Entrevista a Yoíma Valdes, protagonista de Todos se Van de Sergio Cabrera


Por Sandra M Ríos U
Twitter: @sandritamrios


Fotos:  Andrés Cordoba
A Yoíma Valdés la vimos en Colombia cuando se estrenó en 2010 la buena comedia cubana “El Cuerno de la Abundancia”. En esta película donde todo un pueblo se involucra en lo que es una astronómica herencia que recibirá una familia, Yoíma interpretó a Yurima.

Es una actriz cubana, residente en España, que ha trabajado  en cine, teatro y televisión. Ha participado en más de 10 largometrajes y en 2006 ganó el premio a mejor actriz en el reconocido Festival Internacional de Cine de Huelva con la película “Agua con Sal”, un largometraje español con el que conoció al director colombiano Sergio Cabrera.

Yoíma es una actriz con un registro muy bello y de voz dulce, pero lo que más me llamó la atención fueron sus pensamientos claros y decididos sobre las historias en las que ella quiere participar, al menos en el cine. Es una actriz que no se muestra muy interesada con el cine de Hollywood, sus historias de extraterrestres o persecución, y sus fórmulas comerciales que se repiten una y otra vez para que funcionen como negocio. A ella le gusta el cine de identidad, con el que pueda conectarse, con el que se sienta identificada y cercana a una base real. Por ello no le importa involucrarse en un proyecto pequeño, de bajo presupuesto o que se realice lejano a donde vive. Le interesa estar ahí donde se cuenten historias nuestras, como ella lo llama, historias que pueden haberle pasado a usted o a mi, historias que le ayuden a entender una posible realidad de otro.

Yoíma Valdes es la actriz protagonista del próximo largometraje de Sergio Cabrera, TODOS SE VAN, su historia más íntima, de personajes, donde ella es la mamá de una pequeña de 9 años que se enfrenta a la separación de sus padres y las batallas de un régimen revolucionario que se ha consolidado en la Cuba de los años ochenta.

Así fue nuestra conversación en un pequeño espacio improvisado de descanso para los actores, que preparó la producción en uno de sus escenarios de rodaje a las afueras de Sopó, Cundinamarca:

entrevista-yoima-valdes-todos-se-van-estreno-2014

 

  • ¿Es tu primera participación en una producción colombiana?

Sí, yo no conocía Colombia, esta es la primera vez.

  • ¿Cómo ha sido ese acercamiento?

Esta siendo una experiencia maravillosa, de verdad. Además porque es una película de Sergio, pero en donde se han reunido bastantes actores cubanos, entonces es bonito reencontrarse con las personas que has trabajado en Cuba, y otros que no conocía, con los cuales ha sido un gusto conocer tanto en lo profesional como personal. Bueno, y el equipo técnico que es fantástico. Por ser latinos tenemos una cercanía cultural y emocional muy bonita.

  • Hablemos de tu personaje.

Soy Eva (la mamá de Nieve), una mujer muy comprometida con ella misma, antes que nada, que tiene unos valores muy firmes, es una mujer que ha creído y cree en la revolución.

La película se ambienta en entre los años 79 y 80, que fue un periodo en Cuba muy difícil porque la revolución se dio en el 59 y para la época del film habían pasado 20 años, donde la revolución se fue degenerando, tomó otros caminos complicados, complejos, donde las familias, sobre todo, se dividían constantemente porque muchos se comenzaban a desilusionarse del régimen y su decisión era buscar la manera de irse como fuera, porque en aquel momento o estabas con el sistema, o te tenías que ir, no había termino medio. Se quedaron los que creyeron que tenían que quedarse apoyando esa ideología, esa mirada sobre las cosas.

Entonces Eva es un personaje que en ese momento de su vida comienza a descubrir, a darse cuenta, después de haber creído en la revolución, de que las cosas están cambiando y están cambiando muy rápido, y eso todo le empieza a afectar a ella. En Cuba se mezclaron muchas cosas: lo familiar, lo personal y lo político. Se formó un revuelto de cosas muy complejas que duran hasta el día de hoy. Hay familias divididas y esta película habla de eso. Mi personaje es una mujer que está luchando contra todos esos reveces, que la están perjudicando muchísimo en su vida, a nivel personal a través de su hija, y a nivel ideológico a través de su trabajo.

  • Tanto tú como la autora del libro son cubanas y conocen de primera mano la situación. ¿Tuviste algún contacto con ella?

No, yo conozco a Wendy, pero desafortunadamente no he tenido la oportunidad de conversar con ella. La conozco de haberla visto y habérmela encontrado en festivales o algún evento social. Sucede que yo como cubana, he vivido al igual  esta experiencia.

  • ¿Cuál ha sido esa experiencia?

Mi experiencia con la revolución ha sido negativa en aquellos años. Mis padres no estaban con el sistema, ellos se querían ir de Cuba y vivimos cosas muy feas para lograr salir. En aquella época se hacían mitines de repudio, te metían en campos de concentración que se llamaban UMAP (Unidades Militares de Ayuda a la Producción), y había gente que realmente creía en los valores de la revolución como es Eva.

  • ¿Que la película reviva de cierto modo esa experiencia que viviste, ha sido un proceso complejo o por el contrario, funciona como catarsis?

Yo para trabajar no uso lo personal, porque a mí como actriz me bloquea, pero, si es verdad que los actores ponemos el alma nuestra; los recuerdos, las vivencias, etc. No lo hacemos de una forma consciente, pero todo ese pozo está ahí, es nuestra mochila o baúl de donde sacar herramientas para ponerlas en un personaje, entregarnos y contar las historias. Entonces, sí, de alguna manera todo eso que yo viví está en mi trabajo, porque ese dolor está, ese dolor que tengo como cubana, de no haber podido vivir en mi país, de no haber podido desarrollarme como artista allá, de ver que mi país está como está. Todo ese dolor está en esta película, un film triste, doloroso, de todos los cubanos que estamos fuera y dentro de la isla.

yoima-valdes-protagonista-de-todos-se-van-de-sergio-cabrera

Pasando a un tema más amable, ¿cómo ha sido trabajar con la pequeña Nieve?

Yo ya había trabajado con pequeños en otras películas, pero claro, por un tiempo más corto. En este caso tuve más susto porque la relación madre e hija es fundamental en esta historia, entonces contarla es esencial, pero luego trabajé en la forma de encontrar ese contacto emocional y se nos ha dado. Ella me dice mamá fuera del set y me ve y sale corriendo.

Tenemos una relación muy bonita, muy especial, y espero que eso esté en la película, pero desde luego, en la vida real lo hemos logrado y tenemos una relación preciosa.

  • ¿Cómo llegó el guión a tus manos y el contacto con Sergio?

Yo me entero a través de mi representante que Sergio va hacer una película sobre Cuba. Yo a Sergio lo había conocido en el Festival de Cine de Huelva, en la edición en la que yo gané con la película “Agua con Sal “, que a Sergio le gustó muchísimo, y yo me acuerdo que en esa vez él me dijo que quería trabajar conmigo. Después de eso pasaron los años y me entero en febrero de esta producción, hablo con él y le expreso lo que me encantaría participar en la película. Le dije lo mucho que me gustaba contar historias sobre mi país.

Yo suelo trabajar mucho en España, en teatro, televisión y cine, de otros temas, pero a mi me duele Cuba y Latinoamérica. Esa es mi esencia como persona. Entonces, no me importa  moverme, viajar, cobrar poco dinero, hacer películas de bajo presupuesto, pero me importa mucho como profesional contar historias nuestras, historias pequeñas, que nos suceden a los latinoamericanos. Nosotros tenemos muchas cosas que contar y ahí es donde yo quiero estar.

  • ¿Qué responde Sergio a tu disposición?

Él me contestó que le encantaría y me mandó el guión. Después sucedió un tema personal de mi parte y pensé que ya no saldría el proyecto, pero él se pone en contacto conmigo y me dice que deseaba que fuera yo, que no veía a nadie más en ese personaje, así que aquí estoy.

  • ¿Como ha sido la experiencia de rodar con Sergio?

Maravilloso, nos hemos entendido desde el minuto cero. Vemos la historia, los personajes, la situaciones de igual manera. Hemos trabajado como un equipo. Cuando yo he necesitado ayudada se la he pedido, él ha estado para mí, para ayudarme en todo.

  • ¿En qué momentos específicos has requerido de esa ayuda?

Por ejemplo un día estaba muy agotada porque teníamos muchas horas de rodaje y venía una escena importante, y en ese momento le dije que no estaba segura de ser capaz de hacer la escena como quería hacerla, porque estaba tan cansada que no me sentía segura de poder lograrlo. Sergio inmediatamente se puso a mi disposición, me preguntó si quería que fuera al hotel, me ofreció su ayuda y me dijo que no me preocupara. Ese día, trabajamos muy bien juntos, muy conectados. Hemos formado un buen equipo porque tenemos mucha comunicación, hablamos mucho las escenas, las analizamos juntos. Sergio es un director que escucha muy bien al actor, procesa lo que el actor le está diciendo.

  • ¿Les permite entonces proponer?

Sí, permite proponer. Él tiene muy clara su película en la cabeza, entonces cuando no ve algo por donde se propone él, te lo dice con argumentos. Eso da una amistad, una complicidad. Es una forma de trabajar de tu a tu que es muy bonita y sana. Eso ayuda y mucho, sobre todo porque esta es una película donde me ha tocado sufrir y llorar mucho.

  • ¿Qué escena te ha tomado mucho trabajo de tu parte?

Hombre, ocurrió el día de la escena que te conté, porque ahí me quitan a mi hija (Nieve) en el juzgado, cuando se la lleva su padre. No es que haya tenido más dificultad para hacerla, pero sí la que más me agarró. Cuando terminé de hacerla ahí si me tocó apartarme un poco porque me había tocado más de lo que yo quería.

entrevista-yoima-valdes-protagonista-de-todos-se-van-estreno-2014

  • ¿Cómo ha sido tu trabajo con Abel Rodríguez?

Él hace un papel que le cae como “anillo al dedo”. Su papel de Manuel, es un personaje muy bonito y muy complejo, es muy difícil de hacer, porque tiene muchas cosas que lo ponen en conflicto; es un hombre enamorado que perdió a la mujer y sabe que es irrecuperable, y por otro lado, es un hombre que se ha alcoholizado porque no ha encontrado otra vía de escape y que está envuelto en una ideología falsa, en un modo de proceder revolucionario falso. Es un tipo con una vida muy confusa, porque es padre y paga con su hija las cosas que le afectan a él. Entonces esos personajes son muy ricos de interpretar porque tienes que moverte en una cuerda floja todo el tiempo y creo que él lo está haciendo fantásticamente bien. Creo que es un muy buen actor, además de ser un compañero muy generoso.

  • ¿Desde hace cuánto estás en Colombia?

Desde el 22 de Septiembre.

  • ¿Hasta cuándo será tu rodaje?

Creo que hasta el 5 de noviembre.

  • ¿Vuelves para la premiere el próximo año?

Yo creo que sí. Tengo buenas expectativas. Yo estoy convencida que si se cuentan más historias nuestras las salas se llenarían más. Además me han hablado de la nueva Ley de Cine y esa ley ayuda al desarrollo de guión, porque lo más importante de una película es el guión, las salas se llenarían más. El cine es una buena manera de decirle al mundo…esto es lo que somos, esto es lo que tenemos ahora mismo.

Síguenos en TikTok

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram




Estrenos recientes



Godzilla y Kong: El nuevo imperio


El reino del planeta de los simios


Un padre ideal


Jefe de Estacion


Dune: Parte dos


Kung Fu Panda 4


Cazafantasmas: Imperio helado


Abigail


Atrapados en el abismo


La idea de tenerte


Garfield: La película


파묘


Rebel Moon (Parte dos): La guerrera que deja marcas


Migración. Un viaje patas arriba


Immaculate


Madame Web


Oppenheimer


Civil War


Dune


Spy x Family Código: Blanco



Próximos estrenos



Furiosa: De la saga Mad Max


Del revés 2 (Inside Out 2)


Culpa tuya


Balinsasayaw


Bad Boys: Ride or Die


Atlas


Kinds of Kindness


Kulong


Los vigilantes


El exorcismo de Georgetown


Marvel Studios Assembled: The Making of X-Men '97


範馬刃牙VSケンガンアシュラ


Bikeriders. La ley del asfalto


Himas


De naturaleza violenta


Ezra


Mahal ko ang Mahal Mo


Sight


Summer Camp


Sous la seine


Marcello Mio


Daddio