Reseña AntMan And The Wasp, una aventura de tamaño familiar


Por Camilo Bohórquez
Twitter: @cabobe


Dos años han pasado desde que Scott Lang, más conocido como AntMan, se unió al bando del Cap. en contra de IronMan en “Captain America: Civil War” y fue capturado. Actualmente cumple su condena domiciliaria, es consciente de sus errores y por ayudar a Cap. no solo incumplió la ley, afectando su relación con su hija Cassie, sino que además puso en riesgo a Hank Pym y Hope Van Dyne, quienes ahora son prófugos de la justicia y con quienes perdió contacto desde que fue capturado. Hank Pym junto a su hija Hope después que Scott entrara al mundo cuántico en “AntMan”, han concentrado sus esfuerzos en idear la forma de regresar al reino cuántico y recuperar a la esposa de Hank, pero una amenaza relacionada con el pasado de Hank llega a intentar robar sus avances tecnológicos y el equipo deberá reunirse en una nueva misión.

La primera película de “AntMan” duró años en planeación y preproducción a mandos del director Edgar Wright, quien al final terminó su relación con Marvel Studios por diferencias creativas, sin embargo, gran parte de sus ideas en el guion fueron retomadas por el director Peyton Reed dado que Wright logró encontrar la fórmula perfecta para presentar a este superhéroe, una tarea nada fácil pues AntMan en los cómics, bajo el personaje de Hank Pym (en las historietas Scott Lang es el segundo AntMan), es un personaje complejo e incluso oscuro e inestable, ha tenido varios alter egos, fue el creador de Ultron e incluso maltrató a su compañera Wasp. Adicional a esto, está el tema de su súper poder, que no consiste en el heroísmo de Cap., la fuerza de Hulk, el poder de Thor o lo impresionante de las armaduras de IronMan. Para un neófito del tema, sonará risible eso de cambiar su tamaño a nivel de hormiga y hablar con ellas.

La fórmula fue hacer una película del género de atracos apoyada en el talento humorístico de Paul Rudd, quien también participó en la elaboración del guion, el apoyo de personajes carismáticos como Luis (interpretado por Michael Peña), un contexto de familia dado con la relación de Scott con su hija (interpretada por Abby Ryder Fortson) y escenas visualmente espectaculares que nos llevaban a ver el mundo desde la perspectiva de una hormiga y que hicieron que incluso olvidáramos el problema del villano y termináramos considerándola una gran película dentro del Universo Cinematográfico de Marvel.



“AntMan And The Wasp”, bajo el mismo director de su antecesora, repite esta fórmula mejorando algo el tema del villano de turno, pero dando mayor dinamismo y protagonismo a los personajes de Hank Pym y su hija Hope. Michael Douglas convence con su papel, es arrogante y necio cuando debe serlo, tiene espacio para demostrar amor por su esposa e hija, pero también demuestra cierta impotencia dada su edad, mientras busca remediar errores del pasado. Por el lado de Hope, Evangeline Lilly deja de lado la seriedad y prepotencia vistas en la primera película, con lo cual convence en su nuevo rol de Wasp dándole mayor dinamismo y fuerza, sin embargo, en ningún momento opacan a Paul Rudd, quien sigue haciendo un papel bastante carismático y agradable como AntMan, un tipo que es héroe no por sus súperpoderes ni tampoco porque sea el más fuerte e intrépido vengador, sino por querer proteger a quienes ama. Visualmente está muy bien ejecutada, dándonos bastante diversión en el juego de los superhéroes de cambiar su tamaño para combates que son muy entretenidos, aunque no logran la misma sorpresa e impacto de la primera entrega.

La historia es sencilla, no tiene tramas elaboradas o complejas haciendo de esta una película muy agradable y disfrutable. Principalmente es una aventura y comedia sin las situaciones de doble sentido en el que estaba cayendo “Guardians Of The Galaxy Vol. 2.”, o exageradas como algunos sintieron en “Thor Ragnarok”, o inoportunas en algunos momentos de “Avengers: Infinity War”. Aquí hay una comedia bastante familiar y natural dado que “AntMan And The Wasp” no busca reinventarse o ser lo que no es, se apoya en lo que nos atrajo de los personajes en la primera entrega y lo aprovecha de buena forma.

Curiosamente dado los eventos de “Avengers: Infinity War” y otras películas de esta denominada fase 3, esta película se siente refrescante por lo sencillo de su planteamiento, cuenta una historia con AntMan y Wasp como únicos focos principales sin necesidad de estar hiperconectada a los eventos de Infinity War u otras producciones, incluso poco o nada da de justificaciones de porqué AntMan y Wasp no estuvieran en esa película. Ahora, respecto a este punto, solo les podemos decir que aunque la explicación de la ausencia de estos personajes en la lucha contra Thanos es muy vaga, no implica que Marvel Studios nos permita olvidar que Thanos existe y esto lo vemos en la primera de las dos escenas poscreditos.

“AntMan And The Wasp” es una película muy recomendada, no se basa en tragedias o en luchas de poderes o redefinición del superhéroe como la de otros personajes de Marvel, su premisa podríamos resumirla en gente buena queriendo hacer cosas buenas y lo hace de tal manera que aunque pareciera pequeña cumple en ser una aventura tamaño familiar muy divertida que deja bastante satisfacción en la audiencia e incluso una sonrisa – bueno… hasta que nos recuerdan que existe Thanos y las gemas y el guantelete y… -.




 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram