Incautos: Timando timadores






Calificación:
Género: Drama
Dirigida por: Miguel Bardem Aguado
Reparto: Ernesto Alteiro, Victoria Abril, Federico Luppi, Manuel Alexandre, Gilbert Melki, Alejandro Gasaseca
País Origen: España

 

Escucha Aquí este Artículo:

— — —- 

En nuestro país no habíamos tenido la oportunidad de disfrutar esta película española del año 2004. Aunque tarde ha llegado, vamos a resaltar lo buena cinta que ésta es. Dirigida por Miguel Bardem Aguado, del cual no hay mucho por contar, nos presenta esta historia sencilla y muy entretenida. Bardem, reconocido sobre todo por su cortometraje “La Madre”, ganadora de cinco premios,  se involucra esta vez con Incautos en el bajo mundo de los timadores.

La inspiración para realizar Incautos inicialmente provino de un robo muy comentado en España, cuando una señora le fueron hurtados 1 millón de pesetas. Cautivado entonces su director por la astucia de los timadores de este robo, comenzó profundas investigaciones acerca de la vida de estos personajes. Fue justamente eso lo que más llamó su atención. Se fijó entonces en la inmensa capacidad que estos “amigos de lo ajeno” tienen para mentir, engañar, actuar y creerse sus propias mentiras. Claro que tampoco descartó el otro lado de la moneda, es decir, a los pobres inocentes e incautos, que, a la larga, pueden resultar ser cualquiera de nosotros. Pero al entrarse en este mundo se dio cuenta de la gran cantidad de documentación que hay al respecto, la cantidad de gente timadora, la cantidad de gente timada, las diversas clases de robo, en fin, que finalmente le tomó dos años terminar el guión.

Partiendo entonces por el guión, que es muy bueno, para mi opinión la historia se encuentra muy bien lograda. El tema a pesar de documentarse en su gran mayoría de robos españoles, es muy universal, de ahí que la película resulte fácil de entender y pueda ser un espejo para los demás países. Incautos es una consecución de sucesos, uno mejor que el anterior.

Todo el tiempo mantienes concentrado, además de asombrarte por la gran capacidad de timar, engañar, mentir, etc, etc, de cada uno de sus personajes. La historia es de acontecimientos que suceden uno al otro, y se convierte pronto en una telaraña, la más enredada del mundo. De hecho, esto es lo que más me llamó la atención del filme; esa capacidad de su director y guionista, para armar una “maraña” de situaciones y en su parte final desbaratarla con un soplo, sin perder el “hilo” de absolutamente ninguna situación. Además el toque humorístico o burlesco que produce en uno, ya que en ocasiones las situaciones parecen tan inverosímiles que causan risa. Risa que no se si es por sentirse uno identificado en algún suceso de su vida, por la astucia con que se logran los timos, o por la “incauta” víctima. Pero por cualquiera que sea, esta es una película para ver definitivamente. De verdad a mi me gustó, se me hace diferente, rica en intriga y muy entretenida.

Para verla hay que dejar de lado el prejuicio acerca de los valores. Incautos justamente se basa en los antivalores de cada uno de los timadores por desgracia inteligentes. Tal vez, entonces si se quiere ver la película con un trasfondo profundo, podría entonces decirles que nos pone a pensar y/o reflexionar acerca de la “confianza”. No hay que ser paranoico, hay que creer, pero también hay que desconfiar. No todos son malos, pero tampoco no todos son buenos en esta vida.

Lo mejor de Incautos: El argumento.

Lo peor de Incautos: Nada.

Sinopsis
Cuenta la historia de Enrique, un joven a quien su padre engañó y dejó en un internado para nunca regresar. Tras este primer engaño lo único que ha hecho y sabe hacer en la vida es timar. Es así como nos comienza a narrar su vida, nos presenta a sus amigos colegas, con quienes trama los más espectaculares timos.

¡Buena Suerte!!!


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram