CODA, la mejor película del año según los Oscars. La gala un completo desastre


Por Sandra M Ríos U
Twitter: @sandritamrios


No fue una buena gala de premiación. Esa es a raja tabla la conclusión. La ceremonia de la edición 94 de los Premios Oscar quedará para el recuerdo como una de las menos logradas por todo; desde el galardón como mejor película del año para un remake palomitero de la producción francesa “La familia Belier”, CODA, hasta una presentación llena de chistes sexistas y una cachetada para completar el show.

El rating subió un 60% comparativamente al año anterior, pero aún sigue siendo bajo a registros que dan cuenta de superar los 30 millones. 16.62 millones de personas presenciaron el desastre.

Lo del domingo venía antecedido por la gran molestia que provocó la absurda decisión de entregar los premios de ocho categorías (Cortometraje Documental, Montaje de Película, Maquillaje/Peinado, Partitura Original, Diseño de Producción, Cortometraje Animado, Cortometraje de Acción y Sonido) una hora antes de la gala. La explicación del productor de este año, Will Packer, fue que con ello se permitiría dar mayor espacio a la comedia propuesta por sus anfitrionas, los shows musicales, los homenajes y los fragmentos de las películas. Todo eso pasó, pero de forma muy torpe.

Regina Hall, Amy Schumer y Wanda Sykes eran las presentadoras llamadas a hacer historia. No solo porque eran tres, sino porque desde 2014 no había una anfitriona mujer, cuando lo hizo Ellen DeGeneres. La propuesta de estas tres artistas mayoritariamente fue a través de un humor sexista, incómodo, poco gracioso. Recordarán ustedes ese momento en el que Regina Hall tocó (manoseó) a los actores Josh Brolin y Jason Momoa bajo la excusa “chistosa” de la necesidad de hacer una “prueba rápida de Covid”, o a Amy Schumer lamentando que Kirsten Dunst estuviera sentada al lado de Jesse Plemons y cuando este le dice que Dunst es su esposa, no solo la levantó de su puesto, sino que le dijo que era una “ocupa sillas”.

¿Qué hay de gracioso y de entretenimiento en todo esto? No puede ser que ahora en tiempos de empoderamiento femenino y apertura de espacios que eran casi que exclusivos para hombres, se caiga en el facilismo de hacer lo mismo que históricamente ha molestado del machismo y eso incluye estas demostraciones de poder sobre el otro, sobre el cuerpo o su condición.


¡Hubo más! Con bombos y platillos se había anunciado que el histórico logro en la Billboard 100 de Estados Unidos y Reino Unido como canción más escuchada, la de “We Don’t Talk About Bruno”, se cantaría por primera vez en un show en vivo, pero resultó que, en realidad, de Bruno se habló a medias. El popular tema de “Encanto”, ganadora al Oscar a Mejor Película Animada, tuvo la adición de los cantantes Luis Fonsi, Becky G y la rapera Megan Thee Stallion, que hicieron otra versión y se llevaron el protagonismo, sobre sus intérpretes originales entre ellos Adassa (que se pronunció en sus redes sobre el tema), Carolina Gaitán y Mauro Castillo. La presencia de Fonsi y compañía quizás se correspondió a la creencia de que ellos eran personajes más conocidos en el mercado anglo y evitarían el terror de la Asociación de Cine de Hollywood que su audiencia cambiara de canal. Tampoco les resultó. La versión no encantó como debía y las críticas llovieron no solo en su audiencia latina.


Cuando todo parecería irse entre gags burdos y el homenaje a los 50 años de la primera parte de la franquicia de “El Padrino” – con presencia de Robert De Niro, que no aparece en la primera y un resumen en pantalla con imágenes de la saga completa (el chiste se cuenta solo) -, con Francis Ford Coppola agradeciendo muy brevemente y Al Pacino sin musitar palabra, se dio el impensable manotazo de Will Smith a Chris Rock, quien hacía burla al corte de pelo rapado de Jada Smith, que se ha dado a causa de la alopecia que padece y ha hecho pública desde hace algunos años. Todo eran risas, hasta que el gesto de la esposa de Smith cambió. El resto ustedes lo saben y lo han repetido una y otra vez. La transmisión, que se supone se retrasa unos segundos para evitar sorpresas, mostró hasta en primer plano cuando el actor, además de la cachetada, le pidió a gritos a Rock que sacara a Jada de su rutina. No hubo paso a propaganda, no hubo comentarios de nadie. Nadie inicialmente entendía nada.


Fue un acto absolutamente reprochable visto por más de 16 millones de personas, faltando poco para que el propio Smith recibiera, como se esperaba, su premio a Mejor Actor Protagónico por su papel en “King Richard” qué, irónicamente, recrea la vida del padre ejemplar de las tenistas Venus y Serena Williams. El actor obtuvo el galardón después de estar nominado en tres ocasiones más. Curiosamente, a Smith le dieron el mayor tiempo para su discurso. Habló largo y tendido, lloró, justificó sus acciones torpemente con el asunto del amor y pidió disculpas a la Academia y a sus colegas. Y aunque se ha dicho que fue cierto y los involucrados ya han hablado (hasta la policía), para muchos sigue la duda que todo ese bochornoso espectáculo ha sido planeado. De paso, infortunadamente volvió a avivar en las redes sociales los moralismos, las cancelaciones y el aprovechar la situación hasta para alzar banderas feministas.

En adelante ya nada más importaría, sería el tema del resto de la noche, del siguiente día, de la semana, de lo que queda del mes y seguramente del resto del año. Sería accidentalmente la forma de restarle importancia al hecho de escoger como Mejor Película del Año a CODA, pero que no tenía a su directora nominada en la categoría de mejor dirección y tampoco en la de montaje o la de actores principales y otro tanto largo de apartados, entre ellos técnicos. Se llevó esta película tres galardones en total, con los de Mejor Guion Adaptado y Mejor Actor de Reparto para Troy Kotsur, que se convirtió en el primer actor sordo en conseguirlo y dio un emotivo discurso de aceptación.

Lo de CODA es la demostración de lo mucho que a Hollywood le gusta convencerse y convencer, de paso, a su audiencia que sus historias son las mejor contadas. CODA, dirigida por Sian Heder, es una película que es bonita, que está bien contada, en efecto, y está planeada para llegar a la gran audiencia, con todas las complacencias que eso implica, así que no nos vengan a decir que supera a la versión original francesa, que seguramente los espectadores en Estados Unidos poco o nada la vieron. Es bien difícil pensar que CODA sea un largometraje con valores excepcionales para llevarse la máxima estatuilla o que está por encima de “The Power of the Dog” de Jane Campion; de “Licorice Pizza” de Paul Thomas Anderson; de “Drive My Car”, la ganadora japonesa a Mejor Película Internacional; de “West Side Story” de Steven Spielberg; o de “Belfast” de Kenneth Branagh.

Incluso cuesta mucho pensar que CODA es superior a un tanto largo de películas que dejaron por fuera de estas nominaciones como “Pig”, “The Last Night in Soho”, “Zola”, “The Last Duel o “Red Rocket”.

Los premios de esta edición básicamente quedaron en manos de CODA y la inadaptable y agotadora “Dune” de Denis Villeneuve, que obtuvo seis galardones técnicos (mejor cinematografía, banda sonora, montaje, efectos visuales, diseño de producción).

Todo eso hizo pasar a un segundo plano el hecho que en un mismo escenario – y quién sabe cuándo volverá  a pasar – estaban juntos otras leyendas como Liza Minelli (acompañada por una estupenda Lady Gaga) y Anthony Hopkins, que llevaba años sin asistir y al momento de entregar uno de los premios recordaba eso de “paz y amor”. También el homenaje a “Pulp Fiction” con Uma Thurman y John Travolta recreando el baile de la emblemática película dirigida por Quentin Tarantino que este año celebra su aniversario 28 tras su estreno en salas de cine, o que el colombiano Sebastián Yatra interpretó la muy bella y sentimental canción “Dos orugitas”.

Disney volvió a imponerse en la categoría animada cuando estaba la extraordinaria “Flee”, que no solo fue nominada en esa categoría, sino también en la internacional y en la documental, porque este largometraje iba más allá de su técnica animada y su formato. Su historia poderosa de identidad sexual e inmigración, su dirección y montaje, la convertían en la mejor contrincante. Junto a CODA (que tras su paso exitoso por Sundance la tomó Apple Films) se ratifica eso del poder del lobby en estos premios.

Otro de los reconocimientos polémicos estuvo en la categoría de Mejor Guion Original, no porque “Belfast”, la ganadora, no tenga cualidades de resaltar, pero tenía especialmente en “The Worst Person in the World” y “Licorice Pizza” dos mejores exponentes. Ya bien saben ustedes que la Academia se derrite con las historias de época, en blanco y negro y con homenajes al cine dentro del cine por breves que sean.

Bravo, eso sí, por Jane Campion que consiguió domar una categoría histórica masculina, con su premio a la Mejor Dirección por “The Power of the Dog”, que solo tres mujeres en 94 años de historia de los Oscars lo han conseguido, junto a Kathryn Bigelow y Chlöe Zhao. Bravo también por el cine español y la animación iberoamericana, ganando por primera vez el Oscar a Mejor Cortometraje Animado por “El limpiaparabrisas”, una gran historia que se pregunta qué es el amor, dirigido por Alberto Mielgo (puede verse en RTVE Play hasta finales de abril).

La ceremonia no tuvo sorpresas con los premios. Ganaron los que ya lo venían haciendo en los demás grandes premios de la temporada – lo siento por los que sacaron pecho con su oráculo.

Así las cosas, seguirá siendo un desafío para la Academia continuar atrayendo a la audiencia en un show que dura más de dos horas. Cada vez son más aburridos y esperemos el camino no sea el de generar, inventarse o provocar polémicas ajenas al hecho de celebrar a los artistas y equipos técnicos de las películas. Los premios del cine son como los festivales, una celebración del cine para el cine y esa esencia jamás debería perderse. No sé por qué le temen tanto a las galas sobrias. No entiendo por qué siempre deben recurrir a la risa para llamar la atención.

Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram




Estrenos recientes



Sonic 2: La Película


La Ciudad Perdida


The Batman


Doctor Strange en el multiverso de la locura


Los Tipos Malos


El Hombre del Norte


The Contractor


El Exorcismo De Dios


Morbius


Ambulance: Plan de Huida


Virus-32


Fortress: Sniper's Eye


El sastre de la mafia


Animales Fantásticos: Los Secretos de Dumbledore


Una cita con el pasado


La abuela


Marmaduke


¡Canta! 2


Las aventuras de Pil


Scream



Próximos estrenos



ドラゴンボール超:スーパーヒーロー


Top Gun: Maverick


Jurassic World: Dominion


Minions: El origen de Gru


The Black Phone


Men


Last Seen Alive


The Devil's Light


Twenty One Pilots: Cinema Experience


Breakthrough


Eiga Go-Toubun no Hanayome


Twenty One Pilots Cinema Experience Extended Cut


How to Please a Woman


Crimes of the Future


বেলাশুরু


Good Mourning


Bob's Burgers: La película


Get a life, alright!


Moloch


Cinta Subuh


O Pai da Rita


Srimulat: Hil Yang Mustahal – Babak Pertama


भूल भुलैया 2


Stasikomödie


Royal Opera House 2021/22: Swan Lake


Sin ti no puedo


Emergency


Franklin, historia de un billete


Jonas Deichmann - Das Limit bin nur ich


봉명주공


Stand Up My Beauty


മലയൻകുഞ്ഞ്


Quatro Amigas Numa Fria


Savings Account


The Assistant


A Felicidade das Coisas