Reseña crítica de The Babadook. Inteligente y estremecedora fábula de terror






Por: Juan Camilo Ardila Durante

The Babadook (2014) es una maravillosa película de terror que se cuela indudablemente entre lo mejor del género de las últimas décadas. Hasta William Friedkin, aclamado director de El Exorcista (1976) (Leer artículo 40 años del estreno de El Exorcista), comentó en Twitter: “The Babadook es la película más aterradora que he visto jamás”. Este film es la ópera prima de Jennifer Kent, cineasta australiana cuyo nombre habrá que tener muy presente a partir de ahora.

Un día Jennifer Kent se reunió con Lars von Trier para que le diera una oportunidad en el mundo del cine. El inmenso director danés la contrató como ayudante durante el rodaje de esa obra maestra que es Dogville (2003). Dos años más tarde, Kent empezó sus primeros pasos como cineasta con el cortometraje Monster (2005) (ver el corto) y casi 10 años después, ese corto fue adaptado para el largometraje que ahora mismo tiene enamorados a seguidores y no seguidores del género de terror.

¿Qué nos narra la primera película de la australiana? Seis años después de la violenta muerte de su esposo, Amelia (Essie Davis) intenta con fiereza seguir educando a su hijo Samuel (Noah Wiseman), un inadaptado social de tan solo 6 años de edad. En una noche, como suele ocurrir habitualmente, ella abre un libro para contarle a su hijo una historia antes de dormir. El problema es que el libro que escogió por accidente se trataba sobre un caricaturesco hombre con saco, sombrero y enormes dedos. Con el paso de los días Samuel le dice a su madre que el monstruo Babadook se encuentra en la casa, y a partir de ese momento inicia un descenso a la locura, tanto para Amelia como para su hijo.

Es The Babadook una de las mejores y más inteligentes películas de terror que ha dado el género en años. El debut de Jennifer Kent funciona como un tiro en la sien. La invocación permanente del monstruo activa una pesadilla que genera terror y conmoción en iguales proporciones.

En la película de Kent todo incomoda: la casa fría y sucia, sus espacios claustrofóbicos, los gestos terroríficos de Samuel, el irritante soniquete ‘Babadook ¡Dook! ¡Dook!’, los cambios emocionales de Amelia. La película es una fábula capacitada para hacer sobresaltar a los espectadores, tanto por los momentos de suspenso como también por esos instantes que llega a conmover.

The Babadook extrae lo mejor de un cuento de los Hermanos Grimm, la conceptualización de ‘El bebé de Rosemary’ (1968) de Roman Polanski, la estética de una película de Guillermo del Toro y la tensión de un film de James Wan. ¡Así de buena es! The Babadook es el monstruo que nos hacía mirar debajo de la cama cuando éramos niños y el que nos hace, ya adultos, caminar sigilosamente en la madrugada cuando vamos a la cocina para tomar agua.

The Babadook no ataca la vista del espectador; ataca su imaginación. Su directora sabe que el verdadero miedo no siempre es generado por lo que se ve, sino sobre todo por lo que se imagina que se ve. Si el ‘terror psicológico’ fuera una sección especializada en un almacén de películas, el afiche de este film debería ser el que acompañe la etiqueta.

FICHA TÉCNICA

  • Directora: Jennifer Kent
  • Género: Terror, Thriller
  • Duración: 93 minutos.
  • Reparto: Benjamin Winspear, Daniel Henshall, Essie Davis, Noah Wiseman, Tiffany Lyndall-Knight
  • Guión: Jennifer Kent
  • Música: Jed Kurzel
  • Fotografía: Radek Ladzcuk
  • País: Australia

Juan Camilo Ardila es director de AdondeirCartagena.com. Medio aliado de CineVista.


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram