Reseña de Blood Ties. ¿Son los lazos de sangre indestructibles?


Por Sandra M Ríos U
Twitter: @sandritamrios




Clive Owen si bien no es el invitado con más peso del Festival de Cine de Cartagena, por encima de él están Abbas Kiarostami o Pawel Pawlikowski o John Thomas Sayles, lo que si es cierto es que es el más importante invitado por su popularidad. Finalmente se trata de un actor muy reconocido internacionalmente, que ha tenido la oportunidad de trabajar en Hollywood con directores como Tony Gilroy, Frank Miller, Alfonso Cuarón y Mike Nichols, y que sueña con ser dirigido por Paul Thomas Anderson.

Owen se ha notado afable y dispuesto para los asistentes, a pesar de las pocas entrevistas que se cuadraron para él con los medios. Ayer se vio acompañando en el Centro de Convenciones a Simon Brand en la función en premiere de su último film DEFAULT. Owen hacía una nueva aparición pública que se sumó al homenaje por el que recibió un India Catalina de manos de Salvo Basile.

clive-owen-en-el-festival-cine-de-cartagena

Este actor británico es el protagonista de BLOOD TIES (Lazos de Sangre, traducción literal) del también actor y director Guillaume Canet, quien después de protagonizar la película que inspiró esta nueva revisión, se propuso hacer un remake (a su vez el film se basaba en una novela francesa de igual título).

Con un estilo vintage, la película nos presenta la ciudad de Nueva York de los años setenta y dos hermanos que lidian sus vidas desde dos posturas bien distintas; el hermano menor es un hombre que acaba de salir de la cárcel, bajo libertad condicional, por matar a un hombre. El mayor, por el contrario, es un policía con buenas aspiraciones y un futuro prometedor.

resena-de-blood-ties

A raíz de sus personalidades se genera una tensión entre ellos que es el eje principal de esta película. Su rivalidad no proviene de ahora, tiene razones en el pasado, que se irán descubriendo poco a poco. Owen interpreta bastante bien a Chris, un personaje ambiguo, un ser humano irascible, incapaz de controlar la ira, violento, atractivo y  seductor. Billy Crudup es el policía, un hombre que intenta que su hermano no vuelva a caer en el crimen pero entonces Chris vuelve a ser seducido por su pasado y comienza el dilema moral, de ahí proviene su bien descriptivo título.

El film de Guillaume Canet, su primero en idioma inglés, es contado con un buen ritmo, mezclando escenas de sangre y bala tipo gángster, con esa cada vez más recrudecida tensión generada por los hermanos y también por las que crean sus respectivas parejas.

blood-ties-marion-cotillard

Quizás algunos les parezca un largometraje que no pertenece al género, pero es eso lo que le da un aire distinto a esta película. En medio de toda esa energía criminal, lo que realmente importa es el drama de familia y el ajuste de cuentas que tienen estos dos hermanos. Es el drama el que le da otro ritmo al film, pero que saldrá muy bien compensado en los últimos 15 minutos.

A los dos actores los acompañan las bellas actrices Marion Cotillard, Mila Kunis y Zoe Saldana.


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram