Un Asunto de Familia (Shoplifters) – Crítica. Ganadora de la palma de oro en Cannes


Por Sandra M Ríos U
Twitter: @sandritamrios


El gran director japonés Hirokazu Kore-eda ha sido un frecuente participante en el Festival de Cine de Cannes con una obra consistente basada esencialmente en temas familiares.

A lo largo de su filmografía ha hablado de dramas sociales, específicamente sobre las relaciones entre padres e hijos y ha tejido una serie de conflictos y dilemas en torno a esa creída sagrada relación, con la virtud de no agotarse en ideas o repetirlas.


En Un Asunto de Familia – su título original literal es Rateros – vemos que una familia, por adopción, sufre una serie de acontecimientos tras la llegada de un nuevo miembro. Cuando Osamu y su hijo finalizan uno de sus acostumbrados hurtos en tiendas y van de regreso a casa, se encuentran a una pequeña llorando en un balcón, soportando hambre y frío. En un principio la líder del hogar se niega a aceptarla y pide devolverla, pero ante la violencia que desde afuera ven que se ejerce en su casa, deciden quedarse con ella.

Ya en una de sus anteriores películas Kore-eda nos había venido metiendo en dilemas morales extremos sobre el sentido de la paternidad más allá de los lazos de sangre. En De tal padre, tal hijo (leer reseña), vimos cómo dos familias se replantean su mundo cuando descubren que por error el hospital les entregó el hijo equivocado y que durante seis años han criado al que es no propio. Luego en Our Little Sister (Nuestra hermana pequeña abre el festival de Cannes), vemos a tres hermanas que conocen a su hermana media el día del funeral de su padre y deciden compartir con ella reinventando su vida familiar.

Aquí viajamos a un submundo donde dada sus condiciones no se pueden ver las cosas tan tajantemente. Por eso Kore-eda muestra su relatividad al presentar la historia de un grupo de rateros que ha ido constituyendo una verdadera familia, donde hay una cabeza de hogar y hasta una abuela. Su condición social los lleva a infringir leyes, pero en el fondo son personas que intentan sobrevivir y han encontrado satisfacción y afecto en lo ajeno, lo ajeno desde el punto de vista tanto moral como material.

Kore-eda se esfuerza en mostrar el alto contraste dentro del seno mismo de esta familia, como una crítica social a esos delitos menores a los que se le da tanta relevancia, invisibilizando otros que son el fondo real de muchos problemas sociales. Y es que la historia de Shoplifters nació resultado de la noticia en Japón de que algunas familias seguían accediendo a la pensión de sus padres cuando estos ya llevaban tiempo de fallecidos. De ahí  el cineasta japonés tuvo una premisa que resumió con la frase: “solo los unían los delitos” y comenzó a desarrollarla teniendo en cuenta la importancia que se le da en su país a los lazos familiares y el fuerte castigo que allá dan a los progenitores que enseñan a sus hijos a robar.

Todos esos elementos fueron mezclados convirtiendo a Un Asunto de Familia en una película con un trasfondo de enormes complejidades, sin caer en el drama denso o de explotación de la miseria. Todo lo contrario, Hirokazu Kore-eda va abriendo los planos poco a poco para exhibir lo que por casa ha ido armando esta familia, y sin ocultar el caos y los retazos de cómo se ha construido, lo muestra con respeto y belleza. Así mismo, presenta a sus personajes con matices, enfatizando eso de que los humanos son en sí mismos una compilación de grandes virtudes y horribles defectos. Hay muchos elementos para sentir empatía con cada miembro de esta familia y muchos momentos reales de ternura, compasión, ignorancia, torpeza, afecto y humor, como ambientando su desgarrador pero ya temido desenlace. La naturalidad de las actuaciones hace que se transmita en realidad cada uno de esos sentimientos.

Fantástica apuesta del cineasta japonés sobre la tesis de que las familias no nacen sino que al final se hacen.

Ficha Técnica

  • Dirección: Hirokazu Kore-eda
  • Guion: Hirokazu Kore-eda
  • Género: drama
  • Duración: 121 minutos
  • Reparto: Lily Franky, May Matsuoka, Kairi Jo, Miyu Sasaki, Kirin Kiki
  • Cinematografía: Kondo Ry
  • Montaje: Hirokazu Kore-eda
  • Música: Haruomi Hosono
  • País: Japón
  • Año: 2018




 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram