Especial Mubi sobre el crítico y director de cine Éric Rohmer. – Serie “Comedias y Proverbios”


Por Sandra M Ríos U
Twitter: @sandritamrios




Como manera de celebrar el centécisimo aniversario de Éric Rohmer, la gran plataforma de cine independiente Mubi ha preparado un especial dedicado a este crítico y cineasta clave del movimiento de la “Nueva ola francesa” de posguerra.

El especial se extenderá hasta diciembre con seis títulos que componen su propia serie titulada “Comedias y Proverbios”, ambientadas en los años ochenta y caracterizadas por historias de mujeres que en sus veintes tienen toda la vitalidad para buscar el amor, pero también están llenas de dudas, indecisiones y reflexiones morales que son abordadas por el cineasta con humor, picardía y frescura. Sus moralejas siempre son presentadas al inicio de cada una de ellas.


Si lo prefieres, escucha la lectura de esta publicación aquí:

Algunos lo llamaron el cineasta del amor, algunos como el maestro de los afectos, otros como el cineasta de la palabra (por su amor al lenguaje) y otros más como el cuentista de la imagen, a lo largo de sus 50 años de carrera sumó 27 películas que se agruparon esencialmente en tres series: “Seis cuentos morales”; “Comedias y proverbios”; y “Cuentos de las cuatro estaciones”. Todas esas intríngulis del amor eran las que movían el cine de Rohmer quien creía en ese adagio que dicta que “el corazón tiene razones que la razón no entiende” y que por tanto su filmografía se ocupó de mostrar esa “lucha entre la voluntad de infidelidad y la necesidad de fidelidad”. Su cine está cargado de retratos femeninos, renovando los relatos y centrándose en las relaciones personales.

Nacido el 21 de marzo en Tulle, Francia y fallecido el 11 de enero de 2010 a los 89 años de edad, su nombre de pila era Mauricie Henri Joseph Schérer. El seudónimo lo usó por la época en la que comenzó a publicar sus primeros ensayos y críticas cinematográficas. Fue licenciado en literatura y filosofía y ejerció como docente y periodista, publicando sus críticas en renombrados medios, entre ellos la emblemática revista Cahiers du Cinéma.

Para el también crítico Michel Cement, Rhomer junto a François Truffaut poseían las obras más coherentes de la Nouvelle Vague. Su debut como director inició en 1959 con la película en blanco y negro “Le signe du lion” (El signo de Leo), que no tuvo éxito comercial alguno, haciendo que retornara a sus críticas y a la realización de cortometrajes por tres años más. En 1962, lanza la primera serie “Seis cuentos morales”, que era una recopilación de relatos recogidos en un libro que después se convirtió en esta serie de películas  que tenían una constante: la historia de un hombre que busca a dos mujeres, y mientras está buscando a la primera se encuentra con la segunda.  Los títulos que integraron esta serie fueron: La panadera de Monceau (1962); La carrera de Suzanne (1963);  La coleccionista (1967);  Mi noche con Maud (1969),; La rodilla de Claire (1970);  y El amor después del mediodía (1972). Esta serie lo llevó a ser conocido internacionalmente, obteniendo una nominación al Oscar (Mi noche con Maud), un premio a Mejor Película en el Festival de San Sebastián (La rodilla de Clairey una mención especial en el Festival de Cine de Berlín (La coleccionista).  El título de esta serie estuvo inspirado en los “Cuentos morales para la instrucción de la juventud” de Jeanne-Marie Leprince, pero cambió el tono moralizante de la obra, hablando de complejidades morales. 

La segunda serie, que es la que le corresponde a este especial de Mubi, es la de Comedias y proverbios, que tuvo su inspiración en los proverbios “es imposible no pensar”, “los amigos de mis amigos son mis amigos”, o “el pez por la boca muere”, y planteó un universo femenino, contrario al primer ciclo.  Aparecen aquí los títulos: La mujer del aviador; La buena boda; Pauline en la playa; Las noches de la luna llena; El rayo verde y El amigo de mi amiga. Con este conjunto de películas Rhomer explora los infortunios de la vida, la búsqueda del amor y lo que esto significa junto a la felicidad.  Con esta serie también cosechó premios como el Oso de Plata en Berlín (Pauline) y el León de Oro en Venecia (Rayo verde).

En los noventa lanzó su última serie, los “Cuentos de las cuatro estaciones” que incluyó, a diferencia de las anteriores, cuatro películas: Cuento de primavera (1990); Cuento de invierno (1991), merecedora del premio FIPRESCI en Berlín; Cuento de verano (1996) y Cuento de otoño (1998), ganadora del premio al mejor guión original en el Festival de Cine de Venecia.  En este grupo de historias las estaciones son la metáfora a la recurrente observación sobre el amor, el desamor, la fidelidad y el azar. Su última producción la estrenó en 2007, tres años antes de fallecer.  Astrea y Celadón,  es una historia que toca el tema de los amores prohibidos,  siguiendo a dos jóvenes amantes. 

En CineVista estaremos reseñando  las películas que componen este especial y recopilándose en esta publicación (refresca el navegador para actualizar). 

 


 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram