‘Napoleón’: El sueño de Ridley Scott y Stanley Kubrick en la pantalla grande




Más Allá de Waterloo, la dualidad de Napoleón en la adaptación épica de Ridley Scott.

Ridley Scott es uno de los directores más exitosos de la historia del cine norteamericano. Con una carrera que abarca más de cinco décadas, ha dirigido películas que han cautivado a la audiencia de todo el mundo, desde los clásicos de ciencia ficción “Alien” y “Blade Runner” hasta los dramas históricos y/o épicos ‘El Dualista’ (1977), ‘Gladiador’ (2000), ‘Kingdom of Heaven'(2005), ‘All the Money in the World’ (2017) y ‘El Último Duelo’ (2021).

Entre una filmografía que incluye más de 30 producciones, entre cortos y largos de ficción y documental, por supuesto ha tenido títulos menos afortunados como ‘1492: La conquista del paraíso’ (1992), ‘Robin Hood’ (2010) o ‘Exodus: Dioses y reyes’ (2014), pero que en todo caso demuestran  lo prolífico que ha sido.

Desde hoy comienza a estrenar mundialmente ‘Napoleón’, una nueva hazaña que con las licencias propias del cine narrativo presenta el ascenso accidentado y posterior caída del emblemático emperador Napoleón Bonaparte, en un guion que se reescribió para ser actuado por Joaquin Phoenix.  

La película llega a las salas de cine del mundo con la crítica francesa desaprobando ferozmente esta versión del cineasta británico, asegurando que es una producción fallida tanto en términos históricos como cinematográficos, descontentos por el Napoleón cruel, tiránico y despiadado que ha retratado, obviando sus logros como líder militar y político, y que además, según medios como Le Figaro y Le Monde está cargado de clichés y estereotipos. El resto del mundo parece estar viendo una película muy diferente y cineastas como Francis Ford Coppola han salido a respaldarlo.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida por Francis Ford Coppola (@francisfordcoppola)


La realidad de la filmografía de Scott es que siempre ha creado historias donde, al final de cuentas, prima el espectáculo y nunca ha ocultado ese propósito, por mucho que algunas de sus películas provengan de acontecimientos históricos. “Creo que el cine es un arte visual. Es una forma de contar historias a través de imágenes. No estoy interesado en el cine de diálogo. Quiero que mis películas sean experiencias visuales… Creo que el cine es una forma de escapismo. Quiero que la gente vea mis películas y se olvide de sus problemas por un tiempo”, dijo recientemente a The New Yorker. Sobre la fidelidad que se le exige a este tipo de producciones, el cineasta también ha comentado: “Las películas históricas son como una ecuación matemática, en donde la investigación proporciona las variables y la elección del cineasta da forma a la narrativa”.

La fascinación de Ridley Scott por el emperador francés tiene dos puntos determinantes. Uno lo conecta con su infancia y sus gustos personales y, el otro, con el cine mismo y sus referentes artísticos. La curiosidad por Napoleón comenzó desde muy pequeño y casi que se obsesionó por este personaje tras leer la biografía de Andrew Roberts. Lejos de la consideración de una adaptación llena de imprecisiones, el cineasta trabajó con David Scarpa para la adaptación que quedó dividida en dos partes: la primera, centrada en la infancia y la juventud de Napoleón y, la segunda, en su ascenso al poder y su caída.

Pero aún así no ha sido suficiente para Scott lo hecho ya con esta película, pues no solo dice estar preparando una versión extendida, cuyo corte de director tiene una duración de cuatro horas y diez minutos, sino que estaría ya trabajando en una secuela que se enfocará en la última parte de la vida del emperador francés y que sería más oscura y más realista que esta. La versión extendida de ‘Napoleón’ estaría lanzándose por Apple TV en algún momento de 2024.

Napoleón, la película, es un drama épico y de acción trepidante con el sello de Scott que parte desde los orígenes humildes del personaje en Córcega y va, como lo hemos citado, hasta su ascenso. En ese espacio de tiempo, muestra a un joven Napoleón ambicioso y con mucho talento que se presenta al ejército francés y pronto se hace líder militar. Su vertiginosa carrera entre 1799 y 1804, suma varios éxitos incluso por fuera de su país y un golpe de Estado que lo llevan al poder como cónsul de Francia, hasta hacerse a la corona de emperador. Bajo su gobernanza  quedó registrado el código napoleónico que sentó las bases del  derecho moderno. Pero su reinado permanecería en pie hasta 1815, seis años antes de morir, cuando fue derrotado en la batalla de Waterloo. La película de Scott recalca la dualidad de una figura como el emperador francés, entre el político visionario y genio militar, y el hombre apasionado, inestable y obsesionado con su esposa Josefina.

Llevar parte de la vida de Napoleón Bonaparte a la pantalla grande no solo es un sueño personal, sino el cumplimiento de un deseo compartido con Stanley Kubrick, uno de sus máximos referentes y quien no pudo llegar a materializar su adaptación por la que trabajó y se embarcó en una ardua investigación que le tomó casi una década y en la que pensó una historia que capturara la complejidad y grandeza de la vida de Napoleón, abordando no solo sus triunfos militares, sino también explorando su psicología y personalidad. Por eso uno de los productores  asociados de este largometraje, Kevin Walsh, no duda en señalar que definitivamente Ridley Scott realizó la película retomando la concepción de su gran referente. “Kubrick es uno de los héroes de Ridley. Él intentó hacer algo con Napoleón, pero no lo consiguió, así que cuando le pregunté a Scott, hace un par de años, ‘¿qué película sería aquélla que aún no has podido filmar?’, su respuesta fue ‘Napoleón’”.

Joaquin Phoenix volvió a colaborar con Scott tras su recordado personaje de Maximus en ‘Gladiador’ y se une Vanessa Kirby, quien después de su nominado papel en ‘Pieces of a Woman’ (2020) ha trabajado con Florian Zeller (The Son)  y Christopher McQuarrie (Misión Imposible). Para ambos actores interpretar estas figuras históricas implicó una inmersión profunda con mucha investigación y lectura. Phoenix aprovechó la estrecha relación con el director para hacer sugerencias que le permitieran retratar la complejidad de Napoleón, sintiéndose sorprendido justamente por su bipolaridad. Para Kirby, la de Josefina se trató de una interpretación que calificó como “dolorosa e incómoda”, resaltando cómo la película muestra esa época en la que las mujeres no se les permitía tener voz, a pesar de su fuerza y energía.

Síguenos en TikTok

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram




Estrenos recientes



Cualquiera menos tú


Migración: un viaje patas arriba


Cazadores en tierra inhóspita


Rescate imposible


Wonka


60 minutos


Miller's Girl


Atrapados en lo profundo


Madame Web


Beekeeper: El protector


Role Play


Agente X: Última misión


Dune: Parte dos


Freelance


Dune


Orión y la oscuridad


La zona de interés


Upgrade: Primera clase


Pobres criaturas


Luces fuera



Próximos estrenos



Dune: Parte dos


Kung Fu Panda 4


Road House


Damsel


Imaginary


Love Lies Bleeding


Immaculate


Irish Wish


The Thundermans Return


Arthur


Megamind contra el sindicato del mal


Arthur


Problemista


Black Tea


로기완


DarkGame


Noche de Bodas


Mapanukso


American Dreamer


Montessori


Ricky Stanicky


Prey


Knox Goes Away


Chaari 111


Kapalit


The American Society of Magical Negroes


Cinderella's Curse


映画ドラえもん のび太の地球交響楽