Entrevista a Félix Viscarret, director de “No mires a los ojos”, adaptación de la novela de Juan José Millás


Por Sandra M Ríos U
Twitter: @sandritamrios

El director español Félix Viscarret coadaptó la novela de Juan José Millás “Desde la sombra”, publicada en 2016. Considerado este escritor como el maestro de la extrañeza, la obra corta cuenta la historia de un hombre que escapa de un hurto pequeño que ha cometido, escondiéndose en un armario que es comprado por una clienta de un anticuario. Así llega a donde una familia desconocida de la que empieza a escuchar su historias y envés de salir, cuando se le presenta la oportunidad, decide quedarse y formar parte (oculta) de ella. 

“No mires a los ojos”, título de la película, es en esencia una adaptación bastante fiel al argumento original, donde ese tono de extrañeza y esas líneas difusas entre la realidad y la fantasía son manejadas con un juego de perspectivas, contado a dos tiempos. El personaje principal, Damián, es interpretado aquí por el reconocido actor Paco León, quien hace una cambio de registro  a sus acostumbrados papeles en la comedia.

Felix Viscarret estuvo de visita en Colombia, el pasado mes de mayo, cuando asistió a la Muestra de Cine Español como uno de sus invitados especiales. Aprovechamos para conversar con él sobre esta película que fue nominada en los Premios Goya al mejor guion y ganó el premio de Mejor Película Iberoamericana en la Semana de Cine de Valladolid. La película ahora llegará a la cartelera de cine colombiana.

 

  • Cuando abriste la SEMINCI, en Valladolid, mencionaste que el título de la película tenía relación con la canción de Golpes Bajos que se titula igual. Leí su letra y siento que describe mucho la psiquis del protagonista cuando dice cosas como “No mires a la gente que dan miedo, porque siempre mienten”, o “escóndete en el cuarto de huéspedes, es mi escondite, podrás quererme siempre”. Pareciera que completara las partes no dichas de esta historia. ¿En qué momento se te ocurrió ésta relación con la canción?

Sandra, te voy a contar. Por un lado buscábamos un título que reflejara muy bien el universo de Juan José Millás. Algo que tienen las historias de él es que nos llevan a un lugar extraño. A partir de un acontecimiento más o menos cotidiano, acaban en algo extraño, surrealista, pero también es poético en algunos momentos. Puede ser desconcertante, pero también muy lírico. Y de algún modo yo tenía en mente ese recuerdo de esa canción de los años 80, de lo que llamaban entonces el pop de la movida, el pop rock en España. Esa canción de Golpes Bajos también tenía esa dualidad de presentar a un personaje un poco asocial, de alguien que se esconde en el cuarto de los huéspedes, alguien que le dice a otra persona quédate a mi lado, no te marches más, alguien que se pregunta si alguien le está buscando.

De algún modo no tenía nada que ver con la novela, no habían surgido a la vez, pero se reflejaban la una en la otra, tenían un diálogo muy majo. Entonces el título “No mires a los ojos” se nos apareció, como que conservaba ese doble nivel de lectura. Es como un poco la historia bíblica de la mujer de Lot, a quien le dicen que le prohíben mirar bajo amenaza de convertirse en estatua de sal. Pues esto me ha recordado un poco lo mismo, pues basta que te digan no mires a los ojos, para que de algún modo te incite a hacerlo.

  • Y se escucha en varios momentos, de hecho…

Sí. La canción fue cobrando mucha presencia en la película, por eso suena en varios momentos, hay un hermanamiento muy original ahí.

  • Cuando empecé a ver tu película pensé que veríamos algo similar a “El patrón” de Fernando León de Aranoa, pero resulta que muy pronto cambia de rumbo e incluso de tono y en adelante nada es lo que parece. ¿Cómo fue adaptar una novela de ésta naturaleza para mantener en el cine la intriga y la sorpresa?

A mí me gusta pensar en retos, yo lo tomé más como un reto muy estimulante y muy divertido. Desde mi adolescencia me atraía mucho el universo de Juan José Millás. Hay algo y es que a él le gusta dibujar y partir de un acontecimiento cotidiano, de algo que nos puede pasar a cualquiera. En el caso de “No mires a los ojos” es que al protagonista lo despiden de su trabajo, donde lleva toda la vida. Eso desata en él un deseo de desaparecer, de hacerse invisible, de esconderse del mundo. Y ese deseo de desaparecer poco a poco evoluciona en eso. A partir de ese acontecimiento prácticamente pequeño, cotidiano, él poco a poco se va enrevesando, todo se va complicando y acaba escondido en la casa de una familia. A lo largo de esa aventura, cada vez lo insólito y lo mental tienen más espacio en la película, hasta el momento en el que llega no solo a querer desaparecer, sino a querer reinventarse, a decir, ahora este es mi lugar, yo quiero pertenecer a esta familia, yo quiero ser parte de esta familia. 

  • Hablemos de la evolución de Damián a lo largo de la historia, que pasa de ser un personaje corriente a uno lleno de ambigüedades. O lo quieres o lo odias, o ambas.

Eso es algo que creo que está en todos los seres humanos, esa contradicción entre no querer estar y querer formar parte de algo. No sé qué tan fácil o difícil sea hacer una película sobre el mundo de los deseos, el mundo de la mirada, de espiar o ser espiado y de formar parte de un grupo. Yo espero que el espectador también sienta eso, que es una película que le va a ir llevando a lugares diferentes, sorprendentes, a situaciones que a lo mejor no esperaba, de la mano de un personaje que a veces le amas, a veces le quieres, a veces estás con él y a veces también te tapas un poco la cara diciendo, ¡ay, ay, ay! Qué va a ser capaz de hacer ahora, hasta dónde va a llevar esa aventura tan loca. Es un personaje al que le sigues emocionalmente, con el que empatizas, pero que también hay un momento en el que casi le temes.

  • Y en medio de toda esta locura y situaciones insólitas, ¿le cabe a la película esa mirada política y esa crítica social? Ya hablabas ahora de lo voyeristas que somos como individuos y como sociedad.

Sí, es cierto. Hay algo y es que Juan José Millás, el autor de la novela en la que se basa la película, tiene siempre una visión política, aunque creo que su universo se acerca más a una especie de hacer creíble lo surrealista, casi una especie de realismo mágico. También es verdad que el desencadenante en muchas de sus historias tiene un elemento social y en este caso es un despido imprevisto, improcedente. Habla de un ser de los que normalmente no nos fijamos, en esas personas que parecen pueblan un poco los márgenes de las historias habituales. Entonces sí, siempre hay una lectura social o política, aunque en “No mires a los ojos”, como tú bien has dicho, evoluciona hacia una aventura donde es más importante el cómo va a lograr salir o escapar, o cómo se va a desenvolver.

  • La película habla de otro asunto muy de las sociedades modernas y el mundo competitivo: la salud mental. ¿Es ésta otra de las lecturas que busca la película?

Por supuesto. Yo diría que es otra lectura más psicológica acerca de cuáles son los procesos mentales por los que está pasando este personaje, qué es realidad y qué es imaginación para él. Y también el personaje de ella, el personaje principal de la familia, que interpreta Leonor Watling, porque sus procesos psicológicos son verdaderamente los que establecen el corazón de la historia.

Que los espectadores sean capaces de encontrar todas estas interpretaciones, es algo que me encanta.

  • ¿Cómo fue trabajar con Paco León para ir rompiendo los límites de la película entre lo que puede ser el humor, la comedia, el drama y un poco incluso hasta la tragedia?

Sí, mira, Paco León en España es toda una estrella, es toda una eminencia, no solo como actor, también como director, es alguien con una inteligencia muy rápida, un don innato. Tanto a él como a mí nos apetecía llevar a este personaje, el protagonista, al borde del precipicio. Es decir, que Paco León interpretara por primera vez un personaje muy diferente a lo que él hace habitualmente. Es un personaje extraño, es un personaje que muestra una parte y con esa parte empatizamos, pero también vemos que oculta otra parte, una parte que a veces nos puede inquietar y que no conocemos del todo. Nos pareció muy divertido a los dos ese reto.

  • ¿Qué hiciste para manejar esa línea tan difusa entre la realidad y la fantasía que se va viendo en la película?

El lenguaje de la película también fue muy importante y divertido para nosotros. Fue como un juego de puntos de vista, de perspectiva, en la que la misma cámara mostrara las cosas en la manera en la que él las está descubriendo y no antes. De hecho, nosotros no podíamos descubrir algo antes que el protagonista. Tardamos muchas veces en ver la cara de los actores hasta que él no las observara primero en la vida real o en una fotografía.

De algún modo vemos desde el principio que en la historia se desarrollan dos tiempos. Primero es lo que entendemos que es el presente, que es ese programa de televisión donde están entrevistándole al protagonista como persona que ha llevado a cabo esa aventura tan insólita, y luego están los momentos en los que saltamos a lo que entendemos que es el pasado, que es esa peripecia que él protagonizó. De algún modo, cómo íbamos saltando entre esos dos tiempos, era un reto muy divertido para que poco a poco nosotros, también como espectadores, no lleváramos muy claro el concepto de qué era real y qué era imaginado por el protagonista. La cámara también debía esconderse debajo de la cama de la casa y presenciar la vida de la familia, tal cual como lo ve alguien que está escondido debajo de una cama, viendo solo los pies, escuchando las voces y recomponiendo esa imagen. Creo que el espectador encontrará esto divertido o entretenido.

  • ¿Y qué ha dicho el autor de la novela acerca de ésta adaptación?

Juan José Millás fue muy respetuoso y muy generoso, diría yo. Me dejó a mí adaptar el guion con David Muñoz. Los dos pudimos trabajar con mucha libertad, los dos entendimos que había cosas de la novela que iban a tener más desarrollo en la película y otras, en cambio, iban a quedar apuntadas de forma más sutil y a Juan José le pareció genial. Él leyó el guion y le pareció que a veces habíamos logrado encontrar un ritmo nuevo que no tenía la novela. En el Festival de Valladolid, cuando presentamos la película por primera vez, dijo que a veces la película mejoraba la novela, y eso que la novela es muy buena. Fue su forma de darnos su cariño, su abrazo de aprobado. Lo decía con su humor y humildad característicos.

En la película hay varios momentos donde nos referimos a un tal Juanjo, cuando le están haciendo al protagonista la entrevista en el programa de televisión, como si fuera el director de ese programa. Juanjo es un homenaje a Juan José Millás, como si él fuera la gran mente, el demiurgo que creó todo esto. Fue nuestro pequeño guiño de reconocimiento.

  • Ya tienes un nuevo largometraje listo para estrenar. ¿Puedes hablarnos de ésta nueva historia?

Mientras se estrena esta película en Colombia, estoy ya a punto de estrenar en España mi siguiente película que se titula “Una vida no tan simple”. Es en un tono diferente, es más una comedia dramática o una comedia de retrato generacional, de aquellos que hemos sufrido en nuestras carnes lo que es el paso a la vida adulta, de los sueños de juventud a lo que luego es la realidad. Es como digo yo, una comedia para mirar con una sonrisa o con cierto guiño lo que es la vida cuando entras en esto que llaman compaginar la crianza de tus hijos con la vida profesional, sobre los sueños de juventud que no se han cumplido.

  • Espero que podamos verla también en Colombia para así seguir tu carrera.

Me encantaría poder presentarla también acá. Gracias Sandra por ver la película con tanta atención. 

Síguenos en TikTok

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram




Estrenos recientes



Dune: Parte dos


Kung Fu Panda 4


Godzilla y Kong: El nuevo imperio


El salario del miedo


Road House (De profesión: duro)


Madame Web


Fabricante de lágrimas


El corazón del cazador


Migración. Un viaje patas arriba


Imaginary


Damsel


Atrapados en el abismo


Baghead


Pobres criaturas


La primera profecía


Misión hostil


Oppenheimer


Cómo conquistar a Billy Walsh


Megamind contra el sindicato del mal


Cazafantasmas: Imperio helado



Próximos estrenos



El reino del planeta de los simios


Abigail


Garfield: La película


El especialista


Rivales


Tarot


Sin edulcorar


10 lives


범죄도시 4


Dayo


I Saw the TV Glow


Liga de la Justicia: Crisis en Tierras Infinitas, parte 2


劇場版ブルーロック -EPISODE 凪-


City Hunter


九龍城寨·圍城


La promesa de Irene


The Hopeful


忐忑電梯


Unsung Hero


九龍城寨·圍城


Hard Miles


Jericho Ridge


أحلام العصر


Hasta el fin del mundo


The Feeling That the Time for Doing Something Has Passed


Stress Positions


Turtles All the Way Down