El premio a Mejor Película Extranjera cambia de nombre en los Oscars y otras novedades en sus reglas




La Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood ha enviado un nuevo comunicado con nuevos cambios en sus reglas para la edición 92.

Entre dichas novedades está el hecho que el premio a Mejor Película Extranjera cambiará de nombre.

Desde Los Ángeles, California se ha informado que el nombre de la categoría para las películas de habla no inglesa, como también se le conocía, en adelante se llamará “International Feature Film” (Largometraje Internacional). “Hemos notado que la referencia a “extranjero” está desactualizada dentro de la comunidad cinematográfica global. Creemos que “Largometraje Internacional” representa mejor esta categoría y promueve una visión positiva e incluyente de la realización cinematográfica y el arte del cine como experiencia universal”. Fue la explicación que da razón al cambio según Diane Weyermann y Larry Karaszawski, copresidentes del Comité Internacional de Largometrajes.

Una película internacional, según los parámetros de la Academia de Cine de Hollywood, es aquella “producida por fuera de los Estados Unidos y con unos diálogos donde no predomina el idioma inglés”. Dentro de esta descripción caben las película narrativas y documentales, así como también las de animación. A este cambio también hay que sumar que la lista de prenominadas se ampliará a diez películas, de las cuales siete saldrán de la elección del Comité de Largometraje Internacional en su fase I y las tres adicionales serán elegidas por el Comité Ejecutivo del Premio al Largometraje Internacional. El resto de reglas siguen vigentes, entre ellas, el aceptar para su consideración a solo una película por país.

La historia de este premio

Habiendo nacido los Premios Oscars en 1929, no fue en sí hasta 1956 cuando se otorgó el primer premio a una película internacional de forma competitiva y a una producción cumpliendo la regla que fuera de habla no inglesa. Antes de dicho año se entregaban reconocimientos especiales u honorarios a producciones internacionales sin discriminación de idioma (entre 1947 y 1955), y mucho más atrás, en sus inicios, no habían categorías que separaran por lenguaje estos galardones.

En 1947, la película internacional que recibió el premio especial fue “Monsieur Vincent” de Francia y del director Maurice Cloche. En 1956 cuando se inauguró este galardón oficialmente participaron ocho países (Dinamarca, Francia, Alemania Occidental, Italia, España, Filipinas, Japón y Suiza) y se llevó el premio Federico Fellini con “La Strada”.

Para la última edición de los Oscars, la de 2018, participaron 89 países, incorporándose por primera vez producciones de Malawi y Nigeria. El premio se lo terminó llevando Roma del mexicano Alfonso Cuarón. (Lee puede interesar:  Roma de Alfonso Cuarón – Reseña – El tesoro detrás de los recuerdos de infancia)

Otros cambios en otras categorías

La categoría de animación también tiene novedades, pues en adelante no se requerirá que el máximo de ocho animaciones elegibles hayan tenido su lanzamiento en salas de cine para poder habilitar la categoría. Esta categoría para el tema de votación quedará igualmente habilitada tanto para los miembros votantes de su rama como para los de cortometrajes.

El requerimiento del estreno en salas se flexibiliza para las categorías de cortometrajes en acción real y animadas, que a partir de ahora tendrán la opción de buscar lanzamientos bien sea en Nueva York o el condado de Los Ángeles para ser elegibles en sus respectivas categorías.

Otra de las categorías que aumentará el número de seleccionadas será la de Maquillaje y peinado que pasará de tres a cinco producciones. La lista de preseleccionadas también aumenta pasando de siete a diez.

¿Habrá o no cabida para las plataformas streaming?

La Academia de Cine de Hollywood en la Junta de Gobernadores decidió que se mantendrá la regla dos, que establece la elegibilidad de las distintas obras para los premios. Por lo tanto, se sostienen en que para ganar el Oscar, una película debe tener una duración en cartelera comercial de un mínimo de siete días, con venta de boletas y con un mínimo de tres exhibiciones por día.

Deberán entonces las plataformas streaming lanzar sus películas en el circuito de exhibición tradicional y sostenerlas por un mínimo de tiempo para seguir optando por los reconocimientos. “Apoyamos la experiencia en salas como parte integral del arte del cine. Esto tuvo un gran peso en nuestras decisiones. Nuestras reglas actualmente requieren de una exhibición en salas y también permite una amplia selección de películas para que sean enviadas a consideración de los Oscars”, dijo el presidente de la Academia John Bailey, quien se adelantó a la polémica que el tema sigue generando, argumentando que: “Planeamos estudiar más a fondo los cambios profundos que están ocurriendo en nuestra industria y continuar las discusiones con nuestros miembros sobre estos temas”.

La ceremonia 92 de los premios Oscars se llevarán a cabo el 9 de febrero de 2020.





 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram