Reseña crítica Bajo la misma estrella (The fault in our stars) de Josh Boone


Por Sandra M Rios U
Twitter: @sandritamrios


“Me diste una eternidad en mis días contados”

Entre toda esa literatura gótica que invade la sección de libros para adolescentes aparece un título refrescante. Es también una historia romántica, pero bajo otro ambiente, de buen espíritu e inspiradora.

El libro es Bajo la misma estrella que salió al mercado hace tan solo dos años, y ha terminado por consolidar la carrera como escritor de John Green, que llegó a ser listado como uno de los personajes más influyentes en USA.

Su última novela está inspirada en vivencias compartidas por el mismo escritor cuando trabajó en un hospital para niños en cumplimiento de una labor cristiana. De los pequeños con los que interactuó conoció muchas historias de valor y vitalidad, a pesar del drama que supone tener graves enfermedades. Por otra parte, el personaje principal de su novela, está directamente inspirado en Esther Earl, una adolescente que falleció en 2010 a la temprana edad de 16 años, víctima de un cáncer papilar tiroideo que se extendió a los pulmones.

Esta adolescente dos años después del descubrimiento de su enfermedad comenzó a postear videos en Youtube por los que ganó popularidad, gracias a su bonita energía y sus campañas en apoyo a otros jóvenes pacientes de cáncer. Parte de lo que transmitió esta jovencita  y la inspiración que fue para muchos, fue recopilada también en otro libro titulado “This star won’t go out” que se publicó a inicios de este año.

La novela y la película no precisamente se centran en las cruentas batallas que se lidian contra esta enfermedad, sino en los personajes, en su frescura  y en la lucidez mental que parece solo podemos alcanzar los humanos cuando la vida nos pone a prueba.

La historia exactamente es la de una adolescente de 16 años  (Hazel)  que conoce a un muchacho (Augustus) en un grupo de apoyo emocional a este tipo pacientes y desde entonces su vida recibe el apoyo que le hacía falta. El de sus padres ya lo tenía, y de hecho sus esfuerzos por darle lo mejor, le han puesto otro peso a su vida. Ella se preocupa por ellos y por su agonía después de que ya no esté.

Estos dos jovencitos son interpretados en la película por Shailene Woodley y Ansel Elgort, en ellos recae el peso de esta historia, en su química y naturalidad. Es una historia de jóvenes que aún estando en una situación delicada quieren gozar la vida y sentir lo que es enamorarse, aún siendo conscientes de lo fugaz que puede ser. Hay en esto un mensaje transformador sobre el amor no en cálculos de tiempo sino en intensidad.

Josh Boone como director de esta adaptación hace varias tomas en planos cerrados para así asegurar que el espectador se centre en los personajes y se conecte mucho con ellos. Como hay una necesidad de hacer sentir esta historia tan real como vital, no hay excesos de maquillaje, ni siquiera aún cuando su protagonista tiene una recaída en su enfermedad, el vestuario es sencillo y los colores son primaverales para resaltar el romanticismo, al igual que tomas en lugares evocadores. Woodley se conectó muchísimo con su pareja protagonista, ayudados probablemente tras haber participado juntos en “Divergente” (como hermanos), sus escenas no son forzadas y Shailene vuelve a hipnotizar con su presencia y soltura. También aparece breve pero muy acertadamente Willem Dafoe, con un personaje patético que raya en lo cómico.

Eso sí, The Fault in our stars la película, es un filme que aparenta ser de corte semi indie, pero resulta ser bastante comercial. Muchos momentos están fríamente calculados para romper la posible frialdad del espectador y varias escenas calcadas de otros films sobre pacientes terminales. También se evidencia en el corte del montaje que no permite que las situaciones en escena se desarrollen completamente. Es una lastima porque no había necesidad de recurrir al cliché dada la misma historia y los dos agradables protagonistas . Esas decisiones efectistas de la película me sorprendieron, considerando que detrás de la escritura estuvieron los creadores de dos maravillosas historias; la de 500 días con ella y The Spectacular Now. Curiosamente son dos escritores que saben perfectamente cómo evitar  o camuflar todo aquello que no sea vea orgánico.



Así y todo es fácil conectarse con Bajo la misma estrella porque mezcla, con momentos efectivos, la comedia, el drama y el romance. Además, presenta la enfermedad desde otro ángulo; uno en donde se permite bromear sobre la propia tragedia. Un film romántico, fresco y juvenil, así como los mensajes de chats diagramados en animación de la película.

Hay un disfrute irrefutable en este largometraje y ese es el soundtrack compuesto de 15 canciones. Yo les recomiendo particularmente: Without words, Tee Shirt, No about angels, Strange things will happen, Wait, All of the stars y Long way down.

Hoy es el estreno mundial de esta adaptación cinematográfica.

Ficha Técnica

  • Director: Josh Boone
  • Género: comedia, romance, drama
  • Duración: 126 minutos
  • Guión: Michael H. Weber, Scott Neustadter
  • Reparto: Shailenee Woodley, Ansel Elgort,Sam Trammell, Laura Dern, Mike Birglia, Willem Dafoe
  • Montaje: Robb Sullivan
  • Cinematografía: Ben Richarson
  • Música: Mike Mogis, Nate Walcott
  • País: Estados Unidos
  • Año: 2014



 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram