Entrevista a Josephine Landertinger, directora de “Soy Cris de Tierra Bomba”


Por Daniel Andrés Ruiz Sierra (@TatoRuiz)

En “Soy Cris de Tierra Bomba”, la segunda película de la directora colombiana Josephine Landertinger, su protagonista, Cristian, está constantemente, y en todos los ámbitos de su vida, saltando de una cosa a la otra. Va del timbo al tambo, diría mi madre. Esto es desde sus elecciones profesionales (pasó de estudiar arquitectura a administración de empresas, para luego saltar a biología y finalmente decantarse por formarse en actuación), pasando por sus relaciones sociales (presuntamente poco sólidas), las dudas con relación a sus propios objetivos y hasta cambiar constantemente sus lugares de residencia.

Cristian, nacido y criado en la desamparada isla de Tierra Bomba, un lugar ubicado al sur del casco urbano de la siempre idealizada Cartagena, quizás tiene sueños demasiado ambiciosos para ese lugar en el que vive, en 2015, año en el que Landertinger empieza a retratarlo con su cámara, porque vio en él un personaje valioso y atractivo, personaje que a su vez tiene, precisamente, que ir descubriendo qué es lo que le hace sentido en medio de esos constantes saltos que parecen decir mucho sobre su inestabilidad, pero están más ligados a la idea de encontrar su lugar en el mundo, algo primordial en aquello de encontrar la verdadera identidad.

Y ese es el tema sobre el que gira “Soy Cris de Tierra Bomba” y parece ser el tema que le hace más sentido a una directora que es hija de una colombiana y un austriaco, que nació en Portugal, creció en un país como Lesoto, se formó profesionalmente en Alemania y actualmente vive con su familia en España. “La identidad es un tema que me afecta como persona. Muy cercano (…) yo creo que fue a través de ahí que yo empecé a entender por qué esta película me llegó a mí, porque esta es una película de Josephine”.

En su ópera prima “Home. El país de la ilusión” (2016) la directora seguía a su propia madre, una mujer de sesenta y tantos que vive en completa soledad en Portugal y llevaba para ese entonces poco más de 40 años sin volver a su país de origen, lo que despertaba muchos cuestionamientos en Josephine, preguntas relacionadas con su identidad vista a través de un tema como la migración.

En la actualidad, y como trabajo paralelo al desarrollo de “Soy Cris de Tierra Bomba”, la directora también ha estado trabajando en otro proyecto documental, “Memorias perdidas y encontradas”, en el que la protagonista es ella misma, preguntándose acerca de su infancia en Lesoto, durante la época del Apartheid. Una experiencia (la de crecer) que no puede evitar comparar con la de sus propias hijas: “Mis hijas que tienen 4 y 6 años empiezan a tener esa consciencia que están viviendo en un país que no es donde nacieron. Empiezan a decir yo no soy de aquí, soy de allá, dónde es esto”. O sea, hablará nuevamente de identidad.

A propósito del estreno nacional de “Soy Cris de Tierra Bomba” el próximo 25 de mayo en varias salas del país, nos sentamos a conversar un rato con Josephine acerca de cómo surgió esta película, que significó para ella haberse implicado en un trabajo que ha durado alrededor de ocho años; así mismo, nos contó acerca del proceso creativo y de su compromiso con la diversidad, pero no solo en relación a lo queer o al mundo LGTBI+. Josephine está comprometida con la visibilidad de la mujer en la industria del cine desde todos los ámbitos. Lo hace como activista, como educadora en su propia escuela virtual y, por supuesto, desde su trabajo como realizadora y productora.

A Josephine la conocí en medio de la promoción de su ópera prima y cuando llevaba dos años con la grabación de la película, cuya promoción nos permitió volver a reunirnos, aunque virtualmente y de una manera más formal, en una entrevista (aunque formal tampoco es). En medio de nuestra relación hemos coqueteado con la idea de trabajar juntos desde muchos ámbitos y armando una amistad valiosa.

En la confianza surgida de esa relación, la he podido acompañar en sus tempranas promociones y en el desarrollo de su historia, que incluyó el apoyo con una campaña de crowfunding y recibir con gusto algunos cortes de la película para brindarle algunas apreciaciones y sugerencias. O sea, he visto el crecimiento de un proyecto cinematográfico que no es el mío, un privilegio al que no todo el mundo tiene acceso y que, aun así, en mi caso, sigue sorprendiéndome (para bien) por los avances que logró y que después de tanto tiempo y esfuerzo, finalmente logra el acariciado estreno; el encuentro con el público, el gran objetivo.

La entrevista completa: 

Síguenos en TikTok

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram




Estrenos recientes



Dune: Parte dos


Kung Fu Panda 4


Godzilla y Kong: El nuevo imperio


El salario del miedo


Madame Web


Migración. Un viaje patas arriba


Fabricante de lágrimas


El corazón del cazador


Dune


Baghead


Civil War


Imaginary


Atrapados en el abismo


Breathe


Oppenheimer


El Pájaro Loco ¡Lío en el campamento!


Misión hostil


La primera profecía


Cazafantasmas: Imperio helado


Megamind contra el sindicato del mal



Próximos estrenos



El reino del planeta de los simios


El especialista


Amigos imaginarios


Garfield: La película


범죄도시 4


Tarot


Sin edulcorar


九龍城寨·圍城


The Strangers: Chapter 1


Unsung Hero


鬼天廈


Stress Positions


We Grown Now


Cash Out


I Saw the TV Glow


Arap Kadri


City Hunter


Little Empty Boxes


Jericho Ridge


Huling Tikim


忐忑電梯


Hasta el fin del mundo