Reseña ‘The Holdovers’, el cuento de navidad atípico y placentero de Alexander Payne


Por Sandra M Ríos U
Twitter: @sandritamrios


Como si se tratara de una maravillosa película analógica, Alexander Payne nos lleva a inicios de los años setenta para presentar una historia sencilla, eficaz y auténtica de tres espíritus solitarios, de generaciones distintas, que les corresponde pasar una navidad juntos por imprevistos del destino.

Como decía Paul Giamatti al recibir el Globo de Oro como mejor actor de comedia o musical, ‘The Holdovers’ es una película cálida que habla de empatía y amistad, con personajes poco encantadores: un hombre amargado, un adolescente problemático y una mujer brusca.

Giamatti interpreta al severamente estricto y rancio (no solo en sentido figurado) profesor de literatura clásica Paul Hunham, un hombre sarcástico que está convencido que a los adolescentes no hay que dejarlos pasar materias porque sí y mucho menos por los aportes económicos que hacen sus padres y por sus apellidos (y que destila verdades sobre la educación, por cierto, atemporales). Cuando el hijo de uno de los miembros donantes más importantes del internado británico para el cual trabaja reprueba su clase y ante la negativa de reversar la decisión, el director de la institución lo amenaza con no renovarle el contrato. Habrá que esperar a la decisión final, puesto que un compañero tiene una emergencia y debe cubrirlo quedándose en el recinto, en pleno receso navideño, supervisando por dos semanas a adolescentes malcriados con ínfulas de superioridad, que por alguna u otra razón deberán quedarse.

Entre esos está Angus Tully, quien inesperadamente recibe la llamada de su madre anunciándole que no podrán pasar la temporada juntos, porque decidió tener una luna de miel con su nueva pareja. Uno de los padres de estos “quedados” finalmente aparece en su helicóptero para salvarlos del tedio, llevándose a todos a su viaje familiar, excepto a Angus por no tener a quién llamar para pedirle permiso. El gran internado queda a disposición del profesor, alumno y Mary Lamb, la principal cocinera que se encuentra pasando el luto por la pérdida de su hijo, quien ha muerto en la guerra de Vietnam.

Las circunstancias llevan a estos tres personajes a pasar estas fechas en compañía, lo que hace pensar que sus disímiles personalidades harán incendiar el lugar, pero lo que ocurre, como cuento de navidad donde la magia de la época hace milagros, establecen una amistad improbable, a pesar también de sus diferencias de edad y sus evidentes amarguras.

El primer atractivo de esta nueva genialidad de Payne recae en el hecho de traer de vuelta al cine de Hollywood no solo la remembranza de un cine setentero con ese acercamiento a historias realistas de la corriente italiana, sino de presentar esos cuentos antinavideños, esas historias de personajes que no les gustan estas festividades, es más, que las detestan, o que pasan por un mal momento, o extrañan estar cerca de los suyos.

Paul es un hombre poco convencido de la humanidad, una persona cuyo interés está alejado del contacto social, alguien que vive del pasado y del alimento que le producen los libros. Un hombre creyente de forjar estudiantes con verdadera disciplina y una moralidad incorruptible. Esa mezcla entre su desdén social y el deseo innato de educar con excelencia y valores a sus estudiantes lo hacen un personaje gris fascinante, de momentos entrañable y otras insoportable, un profesor torpe que tiene un olor corporal desagradable por el que se ha ganado el apodo de “trucha” y que no ha podido quedar en mejores manos que las de Giamatti, con su rol perfectamente matizado.

Lo que vemos en la historia es como poco a poco estos tres logran conectarse en medio de muchos altibajos, del frio del entorno y la frialdad de sus propios corazones ante las situaciones que viven internamente y lo cruel que está siendo la vida con ellos. Y esa especie de viaje emocional, Alexander Payne lo intercala entre momentos que pasan por el drama y la comedia elaborada, con un alto nivel de sutileza y calidez. Es una historia de personajes rotos que de manera impensada encuentran consuelo y compañía en la peor época del año para ellos.

Otra de las grandísimas virtudes de esta película es que jamás abandona la naturaleza de sus personajes, no les traiciona su esencia huraña, ni busca, en dos semanas que recorre la película, un proceso de transformación heroico. Ellos son lo que son, personajes con heridas y frágiles, que tienen muchos defectos, a pesar que aflora en ellos ese espíritu amable que les ablanda su coraza con la que dejan ver el lado más bondadoso y por el que tienen un poco de respiro y hasta se sacrifican. ‘The Holdovers’ jamás gira hacia una película navideña empalagosa y su final es tan entrañable como congruente con Paul.

Payne se apoyó en el diseñador de producción Ryan Warren Smith para darle un estupendo estilo vintage a la película que no está llena de exteriores, que solo son usados para amplificar la soledad de estas tres almas y si se concentra mucho en planos fijos y cerrados, incluso en primeros planos, en una clara intención de no perder la atención sobre la historia.

‘The Holdovers’ es una película sencilla y profundamente placentera. Payne trabaja meticulosamente cada personaje y se cuida en no forzar mensajes y reflexiones, dejando la pregunta abierta si personajes como el testarudo de Paul pueden llegar a cambiar. A la final, se trata de una película sobre dos hombres enfrentados al dilema huir. Uno buscando retornar a donde pertenece y otro soltar lo que se ha convertido en parte de su vida y deja, además, esa perdurable sensación que aún en los momentos más oscuros se puede encontrar consuelo. La tripleta entre Giamatti, Da’Vine Joy Randolph (que también se llevó su globo de oro a casa) y el descubrimiento de Dominic Sessa es el ensamble del año.

Debieron pasar 19 años para ver de nuevo una colaboración entre Paul Giamatti y este director tras ‘Entre Copas’ y la larga espera ha valido la pena. Volvió Alexander Payne a lo mejor de su cine desde ‘Nebraska’.  ‘Los que se quedan’ (título con el que llegará a salas a inicios de febrero) es un clásico contemporáneo.

Ficha Técnica

  • Dirección: Alexander Payne
  • Guion: David Hemingosn
  • Género: Comedia, drama
  • Duración: 133 minutos
  • Producida por: Mark Johnson, Bill Block, David Hemingson
  • Reparto: Paul Giamatti, Da’Vine Joy Randolph, Dominic Sessa
  • Montaje: Kevin Tent
  • Cinematografía: Eigil Bryld
  • Música: Mark Orton
  • País: Estados UnidosAño: 2023

Síguenos en TikTok

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram




Estrenos recientes



Del revés 2 (Inside Out 2)


El reino del planeta de los simios


Bad Boys: Ride or Die


En las profundidades del Sena


Guerra Civil


Atlas


Tarot


El especialista


Hit Man. Asesino por casualidad


Furiosa: de la saga Mad Max


Garfield: la película


Los vigilantes


The Last Kumite


Baki Hanma vs. Kengan Ashura


Immaculate


Biónicos


The Legend of Catclaws Mountain


Boy Kills World


Telma, la unicornio


Kali: Ángel Vengador



Próximos estrenos



Gru 4. Mi villano favorito


Un lugar tranquilo: Día uno


Bikeriders. La ley del asfalto


Huwad


కల్కి 2898 - ఎ.డి


Detonantes


What Remains


MaXXXine


Horizon: An American Saga - Chapter 1


Longlegs


Un asunto familiar


Superdetective en Hollywood: Axel F.


Fly Me to the Moon


Nurse Abi


Space Cadet


Ghost: Rite Here Rite Now


Daddio


Chestnut


Ghost: Rite Here Rite Now


Fly Me to the Moon


Thelma


ยูเรนัส


Hellhound


Boneyard