Reseña Bohemian Rhapsody, un gran tributo a Queen y Freddie Mercury


Por Camilo Bohórquez
Twitter: @cabobe


No todos conocen la historia de cómo y dónde nació esta banda de Rock británica, ni la historia de cada uno de sus integrantes, pero casi todo el mundo conoce, canta y vibra con alguno o varios de sus grandes clásicos: Another One Bites The Dust; I Want To Break Free; We Are The Champions; Crazy Little Thing Called Love; Somebody To Love; We Will Rock You; Under Preasure; Radio Ga Ga; Bohemian Rhapsody, entre otros. Queen marcó un gran hito en la historia de la música con una propuesta arriesgada que rompió algunos conceptos y paradigmas de la época, fue criticada y abucheada por expertos en música en su momento, pero eso no evitó que el público los amara. Solo basta ver alguna de sus presentaciones en vivo, grandes giras, estadios a reventar y miles de almas respondiendo a los acordes de Bryan May, Roger Taylor, John Deacon y Freddie Mercury, quien aparte de vocalista y compositor de la banda era un espectacular showman que siempre dejaba el alma en el escenario.

El proyecto de una película de Queen y Freddie Mercury pasó bastantes años en desarrollo hasta que finalmente en 2016 se dio luz verde al director Bryan Singer, conocido principalmente por “The Usual Suspects” y varias de las películas de la franquicia “X-Men”. Las filmaciones iniciaron en 2017, sin embargo, pocas semanas antes de terminar el proyecto pasó a manos de Dexter Fletcher, actor, escritor y director, que fue candidato para dirigir el film en 2014. El despido de Singer se debió a comportamientos poco profesionales según palabras de Fox. Rumores indican de peleas en el set, ausencias no justificadas durante las filmaciones, acusaciones del director a Fox por no concederle licencias por temas familiares y hasta posibles consecuencias del movimiento #MeeToo debido a acusaciones graves que recibió Singer hace ya algunos años.

Una de las grandes preocupaciones con “Bohemian Rhapsody” era que su éxito con el público se diera no por ser una buena película biográfica, sino únicamente porque en ella se escuchan los grandes éxitos de Queen y muchos gustan de su música. Esta percepción viene de los trailers y la promoción de la película donde se enfocaron más en recordar las canciones de la banda que en otros aspectos, y podríamos decir que sí, que así sucede, que ese es el fuerte de la película. “Bohemian Rhapsody” nos trae la historia de origen de Queen, el nacimiento de algunas de sus canciones más exitosas y la historia de Freddie Mercury desde la formación de la banda hasta sus últimos días, pero no logra sentirse del todo como una película biográfica, es más un homenaje/tributo a Queen y Mercury.



La película nos lleva por momentos importantes de la banda y a la par muestra la vida de Freddie Mercury desde sus conflictos con sus orígenes, el amor, la aceptación de sí mismo, el éxito, sus errores y la última etapa de su vida. Tiene un muy buen ritmo, pero se toma muchas cosas algo a la ligera, incluyendo incluso humor en la interacción entre los miembros de la banda, humor que llega al nivel de mostrar, por ejemplo, la cara de una mascota para generar ternura o risas en el público, o contar curiosidades que igual no aportan a la trama. Estas ligerezas hacen que el recorrido de Queen hacia la cima del éxito se sienta como un camino fácil y hasta feliz, lo que también genera pocos momentos dramáticos y los conflictos que presenta solo se enfocan en Freddie Mercury. Poco o nada se muestra respecto a la historia de los demás integrantes de la banda u otros personajes.

La vida de Freddie Mercury no fue fácil, tuvo momentos conflictivos que lo llevaron por una senda oscura. La película es clara en sus intenciones de ser un homenaje y por ello, aunque no oculta esos capítulos oscuros de la vida de Mercury, sí evita a toda costa mostrarlos de forma explícita, siempre se dan a entender situaciones como drogas y sexo, solo presentando imágenes antes o después para dar el contexto y que sea el espectador quien imagine la situación. También aborda algunas decisiones conflictivas de Freddie Mercury que se justifican incluso a través de una especie de villano y nunca logramos ir un poco más allá de los conflictos internos del cantante o del considerado villano. Todo esto hace que quienes esperen ir a ver una película dramática o más ruda, cruel y realista, salgan decepcionados. Si buscan conocer la historia real con lujo de detalles, diferentes puntos de vista y suficiente profundidad y dramatismo aquí no la van a encontrar.

Uno de los grandes aciertos es el cast, el aspecto y caracterización de los miembros de la banda es excepcional, las interpretaciones de Gwilym Lee (Brian May), Ben Hardy (Roger Taylor) y Joe Mazzello (John Deacon) son muy fieles a lo que uno espera, sin embargo, quien realmente brilla en su totalidad es Rami Malek como Freddie Mercury; los ademanes, la voz, las poses, las miradas, la actitud, realmente la convierten en una genial y fenomenal actuación, donde se nota una gran preparación y estudio para el personaje.

El segundo gran acierto por reconocer son los últimos 20 minutos de la película donde tenemos una excelente representación de las más grandes presentaciones en vivo de Queen, es un disfrute visual y sonoro de gran poder, a veces ligeramente opacado por unas imágenes de lugares que vieron la presentación por TV en su momento y que buscan dar un contexto algo innecesario, pero, en general, esos minutos finales son bastante impecables, de gran nivel técnico visual y sonoro apoyando una excelente coreografía y apegados a lo que fue dicho concierto, haciendo que el público vibre y quiera cantar de emoción, dejando con ello a la película en una nota muy alta.

El hecho de que Bohemian Rhapsody sea un homenaje a la leyenda de Mercury y Queen en vez del drama desgarrador que algunos esperaban no la hace una mala película, es muy entretenida, está muy bien filmada, con un ritmo correcto que mantiene la atención del espectador. Aparte de ver los momentos cruciales de Queen y Freddie Mercury, nos muestra el origen de algunas canciones de la banda y disfrutarlas a todo volumen en la sala de cine es un deleite.


“Bohemian Rhapsody” pudo ser más crítica, dramática e intensa pero en pro de la leyenda es una muy buena película, lo que hace lo hace muy bien, convirtiéndola en un gran tributo, logrando dar beneplácito a millones de fans alrededor del mundo que aún, después de tantos años, siguen rindiendo homenaje a su majestad, Queen.

Ficha Técnica

  • Dirección: Bryan Singer
  • Guion: Anthony McCarten
  • Género: Biopic
  • Duración: 134 minutos
  • Reparto: Rami Malek, Lucy Boynnton, Gwilym Lee, Ben Hardy, Joseph Mazzello, Aidan Gillen, Tom Hollandr, Mike Myer
  • Montaje: John Ottman
  • Cinematografía: Newton Thomas Sigel
  • Música: John Ottmman
  • País: Estados Unidos, Reino Unido
  • Año: 2018



 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram