Reseña “Anhell69”: Desgarrador y poderoso retrato de una juventud sin futuro


Por Sandra M Ríos U
Twitter: @sandritamrios

“No pedí nacer. Nunca me lo preguntaron. Fui arrojado al mundo”.

 

Está en cartelera el primer largometraje de Theo Montoya tras estrenarse, con comentarios muy favorables, en el Festival de Cine de Venecia 2022.  Una película exigente, trasgresora y única, en un universo queer.

En “Anhell69”, Medellín se convierte en una ciudad gótica, donde los vampiros deambulan en un territorio sin alma y violento, alimentándose de jóvenes perdidos.

En la rueda de prensa de “Los reyes del mundo” en San Sebastián, me llamó mucho la atención la pregunta de un periodista sobre la reiteración de los nuevos directores del cine colombiano en seguir mostrando una Medellín violenta y con jóvenes perdidos en su ciudad, a pesar de haberse firmado hace siete años el acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC. Laura Mora, su directora, respondió con gran acierto que hacía parte de una generación que infortunadamente no ha podido conocer qué es vivir en paz y, por ende, su cine ha respondido a esa realidad. Lo conté en la reseña.

Theo Montoya es de esa misma generación que no puede quedar indiferente ante lo que ha vivido, hace parte de una juventud traumada y víctima de un país violento, que aún firmado el mencionado acuerdo, sigue viviendo los estragos de los grupos armados, del narcotráfico, la corrupción, la desigualdad y la escasez de oportunidades.

En esta película, que es documental y es ficción al mismo tiempo, Montoya se reserva el papel de un narrador omnisciente, un espíritu más que deambula por las calles y que pone en contexto quién es: Un hijo de una madre cabeza de familia, que no conoció a su padre vivo, un excomulgado de la iglesia por masturbarse, un hijo que ha vivido de frente y está saturado de esa violencia.

El cine ha representado para este autor un escape: “Me enamoré del cine porque era el único lugar donde podía llorar”, entonces como este arte ha sido parte de su respiración, enlaza su historia con el deseo de hacer una película en una Medellín distópica, donde los muertos harán de convivir con los vivos en el mismo plano terrenal y harán de establecer relaciones entre ellos, de todo tipo (incluido el sexo). Pero aquella producción quedó frustrada al morir quien había sido elegido como protagonista, Camilo Najar, un joven trans por el que despertó fascinación y fue el protagonista de su corto “Hijo de Sodoma”.

Evidenciando su cinefilia, Montoya no solo hace una especie de película de cine dentro del cine, sino que referencia a autores que lo han influenciado, así que la estética es reconocible en directores como Apichatpong Weerasethakul (con Cemetery of Splendour y Uncle Boonmee Who Can Recall His Past Lives), Carlos Mayolo (Pura sangre) y, por supuesto, Víctor Gaviria (quien además tiene un personaje aquí).

En este “Anhell69”, Theo recoge lo que fue el casting para la idea original de la primera película (que toma el título del nombre de usuario que su protagonista tenía en Instagram), mostrando a grupo de amigos que pasan frente a cámara revelando, unos con desparpajo, otros con cierta timidez, sus vidas llenas de excesos; sexo, drogas, fiestas, enfermedad y discriminación, además de expresar sus miedos y frustraciones, su idea de futuro, en un derroche de honestidad y energía con el que el director hace homenaje a sus amigos, vivos y (aterradoramente muchos) muertos, a los anónimos y  marginados,  y completa de este modo la película truncada que no pudo ser.

Esa Medellín apocalíptica y delirante, nocturna y punk, se va desvaneciendo ante una juventud que vive con intensidad el presente, porque es lo único que contempla con certeza, una generación despojada de toda expectativa, por herencia de un pasado que no debieron vivir de esa forma y un futuro que no parece diferenciarse con el hoy. 

En las imágenes grotescas, provocadoras, alucinantes y deprimentes que tiene la película, en la marginalidad, como gran protagonista de esta historia, y en los textos que destilan verdad, depresión y algo de rencor, hay un intencional espíritu provocador y rebelde que deja al descubierto una brutal realidad: Hay una grupo de nuestra juventud que vive sin esperanza alguna de un futuro mejor, que está viviendo sometida a un presente vacío. Esta situación, como sociedad y país, no puede sino causarnos profunda vergüenza y tristeza.

Soberbio y desgarrador debut de Theo Montoya.

Ficha Técnica

  • Dirección: Theo Montoya
  • Guion: Theo Montoya
  • Género: Ficción, documental, Queer
  • Duración: 74 minutos
  • Productores: Bianca Oana, David Hurst, Theo Montoya, Juan Pablo Castrillon
  • Reparto: Alejandro Hincapié, Camilo Machado, Alejandro Mendigaña, Julián David Moncada, Camilo Najar, Juan Esteban Pérez, Sharllot Zodoma, Víctor Gaviria, Theo Montoya
  • Fotografía: Theo Montoya
  • Montaje: Matthieu Taponier, Delia Oniga, Theo Montoya
  • País: Colombia
  • Año: 2022

Síguenos en TikTok

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram




Estrenos recientes



Dune: Parte dos


Kung Fu Panda 4


Godzilla y Kong: El nuevo imperio


El salario del miedo


Madame Web


Migración. Un viaje patas arriba


Fabricante de lágrimas


El corazón del cazador


Dune


Baghead


Civil War


Imaginary


Atrapados en el abismo


Breathe


Oppenheimer


El Pájaro Loco ¡Lío en el campamento!


Misión hostil


La primera profecía


Cazafantasmas: Imperio helado


Megamind contra el sindicato del mal



Próximos estrenos



El reino del planeta de los simios


El especialista


Amigos imaginarios


Garfield: La película


범죄도시 4


Tarot


Sin edulcorar


九龍城寨·圍城


The Strangers: Chapter 1


Unsung Hero


鬼天廈


Stress Positions


We Grown Now


Cash Out


I Saw the TV Glow


Arap Kadri


City Hunter


Little Empty Boxes


Jericho Ridge


Huling Tikim


忐忑電梯


Hasta el fin del mundo