Reseña Museo, atípica historia del género crimen para un insólito robo


Por Sandra M Rios U
Twitter: @sandritamrios


Alonso Ruizpalacios debutó con gran éxito hace tres años con Güeros, una road movie con atmósfera política ambientada  en la huelga de la Universidad Nacional Autónoma de México que se prolongó por 10 meses a finales de los años 90 y que fue desatada por la implementación de una serie de cambios con los cuales se comenzaría a cobrar de manera obligatoria diversos servicios como inscripción y cuotas semestrales. Sus protagonistas deciden huir del tedio tras una larga manifestación e ir en búsqueda de un roquero ficticio,  Epigmenio Cruz, quien hizo llorar una vez a Bob Dylan y es el único que escucha Tomás porque le recuerda a su padre fallecido.

Museo, su segunda película, sigue dos corrientes de la anterior: la idea del viaje y el estar basadas en eventos reales. En este caso, el del robo de 140 piezas prehispánicas extraídas del Museo Nacional de Antropología en 1985. Ambos aspectos narrados con características muy especiales y un uso también particular del humor.

Adaptada, como la primera, por el mismo Ruizpalacios (junto a Manuel Alcalá, también productor),  en Museo  seguimos a Juan y Benjamín, dos amigos que a los 30 años no han terminado aún sus estudios en veterinaria y tampoco han dejado la casa de sus padres. Entre su inmadurez deciden en vísperas de navidad ejecutar un insólito robo, extrayendo del Museo Nacional de Antropología un total de 140 piezas prehispánicas de incalculable valor. Con su desconocimiento del mercado negro del arte, su osadía inicial de creerse unos cazadores de tesoros y recuperados de los legados de los ancestros, no imaginan en realidad la magnitud de lo que han hecho y de lo que los llevará a cambiar sus vidas para siempre y madurar finalmente.

El humor en esta película está representado en la ironía, bien por el carácter simbólico de las piezas sustraídas y todo el discurso alrededor de la herencia y los orígenes, como también por las vidas desperdiciadas de dos jóvenes ingenuos llenos de fantasías e inseguridades. El director ha dicho que su película bien puede leerse como un cuento, una “historia de advertencia sardónica que subraya el viejo adagio que expresa que no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes”.

Después de realizado el robo, la improvisación de estos dos personajes nos lleva a un viaje que nos pasea por ruinas mayas y hasta por la idílica bahía de Acapulco, pero lo más interesante de ese recorrido son todos los recursos narrativos de Ruizpalacios. Esta es otra road movie, más emocional que la primera, con intensos componentes dramáticos, que mezcla además fantasía y rareza y de algunos momentos que hacen consciente al espectador de la ficción contada, rompiendo sutilmente la cuarta pared.

Esta es una película de personajes llenos de conflictos con ellos mismos y su entorno más cercano y la película los desarrolla de forma completa. Detrás de esos personajes está, especialmente, una maravillosa tripleta a cargo de Gael García Bernal, quien interpreta a Juan, Leonardo Ortizgris, quien interpreta a Benjamín, los dos protagonistas, y el chileno Alfredo Castro como el rígido padre de Juan, en otra de sus acostumbradas brillantes participaciones.



El tratamiento que Alonso Ruizpalacios le da a Museo y lo disruptiva que resulta, la convierten en una buena y poco convencional película dentro del género del crimen. No hay un solo lugar común en la historia, solo personajes con comportamientos erráticos con los que uno llega a identificarse pues de cierta forma esta sociedad nos ahoga (sus películas no están exentas de la crítica política o social) y porque en algún momento, tarde o temprano, nos cuesta afrontar las responsabilidades y tomar las riendas de nuestras vidas.

En 2015, Ruizpalacios presentó su ópera prima en Berlín en la sección Panorama, donde obtuvo el premio a Mejor Ópera Prima. Regresó este año con su segundo largometraje, pero ya a la competencia oficial donde consiguió el Oso Plata que se otorga al Mejor Guion. El cineasta mexicano es uno de los buenos representantes de la cinematografía latinoamericana actual.  

Ficha Técnica

  • Dirección: Alonso Ruizpalacios
  • Guion: Alonso Ruizpalacios, Manuel Alcalá
  • Duración: 128 minutos
  • Género: drama
  • Reparto: Gael García Bernal, Leonardo Ortizgris, Alfredo Castro, Simon Russell Beale, Lisa Owen, Bernardo Velasco, Leticia Bredice, Ilse Salas
  • Fotografía: Damián García
  • Montaje: Yibrán Asuad
  • Música: Tomás Barreiro
  • Diseño de producción: Sandra Cabriada
  • País: México
  • Año:2018



 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram