de Jodie Foster tácitamente lo menciona en medio del desespero y la frustración: “uno hace lo que sea para escapar de la mezquindad”. Y lo ratifica el papel del alemán Christoph Waltz al decir “es la ley de la naturaleza”

Carnage es una película corta pero realmente no podía extenderse más. Una película contestataria desde el punto de vista íntimo del cineasta. ¿Quién se atreve a juzgar a Polanski por sus desmanes del pasado (y los del presente o los que se vengan de él en un futuro) cuando todos tenemos nuestros propios “guardados”? El cineasta parece querer una vez más mostrar que hay situaciones (como la suya propia) en donde las cosas se salen de control, donde no todo está fríamente calculado en la vida y que a veces hasta uno mismo puede llegar a sorprenderse de sus propias resoluciones cuando se está en una situación insospechada, – es inevitable no considerarlo, para mi, por que con Polanski todo encaje -. 2 años después de su detención, el cineasta confesaba que si violó a la niña de 13 años y aunque se mostró arrepentido pide que se juzgue bajo las condiciones de la época en que ocurrió donde todo era “sexo, drogas y rock and roll”.

Carnage es una película con un look muy contemporáneo, minimalista y real. Una crítica graciosa, colérica, simpática, cruel y frentera a la sociedad que suele ser moralmente hipócrita. Un filme rodado en una sola mañana, de gran fuerza, con el que uno ríe mucho, se molesta, se descompone y con el que es difícil no identificarse. Ni Polanski ni cualquier otro que siente en una butaca a disfrutarla.

Desdel el próximo 23 de noviembre finalmente podrá versa en las salas de cine colombianas.

Ficha Técnica
Dirección: Roman Polanski
Género: Drama, Comedia
Guión: Roman Polanski, Yasmina Reza
Duración: 79 min.
Reparto: Kate Winslet, Jodie Foster, John C. Reilly, Christoph Waltz
Casting: Fiona Weir Ruth Key
Música: Alberto Iglesias
Montaje: Hervé de Luze
Sonido: Chris Navarro, Dean Humphreys, Hortense Bailly, Jean-Marie Blondel, Stephane Lioret, Theotime Pardon, Thomas Desjonquères
Vestuario: Milena Canonero
Fotografía: Pawel Edelman
País: Francia, España, Alemania, Polonia
Año: 2011


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram